lunes, 26 de julio de 2010

Campaña moviliza sociedad contra el regreso de Honduras a la OEA

Karol Assunção *
Adital -
El futuro de Honduras en la Organización de Estados Americanos (OEA) podrá ser decidido el próximo viernes (30). En esta fecha, durante la Asamblea General, los Estados -miembros votarán a favor o en contra del regreso de Honduras a la organización internacional. El país centroamericano fue suspendido de la OEA, en julio de 2009, a causa del Golpe de Estado ocurrido el mes anterior. Hondureños y hondureñas en resistencia siguen con la compaña contra la reinserción del país en la Organización.

Los Estados-miembros de la OEA, se reunirán extraordinariamente el 30 de julio en Asamblea General, con el objetivo de analizar el "caso Honduras" y decidir si el país regresa o no a la Organización. Por esta razón la población hondureña en resistencia, promueve la Campaña por el Pueblo de Honduras.

Opuesta al regreso del país a la Organización, la Campaña tiene como objetivo mostrar a los miembros de la OEA que la población Hondureña y de otros países también se opone al reingreso. La idea es movilizar a la sociedad nacional e internacional para rechazar el reconocimiento del actual gobierno hondureño por parte de la OEA.

Por esto, la Campaña pide que las personas solidarias con el pueblo hondureño envíen mensajes al e-mail de los representantes permanentes de la OEA, rechazando el regreso de Honduras al organismo. El propósito es que las manifestaciones sean enviadas hasta el próximo viernes, fecha en que los Estados- miembros se reunirán para discutir el tema. El correo electrónico de los representantes permanentes ante la OEA están disponibles en el sitio web de la Organización: (http://www.oas.org/pt/estados_membros/autoridades.asp).

Según la información de la Campaña, la reinserción de Honduras a la OEA tiene el apoyo del departamento de Estado de los Estados Unidos que, hasta ahora, consiguió "doblar" a representantes de 22 países, mientras que solo 9 mantienen su oposición. "Es una vergüenza que los gobiernos de muchos países tengan el descaro de vender a nuestro heroico pueblo por unas migajas, en muchos casos ni siquiera por migajas", se desahogan los integrantes de la Campaña.

Honduras tuvo el derecho de participación activa en la OEA suspendido el día 5 de julio de 2009. La decisión tomada por unanimidad, fue tomando a consecuencia del golpe de Estado que destituyó del poder a Manuel Zelaya, el día 28 de junio del mismo año. La población hondureña en resistencia es contra el retorno del país a la organización, porque considera que su reinserción significa reconocer al gobierno de Porfirio Lobo.

Además cree que antes de dar ese paso, es necesario tomar una actitud contra las represiones y violaciones a los derechos humanos que continúan ocurriendo en el país desde la instalación del golpe. El mismo pensamiento es compartido por las organizaciones de Jubileo Sur (Américas).

En comunicado divulgado el viernes (23), la red informó que rechaza todas las acciones promovidas con la intención de reconocer al gobierno de Porfirio Lobo y denunció los acuerdos realizados entre el actual gobierno hondureño y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para nuevos créditos.

"El FMI continúa con su política de financiar regímenes ilegítimos, generando así, deudas odiosas, las cuales el pueblo hondureño tiene pleno derecho a negarse a honrar y a pagar, porque no fueron hechas para su beneficio, más bien para beneficiar a los sectores que participaron y apoyaron el golpe de estado realizado el 28 de junio de 2009", reveló.

Traducción: Ricardo Zúniga

Fuente: Adital


Zelaya considera un "error" del SICA reincorporar a Honduras sin un consenso

El ex presidente de Honduras Manuel Zelaya consideró hoy un "error" de los gobernantes de Centroamérica y República Dominicana el reintegro de Honduras como socio de "pleno derecho" del SICA sin el aval de Nicaragua y pidió revisar esa decisión.

En una misiva leída en San Salvador por la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, el ex gobernante le escribió a los jefes de Estado del SICA "con el ánimo de conminarles a reconsiderar su intención de darle otro rumbo" a la región "a partir de la última cumbre". EFE

En una misiva leída en San Salvador por la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, el ex gobernante le escribió a los jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) "con el ánimo de conminarles a reconsiderar su intención de darle otro rumbo" a la región "a partir de la última cumbre".

Indicó que en la cita de la semana pasada en San Salvador se anunció la reincorporación del Gobierno de Porfirio Lobo "a sabiendas de que este no ha restaurado el estado de derecho" y los llamó a "enmendar el error en que bajo presión se incurre, sin considerar el alto costo" que tendrá para la democracia.

Señaló que la determinación sobre Honduras y el apoyo "sin más condiciones" a su reincorporación a la Organización de Estados Americanos (OEA) "rompe" una "regla de oro del consejo completo" acordada en 1990 con la firma del Protocolo de Tegucigalpa.

Argumentó que esa regla se incumplió con la ausencia de Nicaragua y señaló que el presidente Daniel Ortega "ha manifestado su determinación de que Honduras debe de cumplir una agenda mínima que conduzca a la restauración de la democracia" y ha expresado "su indisposición a aceptar un acuerdo ilegítimo".

"Las expresiones en que todos coincidimos y el sentimiento compartido de que las decisiones del Sistema deben ayudar a estabilizar la situación en Honduras no deben ser a costa de cubrir la impunidad y dejar en el poder a las fuerzas golpistas", añadió Zelaya en su carta, dada a conocer por su esposa.

Castro inició una visita a El Salvador invitada por organizaciones sociales.

Según Zelaya, derrocado en junio del año pasado por los militares hondureños y que vive en República Dominicana desde enero de 2010, "esta decisión debe ser condicionada a la restauración de la democracia en Honduras y por el consenso completo de Centroamérica".

"La regla es sencilla: se le dará al nuevo Gobierno reconocimiento de pleno derecho, en la medida en que el nuevo Gobierno reconozca al pueblo sus plenos derechos; eso es lo que hemos planteado cuando se nos solicitó por parte de la OEA como condiciones necesarias para regresar al Estado de Honduras al seno de la comunidad internacional", añadió.

El ex mandatario demandó, asimismo, que cese la persecución política judicial en contra de muchos altos funcionarios que lo acompañaron durante su administración y que, según dijo, se encuentran, como él, "condenados a un exilio".

Castro, quien tiene previsto permanecer en el país hasta el jueves, se reunirá con organizaciones sociales y visitará a la estatal Universidad de El Salvador (UES), entre otras actividades.

La llegada de la ex primera dama hondureña se produce después de que el ex presidente de facto de ese país Roberto Micheletti visitó El Salvador entre el 22 y el 23 de junio pasado, invitado por grupos de derecha.

Fuente: telecinco.es


“O no manda, o es un payaso” dice presidente de Colegio de Profesores a Porfirio Lobo

Red Morazánica de Información

Tegucigalpa. 26 Julio 2010. El presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), Jaime Rodríguez, dijo al titular del régimen de facto hondureño, Porfirio Lobo, que “o no manda, o es un payaso”, indignado por el engaño en que mantiene a los profesores, después de incumplirles sus pagos completos a los directores y secretarios departamentales despedidos ilegalmente.

La dirigencia magisterial ha convocado de emergencia a una reunión de Consejo Consultivo, para este lunes, a los 18 presidentes para movilizarse a Tegucigalpa a fin de definir, “de una vez por todas”, las acciones que tomarán contra la falta de resolución de la problemática educativa, a partir del próximo martes.

Rodríguez criticó que Lobo “ha demostrado ser irresponsable, que no tiene palabra”, y con “un apretón de manos”, dijo a los directores departamentales en huelga de hambre que les iba a cancelar el salario con dinero de la casa presidencial, mientras se dilucidaba el problema.

Pero, en las siguientes semanas, Lobo sólo les “salió con tres mil lempiras, para algunos de los reintegrados, y otros profesores no fueron incluidos. No habíamos pactado bonos”, satirizó Rodríguez.

El segundo incumplimiento, es respecto a un dictamen que respete la ley, los concursos y la estabilidad laboral. “se ha llamado al silencio y han empezado nuevas medidas represivas, esto es represión política y continua la persecución”, denunció.

“Están en un callejón sin salida, porque se dan cuenta que lo actuado por Ventura es ilegal, y le buscan una salida mediática, el gobierno no tiene interés en resolver el problema educativo”, dijo.

“Y están incumpliendo el sueldo, el pase y el salario minino que no ha sido definido todavía”, agregó el presidente del Copemh.

Rodríguez aseguró que el problema no es sólo de salario, sino “es un problema de injerencia política con la que el titular de la Secretaria de Educación, Alejandro Ventura, pretende hacer a un lado el estatuto de docente”.

Fuente: Vos el soberano


Honduras: manipulando los hechos no llegaremos nunca a la verdad y tampoco a la justicia

Correo electrónico Imprimir PDF

Buscan silenciar la verdad y la justicia

Conversando con Bertha Oliva de Nativí, coordinadora del COFADEH (Comité de los Familiares de los Detenidos Desaparecidos en Honduras), analizamos los hechos sucedido en la semana, examinando el panorama de Honduras.

Por : Ida Garberi *

“Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad”.

Cicerón

“Es absurdo lo que afirmó el presidente salvadoreño Mauricio Funes, en la declaración especial sobre Honduras de parte del SICA (Sistema de Integración Centroamericana), firmada también de Belice, Costa Rica, Guatemala, Panamá y República Dominicana, para motivar el OEA a readmitir Honduras entre sus socios, el dice que hay que readmitirlo por: su decidido respaldo y reconocimiento al compromiso y responsabilidad asumida por el presidente Constitucional Porfirio Lobo para garantizar el respeto a la institucionalidad democrática, la vigencia del Estado del derecho y el respeto de los derechos humanos en Honduras”, Bertha me dice.

“Y yo me pregunto: ¿pero cuál compromiso? Cuál con respecto del institucionalidad? En Honduras continuamos en la misma forma, la persecución política, sobre todo hacia las mujeres y los defensores y defensoras de los derechos humanos continua, más bien, quizás es empeorado. El problema es que no es cambiado nada desde los años 80, cuando los asesinos del escuadrón de la muerte B 3-16 se dedicaban a torturar y a matar; Billy Joya, uno de sus ejecutivos, es actualmente un asesor de Porfirio Lobo, el supuesto presidente que lucha por el respeto de los derechos humanos”, Bertha afirma, irónicamente.

“Por suerte también hay países amigos que defienden los derechos del pueblo, en efecto Nicaragua definió como ridículo y absurdo el tentativo del SICA de readmitir Honduras y promover su nueva entrada en el OEA. El presidente Ortega aclaró que sin el unanimidad de voto de los presidentes (y el presidente de Nicaragua no estaba presente en la reunión) no se puede hablar de integración centroamericana, quién firmó la declaración está violando el tratado de fundación del organismo”, continuo Bertha.

“Pero, estos presidentes centroamericanos, que fueron aconsejados indudablemente por los Estados Unidos, aplican la famosa frase de Joseph Goebbels, ministro de Hitler, que afirma que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

“Una demostración de las continuas amenazas, sobre todo a las activistas por los derechos de las mujeres, son los mensajes electrónicos recibidos por Gladys Lanza, coordinadora del grupo feminista Visitación Padilla, dónde le dicen que la matarán y las continuas persecuciones de carros sin placas delante de la sede de la asociación”, denuncia Bertha.

“Otra arma sucia de los supuestos defensores de la legalidad continua a ser el secuestro y la desaparición forzada de los opositores al golpe de estado cívico-militar, sus ejecutores siguen actuando como en el Plan Cóndor”, se emociona Bertha.

“Y para quedar impunes, para tratar de mantener válidas sus mentiras delante de la comunidad internacional, buscan de silenciar la verdad y la justicia, como hicieron matando al abogado Marco Tulio Amaya, un fundador del Frente de los abogados contra el golpe de estado, tratando de hacer aparentar el homicidio como un reglamento de cuentas entre narcotraficantes. Estoy segura que lograron saber dónde se encontraba su carro con sistemas electrónicos sofisticados, a lo mejor siguiendo su celular”, me confiesa Bertha.

“Bueno, nosotros y nosotras no renunciaremos a la tecnología, utilizaremos bastante engaños para defendernos y aceptamos el desafío de ofrecer la vida todos los días: no tenemos miedo y no nos pararemos”, termina muy decidida Bertha.

*periodista de defensoresenlinea.com

Fuente: Defensoresenlinea.com


Ruptura de relaciones entre Colombia y Venezuela Bullaranga y pullas que hacen mella

Juan Alberto Sánchez Marín

Lo esperado por el presidente Álvaro Uribe y su círculo, y lo más inesperado para el propio pueblo colombiano, se dio, al fin y al cabo: La ruptura de relaciones con la vecina Venezuela.

El gobierno colombiano venía buscando el estropicio desde hace años, en franca contravía con la propia realidad comercial, cultural y de vecindad de dos países que tienen una frontera común de más de 2400 kilómetros.

Se trata de un cuento viejo. Cuento, porque las pruebas alegadas por Colombia, sobre la presencia de campamentos guerrilleros en territorio venezolano, siempre han resultado un fiasco, puro cuento, que luego de mucha alharaca mediática terminan disolviéndose en el olvido y la nada. Y viejo, porque desde 2004, a conveniencia y según el biorritmo de Uribe, se machaca de tanto en tanto el asunto.

Primero se distanciaron los presidentes: de los abrazos forzados o fingidos se pasó en un abrir y cerrar de ojos a los improperios más fastidiosos. A poco, ante el riesgo del éxito, el de Colombia dejó al de Venezuela viendo un chispero en la mediación para la liberación de secuestrados de las FARC, que él mismo le había solicitado. Luego se enfriaron las relaciones entre los países, que bien pronto terminaron congelándose.

Y ahora, pues, acabó de romperse la ya rota cáscara de huevo de unas relaciones minadas sin tregua.


La iniciativa insidiosa, quién lo duda, siempre la ha llevado el gobierno de Uribe. La reacción, a veces a priori, en ocasiones oportuna, otras veces tardía, siempre le ha correspondido a Venezuela.

Si ha sido desproporcionada o la que corresponde, depende de la óptica de quiénes la atisban. Para la derecha colombiana, claro está, lo primero y más aún: Frente a la provocación de un cuerdo cuerdísimo, la reacción de un loco.

Para quiénes conocemos la etimología de frases como: el abarbechado Álvaro, don Berna Moreno, lauros de César Mauro, o el obnubilante Obdulio, la cosa no sólo es así de sencilla, es aún más simple: Tanto va el cántaro a la fuente, que al fin se rompe. En otras palabras: Tanto saboteó Uribe las relaciones con Venezuela, tanto agredió al vecino país, tanto tensó la cuerda, hasta que la rompió. La rompieron.

Los visos mínimos de acercamiento con Venezuela que venían dando el presidente electo colombiano Juan Manuel Santos, hablando de diálogo, y la nueva canciller, María Ángela Holguín, enviándole invitaciones al presidente Chávez para asistir a la posesión de Santos, fueron arrojados por la borda en un santiamén.

El gobierno de Uribe, a pocos días de dejar la presidencia, levanta el polvero que puede. Para que no se note tanto el previsible cambio en el manejo de las relaciones internacionales que necesariamente traerá consigo el nuevo gobierno. Para que de un día para otro no quede al descubierto la conducción burda que de ellas hizo Uribe. Para desaparecer de la agenda mediática los pasos y gestiones del nuevo gobierno, en la que ya casi se había olvidado el saliente, y, gracias a este “falso positivo” mediático, volver a encabezar los titulares de prensa, radio y televisión.

O para hacerle el juego al gobierno de los Estados Unidos, que usa a Uribe como peón de brega de su causa ideológica y como carga ladrillos en la tarea de fregar la unidad continental. O para salir de la Casa de Nariño con medio pueblo cerrando filas y aullando patrioteramente alrededor de un gobierno untado de paramilitarismo, corrupción y mafias. Mejor dicho, para ser ruin y repelente hasta la sepultura.

Roy Chaderton, el embajador venezolano, dio a entender que la OEA era un salón de vaqueros. Pero no: la bullaranga, las pocas nueces, eran los propios de una plaza de mercado de la región cafetera colombiana, donde el embajador Luis Alfonso Hoyos, una perla natural de “la perla de Oriente”, Pensilvania, que ni es Pennsyvania ni está en el ancestral Oriente, sino al oriente de Caldas, en la región paisa colombiana, hizo las de culebrero mayor, con su oratoria larga y redundante, sus circunloquios floridos, su entonación impostada y su garniel de Guarne lleno de pomadas a base de mera vaselina.

Daba pena verlo tratar de vender unas pruebas con fotos montadas quien sabe dónde, videos tomados vaya a saberse cuándo y mapas satelitales con puntos rojos bien remarcados, que no dejaban ver la nada que había debajo de ellos. Y más pena ajena dio verlo, oh casualidad, en el programa “La Noche”, del canal uribista RCN, afirmando que “la contundencia de las pruebas fue muy evidente”. ¿Cuáles pruebas? ¿Cómo contundentes? ¿Evidentes de qué?

Y ni hablar de la descocada petición final que el saliente embajador colombiano hizo ante la OEA. Hoyos pidió que se constituya una comisión de verificación internacional, que constante la presencia de las FARC en Venezuela, antes de 30 días. Una solicitud que, obviamente, se hace porque se sabe de antemano que no se puede aceptar bajo ninguna circunstancia. Nadie lo hace ni lo haría.

O, acaso, Colombia, como país llevado contra las cuerdas a una instancia internacional, aceptaría una “visita” de este tipo a su territorio, digamos, a las siete bases con presencia de militares y contratistas estadounidenses, algo que viola abiertamente la Constitución y puede ser alegado como un riesgo para los países vecinos. O, acaso, aunque el propio presidente Uribe lo prometió en UNASUR, el gobierno colombiano llegó a mostrar siquiera alguna fotocopia borrosa del tratado con los Estados Unidos.

Ha añadido Hoyos, refiriéndose a Venezuela: “Negarse a aceptar la verificación de campamentos en su territorio, es una confesión muy grande”. De verdad que hay que estar más versado en temas excesivamente parroquiales, de plaza de mercado; muy ducho en el asunto de las “familias en coacción”, o haber sido inhabilitado de por vida para ocupar cargos de elección popular por la Sala Plena del Consejo de Estado, para hacer una aseveración de tal calibre.

Ni el caballista Uribe, ni el megáfono gangoso de Hoyos, tienen idea de lo que es y significa la diplomacia internacional, como no sea para hacer de ella una mera alacena más en esa cocina llena de ollas y chocolateras que han vuelto a Colombia. Hace 200 años, por los menos, gritábamos por floreros. Ahora, ni eso.

Lo más peligroso de la temeraria denuncia llevada a la OEA, que ahora se amenaza con llevar a la Corte Penal Internacional, no es que sea falsa, que lo es, sino que tiene obvias premisas ciertas.

Me explico: Resulta indudable que todos los grupos al margen de la ley, que hacen su agosto en Colombia: guerrilleros, paramilitares y delincuentes comunes y no tan comunes, vayan y vengan por todas las fronteras nacionales, que apenas son una línea imaginaria en los mapas, y hagan presencia en Venezuela, en Brasil, en Panamá, en Perú, en Ecuador, y, digan si no, en las aguas internacionales de ambos océanos.

O sea, en donde quiera que haya límites con nuestro país, porque ni aquí se los ha acabado (como se afirma), ni se los querría acabar del todo (que es un negocio fructífero para tanto señor de la guerra), ni se los acabará (que las inequidades esenciales, que los modelos pregonados, pues no lo permiten); porque con los ataques a las guerrillas, éstas han visto en los países vecinos un espacio para recargar baterías; porque fenómenos como el narcotráfico hacen que los endebles bordes de la cartografía sean aún más difusos; porque esos confines geográficos son selvas espesas e inmanejables, en fin.

33 documentos, según el gobierno colombiano desencriptados de la dichosa computadora de Raúl Reyes, sustentan vínculos de las FARC con los gobiernos panameños de Mireya Moscoso (1999-2004) y Martín Torrijos (2004-2009).

"Tenemos información de que se utiliza por parte de redes de narcotráfico y logística de las FARC el territorio brasileño, como se utiliza el de muchos otros países", afirmó hace poco el sin par ministro colombiano de Defensa, ilustrísimo Gabriel Silva. El río Amazonas y "una ciudad de puerto libre como es Manaos", se usan para facilitar el tráfico de drogas y la logística de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Si hasta el propio ejercito colombiano, un estamento armado que se supone que no está al margen de las leyes nacionales e internacionales, viola las fronteras e invade el territorio de Ecuador, sin previo aviso al gobierno del país vecino, ¿qué podemos esperar de los grupos subversivos, los paramilitares, los narcotraficantes o cualquier delincuente, que tampoco se ciñen a normas ni acuerdos de ninguna clase?

A Venezuela, los paramilitares también han sido exportados. Desde 2003, se conformaron en el vecino país el grupo denominado las Autodefensas Unidas de Venezuela (Águilas Negras), el cual fue conformado con la asistencia de las Autodefensas Unidas de Colombia, y de cuya creación, como lo denunció la abogada estadounidense venezolana Eva Golinger, tendrían conocimiento Estados Unidos, el servicio colombiano de seguridad y la oposición venezolana.

En mayo de 2004, en los municipios de El Hatillo y Baruta, en las afueras de Caracas, fue desmantelado un campamento que acogía a más de 100 paramilitares colombianos, que "tenían previsto realizar asaltos masivos a guarniciones militares", según el general Jorge Luis García Carneiro, el entonces ministro de Defensa venezolano.

La presencia paramilitar se ve acentuada en aquellos estados venezolanos en poder de la oposición al presidente Chávez, en particular, los fronterizos de Zulia, que comprende la cuenca petrolífera del Lago de Maracaibo, la más importante del país y el primer centro refinador, y Táchira, otra importante región clave para el intercambio comercial entre ambos países.

O sea, nos referimos a unas circunstancias que trascienden los propósitos en el papel y se enmarcan en unas condiciones geográficas particulares, de las cuales, por arte del discurso y del embrollo, salen las pruebas que se quieran, para lo que se quiera. Y donde se señala con el dedo acusador al que también se quiere: ¡Vaya, ni a Panamá, ni a Brasil! ¡A Venezuela! Un país que ideológicamente adelanta un proceso que resulta irreconciliable con las posturas cerriles de nuestra élite gobernante.

No sería muy inteligente un servicio de inteligencia que creyera que ahora sí son ciertas y útiles unas pruebas que en ocho años sirvieron nada más que para despistar. Claro que no. A pocos días del anhelado adiós presidencial, es la inteligencia puesta al servicio del fin político y la brutalidad.

Ese es el peligro: llevar al país a las puertas de una confrontación militar con un país próximo, y agudizar la problemática de colombianos y venezolanos que no tienen fronteras porque las habitan. Y todo, en el mejor de los casos, a partir de internacionalizar y judicializar unas relaciones de manera precipitada, o, en lo más creíble, en una cabeza fría que atiende a un intrínseco y dañino afán camorrista.

Y entonces, sostienen los medios, el país cierra filas en torno al presidente saliente. ¿El país? No, desde luego que no. Son apenas unos árboles resecos y robustos que no dejan ver el bosque.

Luis Carlos Villegas, Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), dice que “el gobierno del presidente Uribe, hasta el 7 de agosto, tendrá todo el apoyo del sector privado en las acciones que ha querido adelantar ante la Organización de Estados Americanos, y el nuevo gobierno del presidente Santos también tendrá todo nuestro apoyo si considera que hay que darle nuevas orientaciones a esa relación con Venezuela".

Es decir, apoyo porque sí y porque no, apoyo a Álvaro y a Juan, o todo lo contrario. Y, ¿cómo no? Si es la ANDI, que no queda ni en Cúcuta ni en Maicao, que agrupa a los grandísimos empresarios de Bogotá, Medellín, Cali o por aquí cerca, y a lo más pudiente de sectores como el industrial, el financiero, el agroindustrial, de alimentos, comercial o de servicios, como ellos mismos lo indican.

O Guillermo Fernández de Soto, Canciller durante el gobierno de Andrés Pastrana, quien ha hecho parte del servicio diplomático del gobierno Uribe y actúa como Presidente del Comité Jurídico Interamericano de la OEA, Y que funge como analista equilibrado e independiente en RCN, en un descaro personal sólo equiparable a la desvergüenza constante de que hace gala el propio canal.

O Alejandro Ordóñez, el Procurador de faltriquera de Uribe, que llama a “rodear al presidente en estas épocas duras”, a “demostrar que hay unidad y fortaleza y que…” Bueno, qué importancia va a tener lo que resta del necio rezo del Absolvedor oficial.

Y estas perlas de Luis Guillermo Plata, el ministro de Comercio, Industria y Turismo: “Es más importante la dignidad que el comercio. Al final del día, habremos ganado”. Como si fuera digno para un ministro de tales ramos ser tan sapo, y, asimismo, desconocer a la ligera la magnitud de la crisis imperante, no desde ahora, sino desde hace años: desde mucho antes de que él fuera ministro, cuando ya saltaba matojos en Proexport por similares razones.

Para no seguir, dícese: el país entero: los grandes empresarios, unos cuantos políticos proficientes, varios adalides gazmoños, algunos analistas tributarios, los ricos bien habidos y los riquísimos no tanto, y, claro, también las huestes de necesitados que confunde ese nefasto flautista de Hamelin que son los medios.

Mientras, Venezuela cierra fronteras o habla de hacerlo; mueve ejército y tanques, o habla de hacerlo, y los funcionarios del gobierno colombiano hablan entonces de seso y juicio, ante todo. Los que, minutos antes, si los hubo nunca fueron, y, si lo fueron, jamás se usaron.

Jorge Bermúdez, desde Perú, dice que en el combate al terrorismo hay que “ser firme y prudente”. Un mal chiste del chispeante canciller. Otro "bobo" más entre la lista de bobos e ineficientes que ha sido la tríada de cancilleres de Uribe, según un inesperado atino de Armando Benedetti, el recién elegido presidente del Congreso.

Y César Mauricio Velásquez, Secretario de Prensa de Presidencia, poniendo su mejor cara de cura, indica a los periodistas que, de parte de Colombia, "siempre habrá fraternidad". Una buena chanza del manso cleriguito.

Y la verdad que acontece paralela, ni por suerte, los medios la mencionan. Y en tanto que se le dan vueltas y revueltas al asuntillo de marras, el país real que desaparece:

En Barrancabermeja, la marcha: Siete mil personas conmemoraron el Bicentenario de los pueblos del nororiente colombiano, en el más absoluto y descarado mutismo nacional.

Vecinos de La Macarena (al sur de Colombia) denuncian que existe una fosa común con restos de centenares de personas, cerca de un batallón del Ejército, un día después de que la Cancillería indicara que, según investigaciones de la Fiscalía, no existen señales de su existencia. Como señala la agencia EFE, “los pobladores hablaron ante un grupo de congresistas de oposición y miembros del cuerpo diplomático, que viajaron a La Macarena para conocer estas denuncias, en una audiencia pública”.

Se trataría de la fosa común más grande hallada no sólo en Colombia, sino en América Latina. Un reporte de la Procuraduría advierte que dos mil personas estarían enterradas. Otras versiones hablan de cuatrocientas. En cualquier caso, cifras escandalosas, aberrantes.

Colombia, entre los seis países con mayor desigualdad en el mundo. La situación es de tal magnitud que el país figura entre los de peor distribución del ingreso en el mundo, sólo superado en América Latina y el Caribe por Brasil, Ecuador, Haití y Bolivia.

Al mismo tiempo, el ex director de inteligencia del DAS, Fernando Alonso Tabares, sostiene que Bernardo Moreno, Secretario General de la Presidencia, le manifestó el “interés” del presidente Uribe para que el DAS lo mantuviera informado sobre “cuatro temas específicos”: Corte Suprema de Justicia, Gustavo Petro, Piedad Córdoba y Daniel Coronell, director de Noticias Uno, dándole continuidad a lo que se venía haciendo con anterioridad a los magistrados y a los senadores Petro y Córdoba.

Tabares involucró de manera directa a funcionarios de la Casa de Nariño y el DAS en los casos “Job” y “Tasmania”, en reuniones efectuadas en la propia casa presidencial, para afectar al magistrado Iván Velásquez, entre 2007 y 2008. Señaló la infiltración a la Corte Suprema de Justicia, con el fin de desprestigiar a la institución, y se refirió a una reunión en la Casa de Nariño, para hacerle seguimiento a la relación de Ascencio Reyes con los magistrados de la Corte, en la que estuvieron presente Bernardo Moreno, y los ex asesores Jorge Mario Eastman y José Obdulio Gaviria, con el mismo propósito de desprestigiar a la Corte.

Eso no es todo. Tabares también se refirió a la orden de realizar unas diligencias en unas notarías contra Ramiro Bejarano, abogado del magistrado Valencia Copete, “en cumplimiento de instrucciones de la Casa de Nariño, con el fin de apoyar la labor que realizaban los abogados defensores del señor Presidente de la República”. Y habló del montaje para vincular a la ex congresista Yidis Medina con la guerrilla del ELN, ante la entrevista concedida por esta al periodista Daniel Coronell, en la que acusa al gobierno de Uribe de soborno y tráfico de influencias para conseguir la reelección presidencial.

Y nada de esto en ninguna parte. La pamplinas aquí y acullá lo acallaron todo. Hasta la vana bulla del Bicentenario se hizo notar.

El 20 de julio de 1810 ocurrió un montaje a la criolla, una especie de “falso positivo” llevado a cabo por conjurados locales santafereños, en la que todo estaba premeditado para armarle la gresca al tendero español José González Llorente y armar el acabose. Los criollos pudieron hacer parte de la Junta Suprema de Gobierno, pero el presidente sería el mismo Virrey Amar y Borbón. Porque, en realidad, nunca se trató de "abdicar los derechos imprescriptibles de la soberanía del pueblo a otra persona que a la de su augusto y desgraciado Monarca don Fernando VII", como lo apunta la misma "Acta de Independencia".

200 años después, la historia se repite, ahora como comedia, en el seno del Consejo Permanente de la OEA, y, ojalá los hados no lo permitan, podría darse en otras instancia internacionales, como la Corte Penal Internacional, según las amenazas ya lanzadas al desgaire:

Un simple aullido mediático, que no nos independiza de nada ni de nadie, ni nos otorga el menor decoro, sino que, por el contrario, ratifica la dependencia y el vasallaje al imperio de los Estados Unidos. Pues de verdad que acá tampoco se trata de "abdicar los derechos imprescriptibles de la soberanía del pueblo a otra persona que a la de su augusto y desgraciado Monarca don Barak Obama y los halcones".

Y al bum del último volador en la conmemoración del bicentenario de un grito ahogado, entre revistas militares y televisivas y desconciertos musicales, el ton ni son del discurso de Uribe sobre los logros obtenidos durante ocho años de mandato, y el infaltable alfilerazo contra Venezuela: “para hablar sinceramente de hermandad, no puede haber criminales de por medio”.

Y al fin, plenamente de acuerdo, señor Presidente: Por eso, nada más que por eso, es que habrá que esperar hasta el próximo 8 de agosto, cuando usted no esté pataleando al medio ni en los medios. Para que el nuevo gobierno, que a tantos embelecos suyos les dará continuidad, por los menos vea que puede hacer algo distinto en cuanto a la relación de Colombia con la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Fuente: juanalbertosm.blogspot.com - Vos el soberano

El gobierno de Costa Rica participa de plan USA para intervenir a Venezuela, y “secuestrar o asesinar” al Presidente Chávez

Red Morazánica de Información
Correo electrónico Imprimir PDF

Tegucigalpa. 26 julio 2010. El Ministerio de Información y Comunicación de Venezuela denunció, hoy, que el desembarque de siete mil soldados de Estados Unidos en Costa Rica, con el pretexto de “lucha contra el narcotráfico”, es también parte de un plan contra Venezuela, según le habría sido informado al presidente Hugo Chávez, por fuentes estadunidenses.

Colombia y Costa Rica participarían como "fuerza de contención" para una eventual agresión contra territorio venezolano, su Gobierno y su Presidente, anunció Chávez.

“Estados Unidos está acelerando la etapa de ejecución y eso va unido al desplazamiento de una fuerza de contención, como ellos lo llaman, hasta Costa Rica […]”, dice el documento.

“Ellos evalúan la reacción de las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarais de Colombia] y del ELN [Ejército de Liberación Nacional], así como de los cubanos y de los nicaragüenses; y sacaron como conclusión que los colombianos sólos no podían ejecutar la operación en corto tiempo, de manera que decidieron involucrase directamente cuando el conflicto se dé”, explica la fuente.

La intervención directa del gobierno de Estados Unidos se propondría una operación militar para “secuestrar o asesinar” al presidente Hugo Chávez, y derrocar al gobierno constitucional, conforme una carta que él recibiera el 23 de julio de 2010.

El texto del documento señala que “la fase de la preparación de la comunidad internacional con ayuda de Colombia está en plena ejecución (…), lo del jueves en la OEA es parte del plan inicial, sólo que lo adelantaron”, indicó la fuente.

“Lo del jueves”, se refiere a las acusaciones del gobierno colombiano a Venezuela, sobre que este último país estaría albergando en su territorio a las FARC.

“Lo que están viendo ahora y está pasando recientemente, es parte del plan integral, nada está pasando sin tener conexión, todo está previamente estudiado y de acuerdo a la estrategia trazada”, revela la carta.

“La verdad es que su misión es la de apoyar las operaciones militares de manera abierta”, dice la carta enviada al presidente venezolano, Hugo Chávez.

El contenido de la misiva fue hecho público por Chávez, durante su discurso pronunciado en el Panteón Nacional, en el acto conmemorativo del Natalicio del Libertador, Simón Bolívar, aseguró que esa fuente le ha avisado antes de varios acontecimientos, “incluso antes de 2002”.

Fuente: resistenciahonduras.net


Abundancia de pruebas


Las declaraciones públicas del doctor Enrique Ortez Colindres, quien fue secretario de facto en el Despacho de Relaciones Exteriores al comienzo de la dictadura de Micheletti, confirma lo que ya todo el mundo sabía: que lo sucedido el 28 de junio/09 fue un golpe de Estado militar. Esto es algo que no debería sorprender a nadie.

“Los militares son los que hacen que corra la cadena jurídica y lo ponen”, a Micheletti en el taburete presidencial, y eso es exactamente lo que sucedió ese nefasto día del rompimiento constitucional e institucional en que se creó la más profunda y corrosiva crisis política en la historia de Honduras.

Esas declaraciones del ex-canciller Ortez Colindres merecen la concentrada atención de la nación, de los organismos encargados de establecer la verdad sobre este golpe de Estado militar y de los historiadores, porque provienen de un protagonista importante en esos acontecimientos, y, también, porque contribuye a poner los hechos y sus consecuencias en su justo lugar.

TIEMPO, el Diario de Honduras, fue el primer medio de comunicación que, consciente de lo sucedido, calificó la asonada del 28 de junio de golpe de Estado militar, en el mismo momento en que los demás participantes y comparsas del atentado se afanaban en inventar la figura de “la sucesión constitucional” para disfrazar de legalidad el delito cometido de traición a la Patria.

La comunidad internacional, representada en este caso por el SICA a nivel centroamericano, por la OEA en el ámbito continental y por la ONU en la dimensión mundial, no dudó en proceder al aislamiento de Honduras bajo régimen golpista. Estados Unidos, sin embargo, tardó, unilateralmente, en calificar el golpe de Estado, y, por razones --que tampoco se ignoran--, nunca admitió la factoría militar del rompimiento del Estado de Derecho.

A los pocos días de haberse consumado el atropello a la constitucionalidad y de tomar cuerpo la resistencia popular al golpe de Estado, era evidente la sumisión del Legislativo y de la Corte Suprema de Justicia al Poder Militar.

Una confabulación, además, respaldada por los sectores de la ultraderecha local –empresarios y capos religiosos—en connivencia con la ultraderecha norteamericana, cubano-norteamericana y venezolana que prácticamente elaboró, financió y dirigió la campaña mediática para formar una opinión pública favorable al golpe. Como resultado de esa campaña tenemos la exacerbada polarización política y social en la familia hondureña, con perspectiva de encarnizada lucha de clases.

Ante la contundencia de los hechos, y en función de la verdad histórica –que no siempre la escriben, como se dice, los vencedores--, sería peregrino considerar que las afirmaciones del ex-canciller del gobierno de facto de Micheletti no tienen carácter vinculante, como si se tratara de un juicio jurídico y no de un juicio político. ¡Claro que esas declaraciones tienen un valor vinculante en lo que importa, que es la verdad, a secas, y no la verdad jurídica acomodada a artificios procesales!

Dentro de esa verdad que a todos interesa, está el hecho infortunado y anti-histórico, de que Honduras, con el golpe de Estado del 28 de junio/09, fue sumergida en las oscuras profundidades de la re-militarización del Estado y de un sistema de comunicación social entregado a deformar el pensamiento colectivo de los hondureños en un modelo de sociedad autocrática y presa de la explotación oligárquica.

Fuente: tiempo.hn


Militares golpistas de Honduras invitados a Conferencia de Defensa Latinoamericana sin importar reintegro en OEA

Red Morazánica de Información.
Correo electrónico Imprimir PDF

Tegucigalpa. 26 julio 2010. La reunión preparatoria para la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, realizada en Santa Cruz, Bolivia, resolvió invitar a Honduras como “una expresión de paz y solidaridad”, a pesar de estar en discusión todavía la readmisión del país en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Y sin considerar tampoco que las Fuerzas Armadas de Honduras ejecutaron el golpe de Estado de junio de 2009, junto a un grupo de empresarios y políticos; serán invitadas a la IX Conferencia para hablar de tres ejes que esa institución ha violentado: paz y conflicto en las Américas; democracia, sociedad y Fuerzas Armadas; además, de Defensa Nacional y desastres naturales.


Se anticipan a explicar que aguardan a que la OEA "determine reintegrar a Honduras a su seno"; y en el caso de Cuba, la convocan en "calidad de observador".

Contrario a lo sucedido en Honduras, donde Estados Unidos es considerado actor principal en el Golpe, las autoridades de defensa bolivianas anunciaron que propondrán como "principio hemisférico la no agresión y no injerencia de otras potencias en actividades internas de los países".

Además de “prohibir la instalación de bases militares de fuerzas extranjeras” porque representan " un riesgo" para el país y para la región donde se instalan.

Estados Unidos instaló recién, siete bases militares en Colombia, en el segundo semestre de 2009, y estarían instalando dos nuevas bases militares en la región Caribe de Honduras.

Abordarán la trasparencia de los egresos militares de los estados. En Honduras, el presupuesto de las Fuerzas Armadas se incrementó sustancialmente después del golpe de Estado, y no se conocen informes nacionales de gastos.

La Reunión Preparatoria propuso a Uruguay como sede de la X Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas que debe realizarse en 2012.

Desde 1995, la Conferencia Ministros de Defensa de las Américas se realiza cada dos años. La anterior, que acordó la sede para Bolivia en el 2010, se desarrolló en Canadá en 2008.

Fuente: ResistenciaHonduras.net


A 57 años del Moncada, Latinoamérica sigue el ejemplo de lucha del pueblo cubano

Asociación de Amistad Honduras - Cuba
Correo electrónico Imprimir PDF


“Esta gran humanidad ha dicho basta y ha echado a andar. Y su marcha de gigantes ya no se detendrá hasta conquistar su única, verdadera e irrenunciable independencia”

Segunda Declaración de La Habana

Hermanas y hermanos cubanos.

Hace 57 años se inició la gesta heroica que habría de transformar la historia de los oprimidos del mundo. Con el asalto al Cuartel Moncada, en aquel entonces bastión de la dictadura Batistiana en el oriente de Cuba, los valientes jóvenes que arriesgaron y ofrendaron su vida por la libertad de su pueblo, no podían saber que su ejemplo sería piedra fundacional de una nueva etapa por la dignificación de los pobres no sólo en su propio país, sino en la patria grande latinoamericana y en todo el mundo oprimido por sistemas de explotación colonial e imperialista.

Lo que se fundó el 26 de julio de 1953, inspirado en el más sublime humanismo del apóstol José Martí, llevado a cabo por una generación de hombres y mujeres entregados a la lucha y conducidos impecablemente por el Comandante Fidel Castro, se ha convertido en el faro que seguimos quienes creemos en un nuevo mundo mejor. No hay sacrificio demasiado grande ni esfuerzo inútil, cuando se sabe que puede conseguirse una sociedad donde todos tengan derecho a la dignidad, donde todos puedan contar con salud, educación, seguridad, libertad y plena soberanía.
Los hombres y mujeres nuevos que dio a luz la Revolución Cubana, son todos y cada uno ejemplos de esa nueva sociedad que buscamos en todas las partes el mundo. Una sociedad en la que las prioridades sean la satisfacción de las necesidades básicas y la felicidad de todos y todas y no el interés de acumular riquezas y poder.

La participación de internacionalistas cubanos para atender desastres humanitarios y asistir sistemáticamente a comunidades pobres donde sea requerido, son muestras de que es posible lograr que la solidaridad prevalezca sobre el egoísmo que impone la sociedad capitalista.
En Honduras sabemos bien de ese ejemplo, lo vivimos con la inmensa colaboración desinteresada que nos brinda el pueblo cubano cada día y en todas partes del país. Ayuda que se da sin tener cobertura de los medios de comunicación, que no está sujeta a ningún pacto comercial y que se entrega al mismo tiempo que se comparte el inmenso amor a la humanidad que se siembra en una sociedad genuinamente socialista.

No podemos dejar de mencionar a los cinco héroes prisioneros del imperio, paradigmas del sacrificio y la lucha por una sociedad nueva. A ellos se les mantienen rehenes en prisiones de los Estado Unidos por defender a su patria de los ataques terroristas de una mafia corrupta y criminal. Para ellos exigimos libertad y manifestamos que los hondureños y hondureñas sentimos como propias las injusticias que se cometen en su contra, que representan actos desesperados de tortura contra todo un pueblo que no pudo ser vencido con sabotajes, intervenciones y un bloqueo económico genocida.

Hoy, el imperialismo amenaza con guerra a varios pueblos del mundo, muestra desafiante su poder nuclear contra Irán y Corea del Norte, aumenta su presencia militar en Latinoamérica, busca, aunque inútilmente, fortalecer la posición de sus fuerzas de ocupación en Iraq y Afganistán. En Centroamérica somos también víctimas de esa realidad con la presencia de una abrumadora fuerza militar en Costa Rica y la instalación de dos nuevas bases militares en nuestro país.

Se intenta con ello mantener la hegemonía económica y política de Estado Unidos en el mundo y detener los procesos de transformación estructural que vive nuestra patria grande. Cuba y Venezuela son blancos principales de esta ofensiva, por cuanto sus revoluciones se consolidan y avanzan. Por ello declaramos que así como mantenemos un proceso de lucha contra la dictadura que se instaló a partir del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, también sabremos ser solidarios con los pueblos latinoamericanos que estés en riego de intervención por parte del imperialismo norteamericano.

Hace dos días conmemoramos el 227 natalicio de El Libertador Simón Bolívar, que supo vislumbrar desde aquellos tiempos la terrible amenaza que se cernía contra nuestros pueblos tan cercanos a la potencia imperialista. Hoy su ejemplo nos llama a mantenernos alertas contra las intenciones por retomar nuestro territorio como plantación o campo de extracción de riquezas y trabajo.

Latinoamérica, sus pueblos, sus líderes conductores, sus procesos revolucionarios, sabrán responder al ejemplo del Moncada. Al unísono los explotados, los pobres y los que hoy construyen nuevas sociedades estamos prestos a Vencer o Morir por un futuro justo e igualitario.


¡Viva la Revolución Cubana!

¡Vivan Fidel y Raúl!

¡Viva el socialismo!

Asociación de Amstad Honduras - Cuba

Tegucigalpa, M.D.C. 26 de julio 2010

Feministas en Resistencia condenan persecución contra Gladys Lanza

Dina Meza
Correo electrónico Imprimir PDF

FER: Tras el golpe de Estado hay un escalada de violencia contra las mujeres

Denunciamos y repudiamos las amenazas a muerte como la persecución electrónica en contra de la Compañera Gladys Lanza, Coordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres por la paz Visitación Padilla, expresa la organziación Feministas en Resistencia, FER, en un comunicado difundido este lunes.

Las FER demandaron del Gobierno hondureño tomar las medidas necesarias para garantizar la vida de Lanza. Asímismo, garantizar la protección efectiva a todas las miembras del del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla.

Revelamos que la violencia contra las mujeres no cesa y se acrecienta, quienes, además de ser perseguidas, violadas, o asesinadas, hoy se les aplica nuevas modalidades de tortura psicológica, señalaron en el documento.

A continuación el texto completo del comunicado:

Las Feministas en Resistencia

Ante el pueblo hondureño y la comunidad internacional comunicamos:

Ante la escalada de la represión, la persecución y la guerra psicológica de la que son víctimas las/os miembras/os del Frente Nacional de Resistencia Popular declaramos que:

1. Tras el golpe de Estado del 28-J la escalada de la violación de los derechos humanos por parte de los órganos represivos del Estado no ha cesado y, antes bien, día a día va en aumento sin que se vea la menor evidencia de que el Gobierno de Porfirio Lobo Sosa tome medidas encaminadas a investigar y castigar estos crímenes cometidos contra el pueblo en resistencia pacífica.

2. Revelamos que la violencia contra las mujeres no cesa y se acrecienta, quienes, además de ser perseguidas, violadas, o asesinadas, hoy se les aplica nuevas modalidades de tortura psicológica.

3. Denunciamos y repudiamos las amenazas a muerte como la persecución electrónica en contra de la Compañera Gladys Lanza, Coordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres por la paz Visitación Padilla, hechos vinculados directamente con la publicación de un comunicado en el que esa organización censuraba la militarización del Estado de Honduras a partir del golpe de Estado.

En los últimos días las amenazas contra Gladys Lanza han ido en aumento

Por tanto, demandamos:

1. Del Gobierno hondureño a tomar las medidas necesarias para garantizar la vida de Lanza. Así mismo, garantizar la protección efectiva a todas las miembras del del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla,

2. De todas las organizaciones de mujeres de Honduras y del mundo unirse a nuestras voces que, a un año del golpe de Estado, continuamos exigiendo respeto a los derechos humanos de las/os ciudadanas/os de nuestro país

3. Apoyo solidario a las compañeras del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla quienes luchan al lado del pueblo hondureño por la restauración de la democracia.

¡Por la libertad y el respeto a la vida del pueblo en resistencia¡

¡Ni golpes de Estado ni golpes a las mujeres!


¡Por la emancipación de la mujer y de todos los oprimidos!


Fuente: Defensoresenlinea.com


Bases del FNRP discutirán propuesta de estatutos y plan Zelaya, dice Secretario Ejecutivo

Red Morazánica de Información.
Correo electrónico Imprimir PDF

Tegucigalpa. 26 julio 2010. El Secretario del Comité Ejecutivo del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), Edgardo Casaña, anunció que los documentos de propuesta para un Plan de acción y estatutos, enviados por Manuel Zelaya, que le fueron entregados por el asesor de éste, Rasel Tomé, deberán ser discutidos por las bases aglutinadas en la Resistencia.

Los documentos, fueron traspasados por Tomé, a Casaña, durante un acto de solidaridad de apoyo a la huelga de hambre que mantiene el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Sitraunha), por más de 80 días.



Rasel Tomé expresó: “hoy me corresponde hacer entrega, a Edgardo Casaña, de los documentos que envía el Coordinador General… que envía Manuel Zelaya, soy portador de un saludo revolucionario, de resistencia, un saludo de lucha del comandante Zelaya”.

Añadió Tomé: “Este Plan tiene como propósito establecer aspectos importantes como la organización y toma de decisiones, que definan el carácter y la declaración de principios de la estrategia ante los medios de comunicación. Y dar vida y renovar la unidad del Frente. Y, viene una propuesta de elección de diputados a la Constituyente que se convocará”.

Explicó que la documentación refiere, “los estatutos, la programación, el proceso y contenido y la forma, en que verdaderamente tienen que surgir los diputados de la Constituyente”.

Y, además, agregó “para que proceda [el FNRP] al análisis y discusión de las idea que manda Zelaya”.

Casaña, Secretario general del Comité Ejecutivo, expresó e el acto: “Vamos a iniciar diciendo… ¡a 389 días de lucha aquí nadie se rinde, y a 82 días de huelga de hambre, aquí nadie se rinde! Que mejor escenario que, en donde podamos recoger un escenario de dignidad, que la huelga de hambre del Sitraunah”

Continuó: “Que mejor escenario para venir a decir que como magisterio como FOMH [Federación de Organizaciones Magisteriales], y como FNRP, damos por recibido el documento del cual, el Frente ha dicho a todos -vayan y reprodúzcanlo, quien tiene acceso, vaya y entréguenlo al pueblo para que los corrija y los haga suyos”.

Casaña concluyó diciendo, “Que toda Honduras vaya y lo discuta y los lleve hasta los últimos espacios”.

Fuente: ResistenciaHonduras.net


Costa Rica: Plataforma Blanca para la agresión militar a Venezuela

Níkolas Stolpkin

Costa Rica se está aprestando para ser utilizada como una Plataforma Blanca, por parte del Imperio Norteamericano, para llegado el momento preciso o indicado éstos puedan agredir o invadir militarmente la República Bolivariana de Venezuela. ¿Qué más avance podría haber desde Costa Rica?

Luego de la vergonzosa aprobación por parte de la Asamblea Legislativa de Costa Rica (01 de Julio), con la presencia de 39 diputados, 31 a favor y 8 en contra, que permitirá el ingreso de aproximadamente 13 mil “marines” estadounidenses conjuntamente con “46 buques de la armada”, un portaaviones más 200 helicópteros, dizque para combatir el narcotráfico, nos permite visualizar futuros panoramas dentro de la región de futuras agresiones militares. ¿Qué tan grande es el volumen de producción de droga en Costa Rica en comparación con países como Colombia o Perú? ¿Costa Rica representa algún peligro para la región en cuanto al tráfico de estupefacientes como para llenar de militares extranjeros y de tamaña fuerza militar? Que nosotros sepamos no representa el más mínimo peligro en rangos generales, lo que nos hace pensar de que se trataría de BLANQUEAR un propósito que ya ha sido puesto en la agenda del Imperio: agredir o invadir militarmente a Venezuela.

Bien hubiera sido, y no nos hubiera sorprendido, de que lo mismo que está sucediendo con Costa Rica (con dicha aprobación) se hubiese aplicado de igual forma en Colombia, sabiendo de antemano las “cercanías” que se tiene con dicho Estado. Sin embargo, Colombia era el lugar menos indicado, ya que por razones obvias levantaría inmediatamente las sospechas de que todo apuntaría a Venezuela y no al narcotráfico.

Avance Imperial

Seamos objetivos. El confiarse de que el Imperio no pueda atacar a Venezuela, estando en Irak o Afganistán o en medio de una Crisis estructural del Capitalismo, sencillamente es ingenuidad. Tienen perfectamente la capacidad para hacerlo, de la misma forma que se siguen manteniendo sus numerosas bases militares regadas por el mundo. Por algo se sigue manteniendo establemente y en ascenso las astronómicas sumas de dinero en el presupuesto de “Defensa” de EEUU. ($661,000 millones, 2009. Fuente: SIPRI).

Con este nuevo paso EEUU se afianza militarmente aún más dentro de América Latina (Nota 1: Segunda Directriz: Despliegue de Fuerza Militar, iniciado con la activación de la IV Flota, y posteriormente con la invasión militar a Haití con el pretexto de la “Ayuda Humanitaria”; ahora dicho avance tendrá lugar en Costa Rica bajo el pretexto de la “Lucha contra el Narcotráfico”), pero, por sobre todo, significa un nuevo paso dentro del arrinconamiento militar a la República Bolivariana de Venezuela (Nota 2: Primera Directriz: Asentamiento de Bases Militares en Aruba, Curazao, Colombia y Panamá, con el pretexto de la “Lucha contra el Narcotráfico” y la “Lucha contra el Terrorismo”), y todo hecho “inteligentemente” con los subterfugios de luchar contra el “Narcotráfico” o el “Terrorismo”.

Y hay que dejar en claro una cosa: la clase política dominante en Costa Rica no es que de ella haya nacido la “brillante” idea de todo esto. No. Ellos de ningún modo han tenido esa iniciativa, sino que la ha tenido el propio Imperio Norteamericano (ya la embajada de EEUU en Costa Rica había elevado la solicitud de “permisos” el 21 de Junio del presente año, entregado al Poder Ejecutivo).

Ningún país lacayo del Imperio podría tener ese tipo de iniciativas. Los países lacayos del Imperio están sencillamente para obedecer a sus verdaderos amos. Los países independientes políticamente, en cambio, no tendrían la desfachatez de aprobar algo tan vergonzoso (entrega de soberanía) a espaldas de su pueblo. Todo, menos eso. ¿Se imaginan al Senado estadounidense aprobar el ingreso de tropas militares y navíos por parte de una fuerza extranjera para supuestamente contribuir a poder frenar el tráfico de drogas?….. Claro que sería imposible. Eso sólo podría suceder en países dependientes política o económicamente.

Por lo que, los “artífices” de que se haya aprobado dicha intervención (diputados miembros de los partidos Liberación Nacional, Renovación Costarricense y Movimiento Libertario), no merecen otra cosa que tenerlos prestos para rendir cuentas ante el pueblo costarricense, uno por uno. ¿Habría que dar una mejor explicación? El pueblo costarricense no se puede dar el “lujo” de tener semejantes traidores a la patria y menos que puedan caminar tan libremente.

Fuente: Stolpkin.net

28 de junio: argumentos y debate

HECTOR MARTINEZ

Nuestra nación es otra después de aquellos acontecimientos. No es para menos; lo del 28 de junio del 2009 ha marcado una nueva era en la conciencia ciudadana, a grado tal, que unos han despertado del sopor intelectual en el que habían caído después de la crisis del socialismo en 1989. Otros ya habían agotado sus aportes a la reflexión y se habían topado con la nada eterna e inmutable del bipartidismo que ahora se encuentra en la precariedad.

Tras la debacle, aparecieron en escena nuevos actores. Novicios en lo de la protesta e insuflados por la indignación, no tuvieron mejor tribuna que la calle y ciertos medios de comunicación para manifestar la fiereza escondida -desde los lejanos días de la Guerra Fría-, aquel nefasto o patriótico domingo. El liderazgo y su hechura moral, la ideología, ese demonio que se oculta entre el odio político y el sentimiento religioso, despertó de su letargo. Desapolillados los manifiestos y los libelos -impresos en mimeógrafos- que yacían engavetados, ahora tenían una oportunidad de vida. La empresa más moderna fue la de subirlos a la web y convertirlos en activos de las redes sociales, echando en la contienda a todo el mundo.

Pero estas ostentaciones de furor ideológico y de expresión fulgurante contra el “establishment” han tamizado toda suerte de posiciones. No vaya a creer usted que este pleito es simplemente entre las izquierdas y las derechas; entre el proletariado y la oligarquía; o entre la verdad y la mentira. Se trata de política, que esconde tras la tesis de Carl Schmitt, la enunciación del “Enemigo político”. El “hostis” versus el “polemos”, es decir, el centro de la discusión dirige la mirada a esta última: no somos enemigos, sino entes antagónicos, seres en polémica. Pero en Honduras cambiamos la oferta de Schmitt: lo hostil y lo polémico se fundieron en un solo estrujón. Así, el amigo, el colega o el alumno que no se apega a nuestros pareceres, peca de “enemigo”; por tanto es digno de ser declarado “non grato” y enviado al “campo de concentración” ideológico y sentimental, a la espera del desenlace novelesco.

Lo que se juega aquí, y muy a propósito, es que en el centro de la argumentación de los políticos en contienda, lo del 28 de junio no se ha entendido en la dimensión técnica del derecho, como para concordar que lo sucedido a Manuel Zelaya, más que una crisis, demuestra tácitamente la inconsistencia democrática. Porque no se trata sólo de nombres, sino de lo que Kelsen consideraba como un “imperio soberano” amparado en la normatividad y la ley, según lo que su contenido dictaminara. Zelaya entendió que podía, -a tenor de Schmitt-, hacer una excepción legal y ahí estuvo su error. No porque moralmente estuviese equivocado y que por ello se frenara su derecho a hacer lo que pregonara en el discurso, sino porque se le impedía judicialmente ir a contracorriente de lo que una constitución republicana y democrática prescribe. “Su moral” reñía con el derecho, al que un día juró defender.

El problema es más grave aún de lo que creen los de derechas y los de izquierdas, pues el asunto no es sólo moral o antojadizamente ideológico: si el líder, jefe del poder, no puede mover los hilos políticos que le dicta su razón o la de su círculo de poder, se preguntaría Zelaya junto a Schmitt: Entonces: ¿Qué significa ser soberano si no puedo ejercer mi mandato supremo? Como se olvida que la democracia es fuerza y orden -no de una camarilla sino de una imagen cuasi divina que se llama la Constitución- a ciertos políticos no les queda más alternativa que romper su espíritu y su estructura legal para asegurar su propia versión del poder. Es el mismo principio totalitario de siempre. Es cierto que el Estado es “poder originario de mandar”, pero lo es –como dice Karmy Bolton- “en cuanto a fuerza y orden” y por tanto, no se sujeta a las intenciones políticas fuera del recuadro jurídico.

Por ello es importante aclarar que no se trata sólo de reivindicar nuestras ideologías y nuestros antojos políticos, sino también de revisar los puntos en polémica en el marco de esta democracia que, -es verdad - no satisface la necesidad de una mayoría, pero que debe estar sujeta a la dinámica de los tiempos modernos. Echemos mano de sus herramientas legales sin romperla intempestivamente.

Fuente: tiempo.hn

Vaya amistades! Dime con quién andas y te dire quién eres... ERES UN ASCO!

Los 3 cerdos, el lobo esta más abajo
http://www.radiomundial.com.ve/yvke/files/img_portada/t_foto_uribe_entre_santos_426.jpg

Endless love...
bush-uribe.jpg

They have catch
us...
http://utpba.org/wp-content/uploads/2008/12/uribe_bush.jpg

"Ha hechou todou lo que le hemous pedidou y más!"
http://www.casamerica.es/var/casamerica.es/storage/images/opinion-y-analisis-de-prensa/iberoamerica-general/no-hacerse-ilusiones/bush-y-uribe/497155-1-esl-ES/bush-y-uribe_fullblock.jpg

Ni madres güey! Esos carteles son mios!
http://www.topnews.in/files/uribe-y-calderon.jpg

Toda la asesoría que necesites para Bocas del Toro...
http://www.pa-digital.com.pa/media/2010/01/22/1264203801-original.jpg

Te voy a enviar una línea del largo de tu país para que ta la esnifees toda!
http://el-nacional.com/www/files/images/El-presidente-Pi%C3%B1era-recibe-al-mandatario-colombiano-%C3%81lvaro-Uribe.expand.jpg

Gracias Alan sin tu ayuda no hubiera podido robar tanto sin llamar la atención.
http://static2.elespectador.com/files/images/mar2009/653042a1daeb8e9531a2eeaa439c5580.jpg

Ya Laura está en sintonía, no te preocupes...
http://nimg.sulekha.com/others/original700/alvaro-uribe-oscar-arias-2010-2-22-17-11-3.jpg

Foto vintage nostalgie con su ex...
http://4.bp.blogspot.com/_eMATtt05ET8/R03v_2JNh8I/AAAAAAAAATk/7X03Dpg4pkw/s320/uribe-aznar.jpg

Va Fanculo consigliere!
http://www.eltiempo.com/colombia/politica/IMAGEN/IMAGEN-5106688-1.jpg

HC sagte: "Gehen Sie zum Teufel Frau Bundeskanzlerin!" Und sie ist zu ihn gegangen!
http://www.tribunalatina.com/es/img2/merkel_uribe_bogota.jpg

Tienes toda la madera de peón, no te preocupes lo vas a lograr!
http://4.bp.blogspot.com/_sLxPZlySjr8/TAMZSziXLHI/AAAAAAAADYg/bGTr8-VLjh0/s1600/06Uribe_y_Lobo.jpg

Yes, we Can my can!
http://risingpowers.foreignpolicyblogs.com/files/2010/01/fpauribeobama.jpg

Fuentes varias

Ahora RACULO llama intervencionista a Llorens - Vaya sorpresa!

Según Custodio: "Embajador Llorens es intervencionista"

Según Custodio: "Embajador Llorens es intervencionista" TEGUCIGALPA - El embajador estadounidense, Hugo Llorens, tendrá que responder ante el Departamento de Estado porque es un intervencionista, criticó el comisionado de Derechos Humanos, Ramón Custodio López.


Custodio López dijo que por errores cometidos por Llorens “creo que le van a medir y sacar las cuentas claras”.


Cuestionó que las declaraciones de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, han sido muy diferentes de las actitudes de Llorens ante el gobierno de Honduras.


Consideró que mientras Estados Unidos siga teniendo a Llorens como embajador sencillamente seguirá cometiendo errores.


“Me parece que hay una dicotomía y tendrá que cumplir él (Llorens) su término, el gobierno de Honduras no lo ha declarado non grato, no sé por qué razones pero ya nos queda poco que sufrir con su presencia”, dijo el comisionado, quien apoyó el golpe de Estado del 28 de junio anterior.

FRANCISCO RODRIGUEZ

Fuente: Tiempo.hn

Uribe: función de despedida

Atilio A. Boron
Rebelión


Incondicional peón del imperio, Álvaro Uribe se despide de la presidencia de Colombia con una nueva provocación: la denuncia de la existencia de campamentos de las FARC en territorio venezolano. Ni lerdo ni perezoso el Departamento de Estado salió a respaldar sin reservas la acusación formulada por Bogotá en la OEA, alentado por la supuesta “contundencia” de las pruebas presentadas por Uribe que denuncian al gobierno de Hugo Chávez por permitir la instalación de campamentos de la FARC y la realización de diversos programas de entrenamiento militar de unos 1.500 efectivos de la guerrilla en territorio venezolano. El vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, declaró con singular insolencia que “Venezuela ha mostrado una conducta desafortunada e insolente” con su vecino y amenazó que si ese país “no coopera, Estados Unidos y los demás países obviamente lo tomarán en cuenta". Hay que recordar que desde 2006 Estados Unidos incluye a Venezuela en la lista de países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo. En la misma línea se manifestó el Subsecretario Adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela, declarando que la denuncia hecha por Uribe era “muy seria”. Ambas declaraciones arrojan espesas sombras de dudas sobre las capacidades intelectuales de ambos funcionarios y, lo que es aún más grave, alimentan la sospecha de que por su afición a la mentira la calidad moral de ambos no parece ser demasiado diferente de la de Álvaro Uribe.

Es evidente que para los administradores imperiales cualquier cosa que convenga a sus intereses tratan de hacerla aparecer ante los ojos de la opinión pública como “seria y contundente”. Y son esos intereses los que movieron a la Casa Blanca a pedirle una última “prueba de amor” al gobernante colombiano pocos días antes de abandonar la presidencia. Como es de público conocimiento, el prontuario que la DEA, la CIA y el FBI han venido construyendo sobre Uribe por sus íntimas y prolongadas vinculaciones con los narcos no le permite al mandatario colombiano desobedecer ninguna orden originada en Washington, so pena de correr la misma suerte que el ex presidente panameño Manuel A. Noriega y terminar sus días en una cárcel de máxima seguridad de los Estados Unidos.1 La disparatada denuncia de Uribe, un inveterado mentiroso, viene de perlas para impulsar la desestabilización que Washington quiere producir en vísperas de las cruciales elecciones venezolanas programadas para el 26 de septiembre y, a la vez, legitimar el impresionante programa de militarización que está imponiendo en América Latina, una de cuyas mayores expresiones ha sido la firma del tratado Obama-Uribe mediante el cual el país sudamericano cede al menos siete bases militares para uso de las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Por eso los personeros del gobierno norteamericano simulan que consideran “serias y contundentes” las pruebas que respaldan la denuncia de Uribe, sabiendo que no tienen asidero alguno y que son puro palabrerío y montajes fotográficos. Pero las mentiras son parte del discurso oficial de Estados Unidos, elementos imprescindibles para rodear con un halo de legitimidad los designios del imperialismo norteamericano, y esto por varias razones.

Mentiras porque, en primer lugar, si las FARC controlan cerca del 30 % del territorio nacional (cosa que es archisabida en Colombia) no se entiende que sentido puede tener distraer nada menos que 1.500 hombres del teatro de operaciones, enviar a sus jefes a vacacionar en Venezuela y organizar 85 campamentos guerrilleros en el vecino país. Si hay un político que miente sistemáticamente en nuestra región -¡y hay muchos!- Uribe se lleva las palmas: es en la propia Colombia donde la crisis y putrefacción del estado oligárquico permite que amplias franjas de su territorio, especialmente en las zonas selváticas, estén contraladas por la guerrilla, los narcos y los paramilitares. Diversas autoridades ecuatorianas comentaron luego del ataque que las fuerzas colombianas realizaron en su territorio que Ecuador no limita al norte con Colombia sino con una tierra de nadie controlada por las organizaciones descritas más arriba. Con una necedad sin límites Uribe acusa a sus vecinos de no hacer lo que él ha dado sobradas muestras de ser incapaz de hacer: controlar su propio territorio. Cerrando los ojos ante esta realidad, Estados Unidos se monta sobre esta falaz denuncia para, desde allí, acosar al gobierno bolivariano por su falta de colaboración en la lucha contra el narcotráfico, ocultando ante la opinión pública -¡con la complicidad de la “prensa libre”, por supuesto!- el molesto hecho de que el mayor exportador mundial de cocaína (y también de narcotraficantes) es la Colombia militarizada por Uribe y devenida gracias a su invalorable colaboración en un protectorado norteamericano. Ante semejante cuadro de descomposición política, denunciar que las FARC se instalan en Venezuela -¡y para colmo con el aval y la complicidad del gobierno de Hugo Chávez!- no pasa de ser una vulgar engañifa al servicio del imperio ; una acusación que carece por completo de entidad como para ser tomada mínimamente en serio. Es la calumnia que descerraja un personaje completamente inescrupuloso como Uribe. 2

En segundo lugar, ¿cómo olvidar que Uribe fue el hombre que mintió alevosamente cuando sus fuerzas, apoyadas por las de Estados Unidos, incursionaron en territorio ecuatoriano aduciendo que iban en persecución de una columna de las FARC? Las pruebas demostraron que los guerrilleros a los que supuestamente se perseguía luego de un enfrentamiento ocurrido en territorio colombiano estaban durmiendo -vestidos inclusive con pijamas- al momento de producirse el ataque y que, en consecuencia lo que tuvo lugar en Santa Rosa de Sucumbíos no fue un combate sino lisa y llanamente una masacre indiscriminada. Esta operación, realizada poco después de la medianoche del 1º de marzo del 2008, fue realizada con el apoyo logístico y material de los efectivos norteamericanos estacionados en la base de Manta, los únicos que disponían de la tecnología necesaria y de aviones capaces de efectuar un bombardeo de asombrosa precisión en plena selva y en medio de la más absoluta oscuridad. Una muestra más de la enfermiza afición de Uribe por la mentira fue la historia montada en torno a la famosa laptop de Raúl Reyes, que en un prodigio tecnológico sin precedentes sobrevivió indemne a un bombardeo que destruyó todo lo que había a su paso y cuyo disco rígido habría entregado valiosísima información sobre los profusos contactos de Reyes y las FARC con todos los enemigos de Uribe y Estados Unidos.3

Tercero, ¿cómo se le puede creer a un hombre que desde la presidencia de Colombia convalidó la acción de los paramilitares y del terrorismo de estado? El 16 de febrero de este año la unidad de “Justicia y Paz” de la Fiscalía colombiana publicó un informe en el que se revela que algo más de 4.000 paramilitares de las AUC, las Autodefensas Unidas de Colombia, aseguraron haber perpetrado 30.470 asesinatos en el período comprendido desde mediados de los ochenta hasta su “desmovilización” en 2003-2006. No sólo eso: la Fiscalía recibió además declaraciones de los paramilitares dando cuenta de 1.085 masacres, 1.437 reclutamientos de menores, 2.520 desapariciones forzadas, 2. 326 desplazamientos forzados y 1.642 extorsiones, además de 1.033 secuestros. Pese a este luctuoso record Uribe es considerado por sus mandantes en Washington como un campeón en la lucha por los derechos humanos.4 En relación a esto, si el ansiado TLC entre Colombia y Estados Unidos no ha sido todavía ratificado por el Congreso norteamericano es porque, tal como lo señala el conservador periódico colombiano El Tiempo, tan sólo en el año 2009 los paracos y las “fuerzas de seguridad” asesinaron a 40 sindicalistas, convirtiendo a Colombia en el país más peligroso del mundo para ese tipo de actividad. Sobre un total de 76 dirigentes gremiales asesinados en todo el mundo, el 52 % de esos crímenes se perpetraron en un país al que Estados Unidos considera un ejemplar paradigma de la lucha por los derechos humanos y el combate al terrorismo. La Central Única de Trabajadores de Colombia informó pocos meses atrás que desde 1986, año de su creación, 2.721 activistas y dirigentes de esa organización fueron asesinados por las “fuerzas de seguridad.” 5 Pese a ello, las credenciales democráticas de Colombia jamás fueron puestas en duda por Washington.6

Cuarto, el denunciante es nada menos que el responsable intelectual y político de la masacre serial conocida con el nombre de “falsos positivos.” Tal como lo señalan distintas notas publicadas en Colombia por el Observatorio Latinoamericano, Cronicón, durante estos tres últimos años de gobierno de Uribe el balance es funesto. Se comprobó que el ejército, ante el acoso del gobierno para que mostrara resultados concretos en la lucha contra la guerrilla, diseñó y ejecutó un plan criminal: recorrer las comunidades y aldeas más pobres del país ofreciendo trabajo a la enorme masa de desocupados y reclutando a un elevado número de indigentes, campesinos indefensos y jóvenes marginados, que luego eran asesinados a sangre fría y hacer pasar sus cadáveres como pertenecientes a guerrilleros ejecutados en combate para cobrar la recompensa establecida por el gobierno u obtener estímulos o ascensos en su carrera militar. Según estimaciones muy conservadoras, estos crímenes de Estado, perpetrados cuando el futuro presidente de Colombia, Juan M. Santos era Ministro de Defensa, superan los mil setecientos casos.7 Otra faceta de esta criminal política mal llamada de seguridad democrática la brinda el hallazgo, dado a conocer el 16 de febrero del 2010, “de la mayor fosa común de la historia contemporánea del continente americano, horrendo descubrimiento que ha sido casi totalmente invisibilizado” por los principales medios de comunicación de masas en Colombia y en el mundo. "La fosa común contiene los restos de al menos 2.000 personas, está en La Macarena, departamento del Meta…(y fue descubierta ) gracias a la perseverancia de los familiares de desaparecidos y a la visita de una delegación de sindicalistas y parlamentarios británicos que investigaba la situación de derechos humanos en Colombia, en diciembre 2009."8 Cabe añadir que esa zona había sido objeto de preferente atención por parte de las fuerzas armadas colombianas desde el 2005, con los nefastos resultados recientemente revelados.

Como ocurrió con todos los terrorismos de estado que asolaron la región en los años setentas del pasado siglo, los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus perpetradores tenían también un trasfondo económico. En el caso de la Colombia de Uribe, con su comparsa de sanguinarios esperpentos, entre las corruptas fuerzas armadas, los paramilitares y el narco se repartieron millones de hectáreas que en su desesperado éxodo dejaban tras de sí los campesinos desplazados por los bombardeos y masacres indiscriminadas a que estaban sometidos. Tal como lo expusiera Jomary Orteon Osorio, del Colectivo de Abogados de Colombia, en la conferencia del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU reunida en Ginebra a comienzos de mayo de este año, la cifra de los campesinos desplazados ascendería a 4.500.000 y sus tierras fueron luego transferidas, con gran provecho para los encargados de desalojarlos, a los terratenientes y el agronegocios, auspiciantes y cofinanciadores del paramilitarismo. En esa misma conferencia se estableció que pese a los “éxitos” del gobierno de Uribe el número de desplazados sigue creciendo a razón de 150.000 personas por año. El Ministro de Planeación de Colombia, Esteban Piedrahita Uribe, jefe de la delegación colombiana en esta conferencia, no desmintió las alegaciones antes formuladas y se limitó a decir que "hemos confiscado 2.000.000 de hectáreas a grupos criminales que se apropiaran ilegalmente de esas tierras y ahora la justicia va a decidir la devolución a sus verdaderos propietarios."9 En todo caso, hay que subrayar que el cálculo del número de hectáreas expropiadas en esta salvaje reedición del proceso de acumulación originaria que Marx describiera en su célebre capítulo 24 del primer tomo de El Capital está sujeto a fuertes controversias. Hay quienes sostienen que el número de hectáreas así transferidas asciende a 6 millones pero hay otros que fijan esa cifra en torno a los 10 millones. En todo caso, cualquiera que sea el número que finalmente se establezca más allá de toda duda, lo cierto es que la política de seguridad democrática si hay algo que efectivamente aseguró: la expropiación de la masa campesina y la apropiación de las mismas por el capitalismo agrario.10

Este es el hombre que hoy levanta su dedo acusador contra la revolución bolivariana. Es evidente que lo suyo es una maniobra más, dictada por los estrategas del imperio, para acosar al gobierno de Hugo Chávez y para legitimar la política del hard power (poder duro) a la cual parece haberse vuelto más afecto Obama que su ignominioso predecesor, pese a que en las declaraciones oficiales y en los escritos de algunos analistas cercanos a la Casa Blanca, como Joseph Nye, se hable con insistencia de las ventajas del soft power (poder blando, o la diplomacia tradicional) o el smart power (el poder inteligente, de la nueva diplomacia) sobre la brutalidad y elevado costo del primero. Sin embargo, el imperio insiste en el poder duro de su impresionante dispositivo militar: por eso las bases en Colombia; en Aruba y Curazao, a pocos kilómetros del litoral marítimo venezolano; las que se encuentran en El Salvador y en Honduras y, ahora, la autorización para introducir nada menos que 7.000 marines y toda clase de armamento, además de portaviones, helicópteros, buques anfibios, aviones de última generación, en la vecina Costa Rica. Por eso también la Cuarta Flota. El gobierno de Uribe cumple así un servicio de extraordinaria importancia para facilitar los planes destituyentes del imperialismo: incapaz de proteger su frontera de 586 kilómetros con Ecuador, a la que destina apenas 8 minúsculos destacamentos militares, y mucho más incapaz todavía de hacer lo propio en los 2.216 kilómetros que tiene la frontera colombo-venezolana, convertida en una zona liberada para narcos y paracos, trata por todos los medios de crear las condiciones que justifiquen la intervención militar norteamericana en América del Sur; en lo inmediato, mantener viva la tensión entre Colombia y Venezuela luego del recambio presidencial, evitar que Santos modifique la agenda de confrontación permanente con la revolución bolivariana instituida por Uribe y enlodar la cancha para que Chávez llegue desgastado y acosado internacionalmente a las elecciones de finales de septiembre. Preocupado por su futuro y agobiado por el espectro de Noriega pudriéndose en una cárcel gringa o de una querella planteada ante la Corte Penal Internacional, Uribe se esmera hasta el último día de su mandato para mostrar su total sumisión a los dictados de los imperialistas. Por eso es importante desenmascarar al denunciante, y exigir la pronta intervención de la UNASUR para desbaratar los planes de Washington en Nuestra América. Este no es un tema para la OEA (que además no supo desbaratar la provocación uribista) sino para la UNASUR, que será puesta a prueba con este incidente. Es de esperar que esta naciente organización de los países suramericanos actúe de inmediato, ya mismo, porque de lo contrario puede ser demasiado tarde para evitar las graves consecuencias de todo orden que tendría la consumación del proyecto belicista de los Estados Unidos, implementado por Washington y sus proxys latinoamericanos.

Fuente: atilioboron.com