sábado, 5 de marzo de 2011

El Salvador: ¿A quién beneficia la visita de Obama?

http://1.bp.blogspot.com/_7zbx96iX0O0/TIuTUDc_xoI/AAAAAAAAjKU/-eHTQuk2EBg/s1600/obama_and_israel.jpg

Roberto Pineda, ALAI, América Latina en Movimiento
La visita de Barack Obama a El Salvador el próximo marzo es un acontecimiento político que exige para el movimiento social y popular salvadoreño una clara y definida posición. Y este posición debe evitar caer tanto en un irreflexivo y servil entusiasmo oportunista como en repetir fórmulas dogmáticas de situaciones del pasado conflicto. Asimismo hay que evitar ser presa de la derecha mediática que hábilmente pretende lanzarnos al pleito y a las calles.

Debemos de ubicarnos en la nueva realidad creada a partir del 15 de marzo de 2009. Y definir una nueva estrategia para un nuevo momento. La derecha ha sido derrotada mientras que la izquierda todavía no dispone de todo el gobierno. Es un gobierno de transición en el que el mando se comparte con sectores de centro-izquierda encabezados por el presidente Mauricio Funes. Esta dualidad de mando fortalece el proyecto por su amplitud, a la vez que lo debilita porque dificulta e incluso puede bloquear la posibilidad de profundizarlo.

Pero esta es la dura realidad. Y sobre esta base hay que pensar y actuar para garantizar que este gobierno, que derrotó a la derecha, avance y no se estanque. Las elecciones municipales y legislativas del 2012 definirán hacia dónde se inclinará la balanza. Si la derecha política recupera fuerzas este proceso de cambios se estancara e incluso puede revertirse.

Pero la perspectiva actual es la de avanzar. Y la derecha lo sabe. Y los Estados Unidos lo saben. Y este avance tiene dos motores: el de la izquierda política y el de la izquierda social. El motor electoral está ya encendido y seguramente va a acelerar la marcha en los próximos meses, pero el motor social continúa apagado, no despega. Y esto beneficia a la derecha, que tiene a su motor social, representado por la ANEP bien aceitado y lanzado al ruedo político, mientras termina de reparar a su instrumento político, el partido ARENA.

La derecha salvadoreña, tradicionalmente anticomunista y proimperialista, va a presenciar la visita de un presidente estadounidense a un gobierno de izquierda, en el que participa significativamente el FMLN. Es un hecho inédito. La realidad supera siempre la fantasía. Cristiani verá con lagrimas en los ojos como Obama viene a darle un espaldarazo político al presidente Funes. Y no puede hacer nada al respecto más que tragar hondo y esperar que la visita termine. Es una visita que los perjudica.

La política de Obama hacia El Salvador

La política del gobierno estadounidense hacia el Gobierno Funes inteligentemente evade el tema ideológico de la presencia del FMLN y se fundamenta en abrirle las puertas de los organismos financieros internacionales para endeudar el país; vincularlo a sus organismos de inteligencia y seguridad regional, favorecer a sus empresas transnacionales y determinar el rumbo de su política exterior. No son casuales los viajes a Colombia e Israel. En particular, pretende alejarlo del ALBA, de Venezuela y de Cuba. Obama viene a fortalecer esta visión y relación política. Obama viene a legitimar al Gobierno Funes. Es una visita que beneficia al Gobierno Funes.

Nuestra posición
Históricamente ha existido un profundo conflicto entre el movimiento social y popular salvadoreño y las diversas administraciones estadounidenses. Durante sesenta años los Estados Unidos apoyaron a las dictaduras militares. Durante 12 años, de 1980 a 1992, en el marco de la Guerra Popular Revolucionaria, los sectores populares encabezados por el FMLN enfrentaron las políticas de contrainsurgencia emanadas de Washington. Durante 20 años, de 1989 a 2009, los Estados Unidos apoyaron a los gobiernos derechistas de ARENA que impusieron el modelo neoliberal.

Durante la campaña de Schafik Handal como candidato del FMLN para la presidencia en el 2004 los Estados Unidos intervinieron abiertamente a favor del candidato de ARENA, Antonio Saca. Durante la campaña de Mauricio Funes como candidato del FMLN para la presidencia en el 2009, la situación se modificó. Y en esto influyó la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama, con una visión diferente en la defensa de los intereses imperiales.

Y la derecha salvadoreña derrotada tuvo que aceptar que los Estados Unidos reconocieran la victoria de Funes. Perdieron la elección, perdieron al aliado. Los Estados Unidos tienen intereses, no amistades. Y esta visita por lo tanto beneficia al Gobierno Funes. Lo coloca e identifica como un gobierno confiable para sus intereses globales y regionales.

Como movimiento social y popular debemos exigir al presidente Obama que se desmantele la Base Militar de Comalapa, el cierre de la ILEA, la modificación del TLC, la ampliación del TPS, el cese de las redadas contra nuestra Comunidad Salvadoreña en USA, así como solidarizarnos con las justas demandas de los trabajadores de Wisconsin y demandar que el gobierno estadounidense cese su apoyo a las dictaduras del Medio Oriente.

Roberto Pineda es profesor de la Universidad de El Salvador.
http://alainet.org/active/44718

Mensaje del coordinador del FNRP en relación a la crisis mundial actual

http://jovenesporelalba.com.ve/wp-content/uploads/2010/12/Manuel_Zelaya_detail_ABR_August_07_2007.jpg

Santo Domingo, 3 de marzo de 2011

Compatriotas

La situación actual en el mundo se ha tornada volátil en extremo, debido a la actitud agresiva de las transnacionales del petróleo, que amenazan a través de las potencias industriales de invadir LIBIA y usar sus gobiernos y modernos ejércitos para detener las gestas populares en los países del oriente medio, y el norte de África.

Condenamos desde ya cualquier tipo de intervención armada en esta región.

La situación descrita es particularmente delicada para Honduras post golpe, pues la “coraza” de protección que nos habíamos construido con la adhesión a Petrocaribe y el ALBA, fue destruida por la dictadura, y seguida por quienes hoy rigen los destinos de la nación.

No es con garrotazos o más muertos que se detendrá la crisis en Honduras, hoy avasallada por el poder transnacional.

La crisis petrolera, en el 2008, llevo el precio de los carburantes a precios históricos que alcanzaron los 149 dólares por barril; y subsidiamos todos los combustibles, el transporte y el precio de la energía eléctrica; con todo esto nuestra economía creció casi 5 puntos porcentuales, aunque los “genios” al servicio de la oscura clase dominante proclamen que hacíamos la cosas erráticamente.

No en balde ahora mismo re surgen iniciativas que fueron bloqueadas sistemáticamente durante mi administración. Como la disminución del trafico vehicular que la corte declaro inconstitucional y Llegan al colmo que ya no les da vergüenza darnos la razón todos los días, aunque nos mantienen exiliados precisamente por tomar esas acciones que hoy abanderan.

El Frente Nacional de Resistencia Popular junto a la coalición, patriótica debe aclarar en cada barrio, colonia, aldea, caserío, cómo funciona el cartel de los carburantes en Honduras y en el mundo. No se debe utilizar lenguaje complejo e incomprensible, pues necesitamos que el mensaje llegue a cada hogar que será afectado por la voracidad de las transnacionales del petróleo asociadas con el Gobierno .

El régimen, terminará exigiendo al pueblo el pago de los excesos, de las petroleras que estrangula la economía los transportistas y eleva sin límites el costo de la vida.

Los empresarios le piden al régimen que se desprenda de los impuestos, necesarios para hacer escuelas y otras obras; eso es como pedirle a un pordiosero que baje el monto de lo que pide. ¿ Porque los empresarios no le piden al gobierno ? ; que le quite los excesos que tienen la formula de las trasnacionales petroleras .

Después del zarpazo de los 17 lempiras por galón, de la administración Maduro se formo una comisión, integrada entre otros por la iglesia y el sector privado, contrato una consultoría (Robert Mehyering) para que le diera soluciones al problema con los precios del petróleo. Las recomendaciones hechas por aquella consultora fueron categóricas;

a) Licitar la importación de Combustibles; b) Cambiar la fórmula para fijar los precios de los carburantes y c) Adherirse a la iniciativa de Petrocaribe: nuestra administración hizo realidad estas recomendaciones; ese era el camino, ese sigue siendo el camino, no el que han escogido de sacrificio del estado y del pueblo.

Pueblo de Honduras, en esta hora difícil, en la que le devolvieron todos los privilegios a las trasnacionales, y en la que nos vemos amenazados de mil formas, día y noche, cuando la brújula marca hacia el sur, y el adversario se empeña en mantener la mirada fija en el norte; en este momento en que siguen las ejecuciones extrajudiciales y las violaciones a los derechos humanos, en esto momento cuando los orates vasallos de la clase dominante, escriben sandeces y proclaman que “aquí no hay muertos” y que todo está bien como lo dice la secretaria Clinton ; debemos apretar los puños y juntar los hombros para caminar junto a la resistencia hacia la refundación de la patria y a defender lo que nos pertenece para no quedar llorando después lo que no hoy no pudimos defender .

Exijamos un alto a la barbarie, que se detengan el latrocinio y la persecución político y que le devuelvan a los taxistas, a los transportistas y al consumidor los subsidios que les habíamos decretado; que regresen a la ley de los 60 % grados, que restauren la fórmula de los combustibles y que retomen el proyecto de Petrocaribe y del ALBA.

Es incomprensible la doble moral de los Estados Unidos, y del presidente Obama; que hoy pretenden establecer espacio de excepción aérea en Libia para defender derechos humanos, mismos que no defendieron en el caso del golpe de estado en Honduras, a sabiendas que estaban sucediendo los asesinatos y la represión contra el pueblo que se desangraba en las calles pidiendo la salida del dictador y el retorno de la democracia

Resistimos y venceremos .


José Manuel Zelaya
Coordinador General
FNRP