viernes, 25 de septiembre de 2009

FOTOS: situación en embajada de Brasil,violación de los DDHH


Fotografíasenviadas desde la Embajada de BRASIL en Honduras. Hostigamiento, represión y violación a derechos humanos de parte de militares. Se niegan a aceptar sobre estos aparatos. La Primera Dama de Honduras ha salido para denunciar esto he inmediatamente policías y militares procedieron a esconder equipos. Hay videos y fotografías.
No le permiten el ingreso a Andres Pavon del CODEH, ni a médicos para atender esta situación.
Difundir esta imagen.

Al descubrir esto, procedieron a quitarlo inmediatamente.
Químicoshan provocado sangrados de nariz, en orina, y de boca. de las personas que están adentro de la embajada.
Xiomara H. Zelaya
Programa Presidencial "Honduras Joven"


Fuente: porhonduraslibre.blogspot


Que el mundo conozca como piensa la imbecil burguesía de Honduras. A los pobres nos da vergüenza ajena.

La enajenación mental llega a tal grado que ellos/as mismos/as no se dan cuenta del grado de ridicules que demuestran cuando dan declaraciones de este tipo.

Mundo, disculpa que llegamos a este grado de imbecilidad. Como no logramos pararlo antes! Como permitimos que gente así nos dirigiera por tantos siglos!

Pero prometemos que estamos dispuestos a cambiar por el bien del mundo y que nunca pero nunca más el nivel de educación será tal que tengamos que avergonzarnos como en este caso.

Fuente: xinergias -

Consejo de Seguridad exige cese de hostigamiento a embajada de Brasil en Honduras

 El Consejo de Seguridad condenó este lunes a Corea del Norte por el lanzamiento de un misil la semana pasada.(Foto: Archivo).
El Consejo de Seguridad condenó este lunes a Corea del Norte por el lanzamiento de un misil la semana pasada.(Foto: Archivo).

La presidenta de turno del Consejo y embajadora de EE.UU., Susan Rice, en una declaración verbal al término de la reunión exigió "al gobierno de facto en Honduras a dejar de acosar a la embajada de Brasil y a suministrarle los insumos necesarios

TeleSUR _ Hace: 01 minutos
El Consejo de seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó este viernes los "actos de intimidación" realizados por el gobierno de facto de Honduras en la embajada de brasil en Honduras y pidió el cese inmediato del hostigamiento a esa sede donde se encuentra refugiado el presidente constitucional, Manuel Zelaya.

"Condenamos los actos de intimidación contra la embajada de Brasil", expresó la presidenta de turno del Consejo y embajadora de EE.UU., Susan Rice, en una declaración verbal al término de la reunión.

Igualmente el Consejo de seguridad exigió "al gobierno de facto en Honduras a dejar de acosar a la embajada de Brasil y a suministrarle los insumos necesarios a las personas que allí se encuentren, incluyendo agua, electricidad, alimentos y continuidad de comunicaciones".

Rice agregó que "el Consejo de Seguridad llama a todas las partes a permanecer en calma y abstenerse de acciones que puedan provocar una escalada de la situación o coloque a individuos en riesgo".

"Los miembros del Consejo destacaron la necesidad de respetar el derecho internacional, preservando la inviolabilidad de la embajada de Brasil en Tegucigalpa" y de "garantizar la seguridad de los individuos en sus locales".

Por otra parte, el Consejo de Seguridad expresó "su apoyo a los esfuerzos de mediación regional de la OEA, incluidos los realizados por el presidente (de Costa Rica) Oscar Arias para hallar una solución pacífica".

Fuente: teleSUR-Efe-/PR

Zelaya's Return: How Much Repression Will Hillary Clinton Support in Honduras?


Now that President Zelaya has returned to Honduras, the coup government – after first denying that he was there – has unleashed a wave of repression to prevent people from gathering support for their elected president. This is how U.S. Secretary of State Hillary Clinton described the first phase of this new repression last night in a press conference:

“I think that the government imposed a curfew, we just learned, to try to get people off the streets so that there couldn't be unforeseen developments.”

But the developments that this dictatorship is trying to repress are very much foreseen. A completely peaceful crowd of thousands surrounded the Brazilian embassy in Tegucigalpa, where Zelaya has taken refuge, to greet their president. The military then used the curfew as an excuse to tear-gas, beat, and arrest the crowd until there was nothing left. There are reports of scores wounded and three dead. The dictatorship has cut off electricity and water to the embassy, and cut electricity to what little is left of the independent media, as well as some neighborhoods. This is how the dictatorship has been operating. It has a very brutal but simple strategy.

The strategy goes like this: they control the national media, which has been deployed to convince about 30-40 percent of the population that their elected President is an agent of a foreign government and seeks to turn the country into a socialist prison. However, that still leaves the majority who have managed to find access to other information.

The strategy for dealing with them has been to try to render them powerless: through thousands of arrests, beatings, and even some selective killings. This has been documented, reported, and denounced by major human rights organizations throughout the world: Amnesty International, the Center for Justice and International Law, Human Rights Watch, the Inter American Commission on Human Rights and others.

One important actor, the only major country to maintain an ambassador in Honduras throughout the dictatorship, has maintained a deafening silence about this repression: that is the United States government. The Obama administration has not uttered one word about the massive human rights violations in Honduras. This silence by itself tells you all that you need to know about what this administration has really been trying to accomplish in the 87 days since the Honduran military squelched democracy. The Obama team understands exactly how the coup government is maintaining its grip on power through violence and repression. And President Obama, along with his Secretary of State, has shown no intention to undermine this strategy.

In fact, President Zelaya has been to Washington six times since he was overthrown, but not once did he get a meeting with President Obama. Why is that? Most likely because Obama does not want to send the “wrong” signal to the dictatorship, i.e. that the lip service that he has paid to Zelaya’s restoration should be taken seriously.

These signals are important because the Honduran dictatorship is digging in its heels on the bet that they don’t have to take any pressure from Washington seriously. They have billions of dollars of assets in the United States, which could be frozen or seized. But the dictatorship, for now, trusts that the Obama team is not going to do anything to hurt their allies.

The head of the Organization of American States’ Inter-American Human Rights Commission, Luz Mejias, had a different view of the dictatorship’s curfew from that of Hillary Clinton. She called it “a clear violation of human rights and legal norms” and said that those who ordered these measures should be charged under international criminal law.

What possible excuse can the military have for breaking up this peaceful gathering, or can Ms. Clinton have for supporting the army’s violence? There was no way that this crowd was a threat to the Brazilian embassy – quite the contrary, if anything it was protecting the embassy. That is one reason why the military attacked the crowd.

On August 11, sixteen members of the U.S. Congress sent a letter to President Obama urging him to “publicly denounce the use of violence and repression of peaceful protestors, the murder of peaceful political organizers and all forms of censorship and intimidation directed at media outlets.”

They are still waiting for an answer.

Some might recall what happened to President Bill Clinton when his administration sent mixed signals to the dictatorship in Haiti in 1994. President Clinton had called for the dictator Raul Cedras to step down, so that the democratically elected President Jean-Bertrand Aristide could be restored. But Cedras was convinced – partly because of contradictory statements from administration officials like Brian Latell of the CIA – that Clinton was not serious. Even after Jimmy Carter, Colin Powell, and then Senator Sam Nunn were sent to Haiti to try to persuade Cedras to leave before a promised U.S. invasion – the dictator still did not believe it. In September of 1994 President Clinton sent 20,000 troops to topple the dictatorship and restore the elected president (who ironically was overthrown again in 2004, in a U.S.-instigated coup).

By now, the coup government in Honduras has even less reason than the 1994 Haitian dictatorship to believe that the Obama team will do anything serious to remove them from power.

What a horrible, ugly message the Obama administration is sending to the democracies of Latin America, and to people that aspire to democracy everywhere.

Mark Weisbrot is an economist and co-director of the Center for Economic and Policy Research. He received his Ph.D. in economics from the University of Michigan. He is co-author, with Dean Baker, of Social Security: The Phony Crisis (University of Chicago Press, 2000), and has written numerous research papers on economic policy. He is also president of Just Foreign Policy.

This column was originally published by The Guardian.


Comunicado No. 24 del Frente Nacional contra el golpe de Estado

El Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado, a la comunidad nacional e internacional comunica:

1) Repudiamos las acciones represivas del régimen de facto, que continúa violando derechos humanos básicos, con la imposición de toques de queda ilegales, allanamiento de casas, detención arbitraria de personas, incluyendo menores de edad, torturas físicas y psicológicas, uso de armas de fuego para dispersar manifestaciones pacíficas, y permanente hostigamiento y sabotaje a los medios de comunicación independientes.

2) Exigimos la libertad inmediata de 13 personas a quienes se les está procesando ilegalmente por los órganos de justicia del país, con la intención de intimidar a los miembros de la Resistencia.
3) Denunciamos que en el desalojo violento de los y las militantes de la Resistencia que se encontraban en los alrededores de la embajada de Brasil en la madrugada del martes 22 de septiembre, los militares y policías destruyeron bienes públicos y privados. Actos que fueron imputados a militantes de la Resistencia.

4) Exigimos que se detenga el hostigamiento y ataque contra las personas que se encuentran en la embajada de Brasil, contra quienes se han usado diferentes armas de guerra, incluyendo aparatos de alta tecnología que emiten ondas ultrasónicas y químicos neurotóxicos que podrían contener elementos radioactivos, como cesio 132.

5) Reconocemos la iniciativa de nuestros compañeros y compañeras en todo el país, que desafían cada día la represión y los toques de queda, en un acto de desobediencia civil que demuestra la dignidad incontenible del pueblo.

6) Reiteramos la posición del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado, de exigir la restauración del Presidente legítimo Manuel Zelaya Rosales, condenar los violadores de derechos humanos e instalar la Asamblea Nacional Constituyente democrática y popular.


Militares lanzan gases dentro de embajada de Brasil en Honduras

A pesar de las conversaciones que el legitimo mandatario hondureño, Manuel Zelaya, ha sostenido con representantes de la iglesia y con los candidatos para las elecciones del próximo 29 de noviembre, aún no se llega a ningún acuerdo con el régimen de facto de Roberto Micheletti.

Los fuerzas militares hondureñas comenzaron este viernes una nueva arremetida de presión contra la embajada de Brasil en Tegucigalpa lazando bombas de gas y bloqueando la entrada de insumos a la sede diplomática donde se mantiene resguardado el presidente legítimo Manuel Zelaya desde el lunes.

De acuerdo con el reporte de la corresponsal de teleSUR, Adriana Sívori, varias de las personas que se encuentran dentro de la embajada empezaron a sangrar por la nariz y al orinar. Mientras uno de los médicos que se encuentra en la sede se encarga de atenderlos.

La sede diplomática hasta este viernes se encuentra rodeada con efectivos militares y policías y el gobierno de facto de Roberto Micheletti no se presta para el diálogo con Zelaya.

Este jueves ingresaron representantes de la iglesia católica para conversar con el presidente constitucional sobre todas las irregularidades que está sufriendo este país.

Luego se reunió con cuatro candidatos a las elecciones que está programada para el próximo 29 de noviembre, éstos apoyaron el golpe de Estado del 28 de junio. Elvin Santos (de su mismo Partido Liberal), Porfirio Lobo (Partido Nacional), Felícito Avila (Democracia Cristiana) y Bernard Martínez (Partido Integración y Unidad).

En el encuentro, que se efectuó durante unas dos horas, con los candidatos, se conversó acerca de la búsqueda de una pronta solución pacífica a la crisis desatada en la nación centroamericana pero no se habló de la restitución al cargo de Zelaya.

Sivori aseguró que aún se mantiene el toque de queda en en país. El gobierno de facto no ha dado señales de avalar el diálogo, por el contrario continúa emitiendo comunicados reiterando el toque de queda que inició este lunes.

El presidente Zelaya hizo un llamado a "la Resistencia a mantener la batalla hasta que juntos, pueblo y presidente, logren las reformas constitucionales y la caída de los usurpadores".

En un comunicado, aseguró que el problema de la crisis política en la nación no está resuelto y agradeció a la comunidad internacional por haberse pronunciado con respecto al tema del golpe de Estado y al restablecimiento del orden constitucional.

Esta situación, según Sívori, ha causado mucha expectativa dentro de las personas que se encuentran dentro de la embajada, pues tanto en la Asamblea General de Naciones Unidas, como en las otras reuniones, podrían salir posibles soluciones que le pongan fin a este conflicto.




SOUTIEN AU HONDURAS JEUDI 24 et LUNDI 28 SEPTEMBRE Le président Zelaya de retour au Honduras
Rassemblements Place St Michel à Paris le jeudi 24 et le lundi 28 septembre de 18h à 20h

Lundi 21 septembre, le président constitutionnel hondurien Manuel Zelaya est rentré au Honduras, près de trois mois après le coup dEtat du 28 juin dernier. Pour soutenir son retour, des milliers de Honduriens se sont alors rassemblés à Tegucigalpa, devant lambassade du Brésil, où Manuel Zelaya sest réfugié.
Le gouvernement de facto a aussitôt établi un couvre-feu, et a coupé lélectricité dans ce quartier. Roberto Micheletti actuellement à la tête du pouvoir et représentant dune oligarchie des plus réactionnaires, a appelé le Brésil « à respecter le mandat d'arrêt dicté contre M. Zelaya en le remettant aux autorités compétentes du Honduras ». Ce gouvernement de facto doit être refusé, ainsi que toutes élections qu'il pourra organiser.
Le Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado au Honduras annonce une répression violente à légard des manifestants, alors que depuis des mois, le Peuple hondurien, soulevé pacifiquement depuis l'enlèvement de son président élu, est réprimé de plus en plus violemment par la police et les militaires.
La solidarité internationale est urgente. Les organisations françaises et latino-américaines ci-dessous, qui se félicitent du retour du président Manuel Zelaya, appellent donc à une forte mobilisation sur la place Saint Michel à Paris dans le Vème, le 28 septembre prochain, à 18h30, afin dexiger :
- La restitution immédiate et inconditionnelle de Manuel Zelaya en tant que président - Le respect de la liberté dexpression et dopinion ainsi que de lintégrité physique des manifestants - La libération des détenus et la sanction de la répression militaire - La remise en route du processus de lassemblée constituante à travers la «cuarta urna»* - LEurope ne doit pas reconnaître le gouvernement putschiste ou toute élection qui soit organisée par lui, et doit suspendre toute aide matériel ou appuis économiques avec ce gouvernement
Les Etats-Unis doivent suspendre toute aide militaire et économique au gouvernement de fait de Micheletti, tel quil a été décidé par lAssemblée Générale de lONU et de lOEA.** Il faut dénoncer le rôle des fonctionnaires de ladministration Bush encore en poste, complices des putschistes au Honduras. En outre il est nécessaire de dénoncer la présence des bases militaires étasuniennes en Colombie, qui nont pour but que de déstabiliser de la région et servir dappui logistique aux Etats-Unis.
Seul le Peuple a le droit de choisir son président. Toute atteinte aux droits de lhomme et aux libertés fondamentales dans le monde concerne aussi la France et lEurope !
*La « Quatrième urne » pour les élections en novembre 2009, proposée par le gouvernement Zelaya, serait destinée à une consultation populaire permettant au peuple hondurien de sexprimer sur lintroduction dans la constitution de dispositions sur la démocratie participative. **Organisation des Nations Unies et Organisation des Etats Américains

Fuente: norgare -

Análisis de la TV Salvadoreña sobre el retorno de legítimo presidente de Honduras Don Manuel Zelaya

Fuente: tecnovisionc33 -

¿Porque Israel esta apoyando a los Golpistas en Honduras?

¿Quien es el militar blanco que sostiene el parlante?¿Es un militar del ejercito Israelí?

Con bombas lacrimógenas del Perú reprimen en Honduras

Al descubierto cooperación del gobierno de Alan García con golpistas. Exigen explicación inmediata del ministro del Interior, Octavio Salazar.

Las fuerzas policiales y militares que reprimen con saña a los manifestantes antigolpistas de apoyo al presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, utilizan bombas lacrimógenas de la Policía Nacional del Perú, suministro del que es responsable el gobierno y que pone en situación vergonzosa al Perú, al violar el embargo impuesto por la Organización de Estados Americanos (OEA) y contradecir flagrantemente la proclamada condena de la administración de Alan García a la ruptura del orden democrático en la nación centroamericana.

Un video filmado por el Gremio de Cineastas de Honduras y difundido mediante la red Youtube de Internet, bajo la denominación “Barrios y Colonias de Tegucigalpa se rebelan contra toque de queda en Honduras”, muestra la brutalidad con la que están siendo atacadas las zonas populares de la capital de ese país, con bombas lacrimógenas, vomitivas e irritantes, sin consideración alguna por la presencia de niños, ancianos o mujeres. En un momento de la filmación, aparece en pantalla las manos de un poblador mostrando una bomba ya explotada, y se escuchan sus palabras: “Este es el tipo de bomba que usa la policía para reprimirnos. Lo mandan los Estados Unidos a la policía del Perú, y la policía del Perú la manda a Honduras. ¿Cómo es eso?, ¿qué explicación pueden darle a esto?”.

La bomba arrojada por los represores hondureños lleva un cintillo que acredita que es propiedad de la Policía Nacional del Perú. El blog “The Field” de Estados Unidos comenta sobre el punto: “También podemos ver en ese video que las bombas de gas lacrimógenas disparadas por la Policía Nacional ayer, fueron selladas como propiedad del gobierno del Perú, lo que sugiere fuertemente que el presidente peruano Alan García participa en el contrabando de armas al régimen de golpe de Estado de Honduras. Algo que ahora tendrá que responder ante la Organización de Estados Americanos, en general, y su vecino Brasil, en particular”.

El hecho es muy grave, tanto por realizarse de espaldas al Perú, que no está enterado de estas relaciones clandestinas entre un gobierno que se jacta cotidianamente de democrático y los golpistas condenados por el mundo. Se agrava la situación además porque un país de la importancia de Brasil ha tomado un protagonismo decisivo en la actual fase de la crisis hondureña, impulsando decididamente al retorno del presidente Zelaya, y el Perú aparece en el campo opuesto facilitando las armas para salvar a Micheletti.

Reporteros de LA PRIMERA intentaron obtener la versión del ministro Salazar sobre este grave caso, pero tenía apagado el celular. Tampoco el director de la PNP estuvo localizable ni obtuvimos respuesta a nuestras inquietudes en el departamento de prensa del Ministerio del Interior, pese a lo delicado del hecho que bombas lacrimógenas de la PNP hayan sido enviadas a Honduras para apuntalar a un régimen repudiado por la comunidad internacional.

Raúl Wiener




Madrugada de 22 de setembro: mais de mil policiais e militares, segundo testemunhos, se lançam com tiros de fusil e bombas de gás contra 5 mil pessoas que se postaram em frente à embaixada do Brasil, em Tegucigalpa, para proteger o presidente Manuel Zelaya que decidiu regressar a Honduras para fazer valer o direito de terminar o mandato presidencial para o qual foi eleito pela população.

Desde o momento em que Manuel Zelaya, presidente legítimo, voltou, a luta do povo hondurenho contra os golpistas tomou fôlego. Apesar da reação assassina do governo de Micheletti que ataca o povo, que prende, fere e mata, e que não duvida em agredir a Embaixada do Brasil onde Zelaya se refugiou, a movilização popular, inclusive utilizando barricadas, convocada pela Frente Nacional Contra o Golpe de Estado, se estendeu obrigando o regime a levantar o toque de recolher.

A ditadura que realizou o golpe contra Zelaya em 28 de junho passado, com o apoio dos comandantes do Exército hondurenho, dos partidos da oligarquia e, por trás deles, do embaixador norteamericano, busca manter-se no poder à custa de sangue e contra a vontade de todo um povo. Mas a realidade é que 7 dias antes do regresso de Zelaya, no dia da comemoração da “Festa Pátria”, o governo de Micheletti mostrou seu total isolamento da população.

Em 15 de setembro 500 mil trabalhadoras, trabalhadores, jovens, habitantes dos bairros pobres desfilaram ao chamado da FRENTE NACIONAL CONTRA O GOLPE DE ESTADO para comemorar a primeira independência deste país (1821) e para assinalar que estão por uma segunda independência, expressa na luta pela ASSEMBLÉIA CONSTITUINTE para impor instituições democráticas, para defender la soberania nacional. No mesmo dia o governo golpista só pode reunir 4 mil pessoas, fechadas num estádio de futebol, protegidas pelo Exército, muitas delas obrigadas sob pena de represálias no trabalho.

O povo hondurenho sentiu o regresso de Zelaya como uma conquista de um movimento que já dura 88 dias, com manifestações diárias, a maior parte das vezes ignoradas pela imprensa internacional interessada em promover o Plano Arias-Clinton, que significa o regresso pactado de um presidente sem poderes para “validar” eleições ilegítimas desde a origem, no mes de novembro.

O movimento ininterrupto das massas hondurenhas, como se vê nas ruas e se expressa nas declarações da Frente Nacional Contra o Golpe, busca o retorno de Zelaya à presidência para concretizar a convocação da Constituinte, e a punição dos culpados da repressão e do assassinato de populares.

Hoje, a sorte do povo hondurenho é a sorte dos povos da América Central, do continente inteiro e do mundo. É a luta pelo direito dos povos a decidir sobre seu próprio destino e a exercer sua soberania, por uma União libre de Nações Soberanas em estreita colaboração com os explorados e oprimidos dos Estados Unidos.
Deter a escalada repressiva contra o povo de Honduras é, ao mesmo tempo, enfrentar a ofensiva do governo dos EUA que hoje instala bases militares na Colômbia para ajudar as oligarquias locais a continuarem jogando seu papel de administradoras das grandes multinacionais, para derrotar o processo de resistência de todos os povos trabalhadores do continente e fazê-los pagar bilhões de dólares pelo custo da brutal crise do sistema capitalista.

A 4ª Internacional se pronuncia pelo mais amplo apoio em solidariedade ao povo hondurenho e participa, com suas seções no continente e no mundo, em todas as ações de frente única com as organizações de trabalhadores e organizações que se pronunciam pela defesa da soberania dos povos, contra a repressão, pela democracia, para realizar mobilizações e pronunciamentos em apoio ao povo de Honduras.

A 4ª Internacional diz:

-Abaixo a ditadura golpista!

-Libertação dos presos políticos, fim da repressão! Punição aos culpados!

-Zelaya Presidente, de forma imediata e incondicional!

-Assembléia Constituinte!

El pentágono detrás del golpe en Honduras

Extracto de la intervención del presidente venezolano, Hugo Chávez ante la Asamblea General de la ONU, en que aborda el golpe de Estado en Honduras. TeleSUR

Fuente: lajornadatv -



Fuente: RTVCM -

Honduras: alta es la noche... y Clementina vigila

Por Roberto Bardini

Bambú Press, Buenos Aires

"De todas las repúblicas centroamericanas, Honduras es la más desdichada [...]. América Central produce en realidad el efecto de una caricatura, pero Honduras nos impresiona aún más porque parece una caricatura de Centroamérica misma". Lo escribió el periodista canadiense William Krehm, corresponsal de la revista Time, en su libro Democracia y tiranías en el Caribe, publicado en 1949.

Leí ese libro en 1977, poco antes de viajar a Tegucigalpa, donde pasé muy buenos momentos en los tres años que viví allí y, al final de la estadía, las peores semanas. Fue antes de tomar apresuradamente un avión que me llevó de regreso a México, huyendo del Batallón 316, un grupo paramilitar creado por "asesores" militares argentinos a imagen y semejanza de la Triple A.

En iguales circunstancias también salieron otros dos compatriotas, Carlos María Vilas y Eduardo Halliburton. Los tres trabajábamos en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Y por esas vueltas de la vida, hoy los tres terminamos en la Universidad Nacional de Lanús, esa especie de Disneylandia nacional y popular surgida de la frenética imaginación de Ana Jaramillo.

En aquella etapa centroamericana, hubo un día inolvidable. A las 12:29 del 25 de julio de 1978 salió de la editorial de la Universidad hondureña mi primer libro y 16 minutos después nació mi primera hija, Valeria. Para completar la jornada, a las cuatro de la tarde de ese mismo día planté una docena de arbolitos en el jardín de mi casa. Yo tenía 29 años y estaba convencido de que podía llevarme a la vida por delante. Pasó exactamente al revés, pero esa es otra historia.

Tuve en Honduras buenos amigos, la mayoría poetas, noctámbulos y bebedores de whisky: Clementina Suárez, Roberto Sosa, Rigoberto Paredes y Eduardo Bahr. Y el historiador Ramón Oquelí, el economista Marco Virgilio Carías, el abogado Gerardo Salinas, el mayor (retirado) Ricardo Zúñiga y el dirigente estudiantil German Espinal, que hoy es embajador en Venezuela del gobierno de Manuel Zelaya.

A todos ellos me los presentó Víctor Meza, quien era mi jefe en la oficina de Relaciones Públicas de la Universidad y en la editorial universitaria, y me permitía hacer escapadas a Belice, Nicaragua, Guatemala o El Salvador, porque yo también trabajaba como corresponsal del diario mexicano El Día y la revista de circulación latinoamericana Cuadernos del tercer mundo.

Y casi todos ellos en algún momento me citaron al escritor nacional Rafael Heliodoro Valle: "La historia de Honduras puede escribirse en una lágrima". O mencionaron el dicho local: "En Honduras, el plomo flota, el corcho se hunde y los aviones chocan con los autobuses". A lo que el poeta Sosa agregaba que, además, "las camisas se fríen y los huevos se planchan". Fue él quien me apodó "Ronberto Bacardini".

Muchos de estos amigos tuvieron finales trágicos. Salinas, un amigable abogado laboralista y defensor de presos políticos, fue asesinado en julio de 1980 por el Batallón 316; tenía 33 años. El mayor Zúñiga fue asesinado en agosto de 1985, a los 37 años; poco antes de morir había denunciado que el 316 era una formación clandestina del ejército. La talentosa, enamoradiza y transgresora Clementina Suárez -de quien se decía que era la primera mujer hondureña que había publicado libros- fue asesinada en 1991 por delincuentes comunes; tenía 89 años.

En 1978, Víctor Meza también me presentó a Edmundo Orellana, un abogado simpatizante del Partido Liberal. Treinta años más tarde, Meza se convirtió en Secretario de Gobernación y Justicia (ministro del Interior) del gobierno de Manuel Zelaya, y Orellana fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores, primero, y de Defensa después. Fue este Orellana quien se dio vuelta como un guante y desencadenó la crisis que culminó con el derrocamiento de Zelaya, mientras Meza -que se mantiene leal al presidente legítimo- fue obligado a abandonar su cargo.

Unos días atrás, la Resistencia fiel a Zelaya me hizo llegar una noticia publicada en Habla Honduras, una publicación digital que se define como "un proyecto de periodismo ciudadano" y que concluye todos sus artículos con un firme "¡No pasarán!":

"El jueves pasado [13 de agosto] y siguiendo con su programación anual, el Museo del Hombre hondureño organizó una actividad cultural en homenaje al aniversario de la muerte de Clementina Suárez, poeta reconocida y respetada. Al evento fue invitado originalmente el anterior ministro de Cultura, Pastor Fasquelle, pero se hizo presente la señora Mirna Castro en su rol de ministra de facto. Todo hubiera ocurrido sin incidentes: las palabras de bienvenida por parte del director del museo, el cóctel de vinos y quesos, los aplausos y las risas cultas de la elite hondureña… Pero como la Resistencia está en todas partes, en cada esquina y en cada evento, los músicos contratados para amenizar, al momento de presentar las clásicas piezas que tanto gustan a los burgueses del país, explicaron que no iban a tocar en reclamo al golpe de Estado y la presencia de la señora Castro. De nada sirvieron sus reclamos, insultos y llantos contenidos. La señora ministra tuvo que irse del museo ante la mirada sorprendida de los presentes que, luego de su salida, continuaron disfrutando de la velada".


Honduras:una triple lucha de alcance mundial

Por Guillermo Almeyra

La vuelta a Tegucigalpa del presidente Manuel Zelaya eleva, de un solo golpe, el conflicto entre la mayoría del pueblo hondureño y la oligarquía golpista de ese país y, además, la disputa entre Brasil y la mayoría de los gobiernos latinoamericanos, por una parte, y el Departamento de Estado y el Pentágono (que apañan a los golpistas), por la otra, así como entre este gobierno paralelo del establishment estadounidense (formado por esas dos instituciones y apoyado por todos los ultraderechistas, sean éstos del partido Demócrata como del Republicano) y el presidente Barack Obama…

Es obvio que Zelaya no podría haber cruzado la frontera (presumiblemente, de Nicaragua, pero podría ser también la de Guatemala) sin la protección de los gobiernos de esos dos países (y la connivencia –o la ceguera voluntaria) de elementos de las fuerzas de seguridad hondureñas. También es igualmente evidente que Brasil dio su consentimiento previo al ingreso de Zelaya en su embajada en Tegucigalpa y que el gobierno de Lula dio instrucciones en ese sentido a su embajador en la OEA y a su representante en la capital hondureña. El silencio desconcertado de Hillary Clinton indica también que el Departamento de Estado no esperaba esta medida, que lo obligará a tomar posición en la OEA y frente a los golpistas, mientras la ultraderecha estadounidense responde con furia mediante el Washington Post, que publica en primera página nada menos que una nota de Micheletti, el jefe de los golpistas hondureños, sobre esta situación, apoyando así abiertamente a los dictadores acorralados

.Todo el panorama en la región se ha movido gracias a esta decisión del presidente legítimo de Honduras y se ha puesto en movimiento…

En primer lugar, la dictadura de Micheletti y CIA enfrentará ahora un recrudecimiento de la protesta y la movilización popular, que repudian y desafían el toque de queda de los gorilas y podrían llevar incluso a estallidos insurreccionales aislados. Es previsible que las instituciones se dividan. La jerarquía de la Iglesia católica, que apoya a Micheletti y al golpe gorila, se enfrenta ya con sacerdotes con fuerte respaldo popular que apoyan la democracia y exigen el retorno de Zelaya. En la policía se ha comprobado que existen sectores que no están dispuestos a seguir al Alto Comando militar en su aventura golpista y lo mismo sucede entre los soldados, mientras en ambas fuerzas, como lo demuestra el salvajismo de la represión, hay quienes son partidarios de aplastar a sangre y fuego la protesta semi insurreccional del pueblo hondureño, pero temen el aislamiento internacional (y que Obama pueda torcerle el brazo a los grandes protectores estadounidenses no demasiado enmascarados de los golpistas de Tegucigalpa).

Si, bajo la presión popular, un sector grande de la policía o del ejército, para evitar la guerra civil, rechazase la escalada de la represión y aceptase la idea de un gobierno de transición, conservador, que encapsulase a Zelaya limitando totalmente la intervención presidencial hasta la realización de elecciones presidenciales, el Alto Mando y el gobierno de los gorilas acabaría en la cárcel o en el exilio.

Una parte importante de la burguesía comercial hondureña, con el apoyo de la OEA y hasta, eventualmente, de un Departamento de Estado obligado a cambiar de política sacrificando a los gorilas, podría apoyar esa salida para evitar la guerra civil y para romper el aislamiento y el bloqueo internacionales que afectan duramente a su economía. El propio Zelaya, con el apoyo de la mayoría conservadora de la OEA, podría aceptar esa solución porque él también le teme a la insurrección popular, que pondría en peligro, por lo menos, las propiedades de los terratenientes (él es uno de ellos). Sobre todo porque tiene conciencia de que incluso si fuese presidente sin margen de maniobra en un gobierno de transición, sería la primera figura del mismo, aparecería como triunfador y reforzaría su apoyo popular para encarar cualquier otra perspectiva.

Nuestro enérgico rechazo al agravamiento de la represión policial-militar desatada en Honduras por órdenes del régimen golpista


La MESA de Articulación de Asociaciones nacionales y redes de ONGs de América Latina y el Caribe expresa su más enérgico rechazo al agravamiento de la represión policial-militar desatada en Honduras por órdenes del régimen golpista como reacción al regreso del presidente constitucional Manuel Zelaya.

Desde el golpe de Estado del 28 de junio las organizaciones sociales latinoamericanas han mantenido una actitud de condena al quiebre democrático y de permanente preocupación y vigilancia que se ha manifestado, entre otras iniciativas, en la Misión Tripartita de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias – América Latina y Caribe (AMARC ALC); la Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción al Desarrollo (ALOP) y la MESA de Articulación de Asociaciones Nacionales y Redes Latinoamericanas de ONG, que visitó Tegucigalpa entre el 2 y el 5 de agosto.

En continuidad con esta visita, María Pía Matta, presidenta de AMARC América Latina y Caribe, se encuentra en este momento en Honduras dando seguimiento a la situación de libertad de opinión y expresión en ese país. Con base en la información recopilada por esta misión denunciamos los graves ataques a la población civil apostada ante la embajada de Brasil en Honduras, las detenciones arbitrarias por parte de agentes encubiertos, la implantación del toque de queda, la suspensión vuelos desde el aeropuerto y otras inaceptables medidas represivas.

Hacemos responsables al régimen de facto de la seguridad de las Organizaciones No Gubernamentales, de los medios de comunicación comunitarios y de la integridad de los defensores y defensoras de los Derechos Humanos que desempeñan su labor en Honduras en medio de graves amenazas a su vida.

Llamamos a las instituciones políticas y jurídicas de ese país a asumir sus responsabilidades ante los graves atentados a la vida, la libertad de expresión y la democracia. Exigimos la inmediata restauración del orden constitucional y el respeto irrestricto de los Derechos Humanos de todos los hondureños y hondureñas.
Instamos a la comunidad internacional a apoyar con mayor fuerza los anhelos democráticos de Honduras, incrementando la presión diplomática y exigiendo la inmediata implementación del Acuerdo de San José, en función del interés del pueblo hondureño y el respeto a sus derechos fundamentales.

Asociaciones Nacionales de ONG
ABONG, Asociación Brasileña de ONG, Brasil
ACCION, Asociación Chilena de ONG, Chile
ANC, Asociación Nacional de Centros, Perú
ANONG, Asociación Uruguaya de ONG, Uruguay
CCONG, Confederación Colombiana de ONG, Colombia
CONGCOOP, Coordinadora de ONG y Cooperativas, Guatemala
AD HOC- Convergencia, México
Grupo Propuesta Ciudadana, Perú
POJOAJU, Asociación Paraguaya de ONG, Paraguay
Red ENCUENTRO de Entidades No Gubernamentales, Argentina
SINERGIA, Venezuela
UNITAS, Bolivia
Redes Regionales de ONG
ALOP, Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción al Desarrollo
Articulación Feminista MARCOSUR
CEAAL, Consejo de Educación de Adultos de América Latina
CRIES, Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales
PIDHDD, Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo

Honduras en llamas

Por Javier De León

La llegada del presidente Constitucional, Manuel Zelaya, a Tegucigalpa, Honduras, burlando cualquier tipo de retenes militares y policiales, pasando de forma clandestina, además de tomar a todos por sorpresa, es un fuerte aliento para la resistencia popular hondureña. Fortaleciendo de esta forma la idea de que la incansable lucha que han sostenido y desarrollado por este largo tiempo, empieza a tomar más forma y consistencia.

Además, en este momento la resistencia incrementa la posibilidad de que el gobierno golpista encabezado por Micheletti, eventualmente pueda entregar la presidencia, arrebatada por el golpe de Estado. En opinión de algunos, Zelaya tardo mucho en llegar y exigir lo que ilegalmente le fue despojado. Sin embargo, el arrebato de los golpistas va más allá de la presidencia, más bien tratan de impedir al pueblo la posibilidad de iniciar un proceso social que signifique la profundización de la democracia en su país. Sin embargo, consciente de lo que una acción como ésta podría implicar, decidió aplazar su llegada.

Con anterioridad se sabía que las implicaciones de la llegada de Zelaya, aún y con el respaldo casi unánime del concierto Latinoamericano y mundial, podía desatar una fuerte ola de represión contra las movilizaciones, de parte de los golpistas hondureños, como en efecto está sucediendo. Pese a eso, hemos sido testigos del incremento de las movilizaciones desde que se hizo público que Zelaya se encontraba en la sede de la embajada Brasileña.

Del lado del gobierno golpista, en el mensaje transmitido por la televisión hondureña, se pudo apreciar un Micheletti que poco hace para esconder la preocupación que le causa saber de la llegada de Zelaya. Pero seguramente lo que más le preocupa y le asusta es la posibilidad real de que la resistencia popular, ahora encabezada por Zelaya y con el apoyo de casi todas las naciones del mundo, le obliguen a devolver el orden que el mismo contribuyo a romper.

Solo a partir de la cólera y el temor que vive en estos momentos la elite hondureña, se puede explicar el toque de queda decretado, con el que se pretendió prohibir a las personas salir a la calle; así como la posterior brutal ola de represión que ha sido denunciada por las organizaciones populares, a través de medios alternativos de comunicación que, dicho sea de paso, han cumplido un importante papel, logrando burlar el cerco y la desinformación mediática de las grandes transnacionales de la comunicación, como CNN.

Según declaraciones de Rafael Alegría, dirigente del Frente Nacional contra el Golpe en Honduras, al menos unas trescientas personas que manifestaban desde la llegada de Zelaya en los alrededores de la sede diplomática brasileña en Tegucigalpa, fueron detenidas por cuerpos policiales y militares. Además, en este recuento ya se contabilizan por decenas los heridos.

Las condiciones son de mucha vulnerabilidad para la resistencia que creció como nadie se imaginaba. Porque la ceguera del golpista Micheletti le hace, por un lado hablar de respeto y democracia, pero por el otro actúa en sentido inverso totalmente. La impotencia que Micheletti muestra con estos actos barbaros, le valieron la condena sobre violaciones de estas garantías, de parte de la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, Luz Patricia Mejías.

Otra violación que se denuncia es la censura y boicot del que han sido víctimas algunos medios de comunicación, como el canal 36, de parte del gobierno de Micheletti. Al respecto Esdrás Amado López denuncio el corte en el servicio eléctrico de la planta televisora. Además agrego que han sido objeto de amenazas, agresiones, la destrucción de equipo técnico con sustancias químicas. Así como represión con bombas lacrimógenas en contra del personal en las sedes del canal.

Por otro lado, también se sabe por el trabajo que realizan medios de comunicación como Telesur, que las condiciones de los manifestantes en las calles de Tegucigalpa son de alta inseguridad. Además, se sabe que el servicio del fluido eléctrico está siendo interrumpido. Sobre esta situación es importante hacer ver que esta inestabilidad está siendo provocada por el gobierno y las fuerzas militares y policiales.

En las últimas horas el gobierno ha hecho declaraciones sobre su intención de dialogo y sobre ponerle fin al toque de queda. Lo evidente en estos hechos es que el gobierno de facto empieza pensar en una salida que no les implique perder tanto, y que una eventual restitución del orden roto, traerá además de calma, la restitución del orden que tanto temían fuera revertido por la creciente resistencia popular.

Sobre la resistencia popular, es necesario hacer notar que para el caso de Guatemala, implico una especie de lección aprendida sobre lo que organizaciones pueden y pueblo en general pueden llegar a lograr en una situación tan extrema como la que se han venido viviendo en estos más de ochenta días.

Es más, para muchos sectores guatemaltecos, que acompañaron en el propio territorio hondureño a la resistencia popular, constituye un contraste y acercamiento que hasta hace pocos meses les resultaba ajeno.

Pero más importante resulta saber que, a lo largo de más de tres meses, la resistencia hondureña pone en evidencia el agotamiento del sistema político hondureño, del cual las elites hondureñas se han servido durante años.

Al contrario del agotamiento del sistema político, la resistencia da muestras de convertirse en un movimiento como no se había visto en mucho tiempo. Expresa la necesidad de hacer cambios profundos en nuestras sociedades. Y al mismo tiempo representa los cambios que en la región de la América Latina se pueden dar, de seguir con la misma lógica de ampliar las diferencias entre sectores.

Hasta el momento quedan varias interrogantes abiertas sobre lo que pasara en Honduras. No se sabe cuál será el desenlace de ser restituido el presidente constitucional Zelaya. Y de ser así, cual será el destino de los golpistas. Por el momento, lo que está obligado a hacer el gobierno de facto es a cesar la ola de represión y responder las demandas que se hacen para que restituya el orden.



La noche en que Elvin Santos corrió a los brazos de Zelaya

Foto Diario El Tiempo
El show se había instalado en Casa Presidencial. Los cuatro candidatos, esos que, aunque prediquen lo contrario, las circunstancias e intereses los ha convertido en uno solo, llegaron para reunirse con el gobernante de facto Roberto Micheletti, parecía una nota de farándula, miles de flashazos, centenares de cámaras y numerosos periodistas que los acecharon como leones a su presa.

Tras dejar la publicitada reunión, entre los cuatro; Bernardo Martínez candidato presidencial por el Partido Innovación y Unidad PINU, Felicito Ávila por la Democracia Cristiana, Elvin Santos por el Partido Liberal y Porfirio “Pepe” Lobo por el Partido Nacional, se dirigieron a la Embajada de Brasil. Se había abierto el tan llevado y traído dialogo.

Nosotros los de la prensa los esperábamos por donde habían entrado todos los que llegan a la Embajada, pero los políticos demostraron que son hábiles para el engaño, mandaron dos lujosos carros que distrajeran a la prensa, mientras ellos, por el otro lado, descendían por la pendiente que da rumbo a la Embajada. Todo lo hicieron con una coordinación asombrosa. Un par de segundos bastaron para descubrir el engaño… al voltear, venían caminando los cuatro. No necesitamos más; lo que estaba ante nuestros ojos, era una autentica payasada. ¿No necesitamos más motivos para negarles el voto?, no hay que ir por ninguno de estos cuatro aspirantes a seres humanos.

Una vez que entraron, la expectativa era como se iban a encontrar Mel y Elvin hasta hace poco, eran enemigos públicos. La sorpresa fue mayúscula cuando aparecieron en un abrazo. Nuevamente los políticos confirmaban su fama. Se tratan como perros y gatos y luego estaban en la misma mesa. Pobre de aquél que pelea por ellos y más pobre aquél que muere por ellos. Lean esto: Elvin el que, hace poco, decía que Mel lo quería mandar a matar, llegaba directo a lo brazos de él. Se fundieron los cuerpos en un fotográfico abrazo.

Pero la historia no para ahí, estando adentro, se sentaron los cuatro con Zelaya haciendo el papel de jefe, habló con ellos y dio la palabra a cada uno. Radio Globo transmitió esa junta y cuando le tocó el turno a Elvin. Usted no querrá saber lo que dijo. “Venimos de donde el Presidente Micheletti y ahora estamos con Usted presidente Zelaya”.

Perdoname Dios, pero estos si que no son tus hijos. Abrieron la boca sólo para desinfectatrla, ninguno de los cuatro dijo algo que valiera la pena. Nunca se comprometieron a nada, siguen pensando que las Elecciones son un proceso independiente de esta crisis, ¿habrase visto? dicen que ese problema no es de ellos. Se revuelven en frases cantinflescas. Nada de ver.

Al terminar la reunión, un enjambre de periodistas se lanzó sobre ellos, el tumulto casi les cae encima, que bien merecido se lo traían por ser lideres de pacotilla, un verdadero candidato anda un equipo de gente a su alrededor y le organiza una conferencia o una declaración. Terminaron dando declaraciones frente a un restaurante chino. Que poca fortuna tener estos candidatos. Ah pero faltaron dos; César Ham de la Unificación Democrática y Carlos H. Reyes Candidato Independiente, seguro que estos si son inteligentes, lo demuestran al no andar con esos otros cuatro hipócritas, fariseos, farsantes, mentirosos, cobardes, tontos, judas, detestables, traidores, indefinidios. Tienen todo lo que yo odio, pero mi voto solo no importa. Así es que una de estas vacas puede ser Presidente. El que quiera que bote su voto.

Es la hora del pueblo hondureño

Por Pablo Monsanto - Guatemala, 25 de septiembre de 2009

Cuando casi todos creían que el presidente José Manuel Zelaya estaba languideciendo y a punto de ser olvidado, el Presidente penetró y atravesó sorpresivamente gran parte del territorio hondureño, y valientemente se atrincheró en la embajada de Brasil en la capital, Tegucigalpa, para conducir el movimiento político contra los golpistas.

Sólo ese hecho político tiene un enorme contenido que lanza a la vez un mensaje claro: Zelaya está decidido a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de derrotar a los golpistas, y rescatar y restaurar la democracia en Honduras. Ese mensaje levanta la moral de lucha del pueblo hondureño y le da confianza en su líder, Manuel Zelaya Rosales.

La sorpresa fue tan grande que los mismos golpistas no lo creían y los lleva, de inmediato, a cometer errores que ponen en evidencia sus grandes debilidades.

Luego, después de que se dan cuenta que era cierta y real la presencia del presidente legitimo en el país, siguen con sus arrebatos prepotentes de patrón, y toman medidas que lo único que logran es empeorar la situación dramáticamente.

Esas medidas están dirigidas a impedir que el pueblo se manifieste en apoyo al presidente legítimo, Manuel Zelaya. Reprimen su libertad a manifestar y expresarse, con la intención desesperada de parar y sofocar el levantamiento pacífico y popular en apoyo a su presidente constitucional. Esas medidas desesperadas paralizan el país; tapan las carreteras y cierran los aeropuertos, sumiendo a Honduras en una crisis profunda y total.

Esa misma actitud, lleva a Micheletti a proponer un diálogo pero con la condición de que el presidente constitucional de Honduras acepte las “elecciones” incondicionalmente; y, a manifestar que está “dispuesto a escuchar pero no a negociar”.

Esa conducta es compartida por todos aquellos que están defendiendo lo que llaman el “status quo” y, de la misma forma, por los voceros de la oligarquía guatemalteca que lo hacen por los diferentes medios.

Según ellos, lo que hay que respetar es el proceso electoral en marcha independientemente de la salida que se le dé a la crisis. Algunos han caído en interpretaciones antojadizas con el propósito de suprimir los meritos y objetivos políticos de la acción valiente y heroica del presidente Zalaya, al decir que él no está en territorio hondureño porque la embajada de Brasil es territorio brasileño.

Los partidarios de los golpistas, tanto dentro como fuera de Honduras, están asustados, pues no esperaban que la situación en el país diera un vuelco tan dramático con el regreso de Zelaya, que logró metérseles hasta la “cocina” sin que se dieran cuenta.

A partir de ese momento, el escenario cambió. A partir de las nueve de la mañana, el tiempo empezó a transcurrir en contra de los golpistas y a favor de la democracia; a favor del pueblo hondureño y en contra de quienes quieren seguir manteniendo el sistema de opresión y explotación. Y es que no existe ninguna justificación valida, ni política, ni jurídica, ni legal o moral para que los que detentan el poder de forma ilegal se mantengan en él.

Los argumentos legalistas que imputan lo que sucede tanto al presidente constitucional José Manuel Zelaya como al golpista Micheletti, tratan de diluir las responsabilidades y las verdaderas causas de la crisis. Señalan una cadena de errores y delitos que atribuyen a la “mediocridad e irresponsabilidad” de los políticos en general; y con esa lectura de los hechos, le dan el beneficio a quienes a todas luces rompieron la legalidad e iniciaron con maniobras fraudulentas, el enfrentamiento violento contra el pueblo hondureño.

Todo mundo sabe cuál es el verdadero trasfondo del asunto: evitar por todos los medios los cambios democráticos, y las reformas económicas y sociales que el pueblo hondureño demanda y necesita.
Por supuesto que también hay otros razonamientos para tratar de evadir la situación real y culpar a los políticos en general sin hacer distinción alguna entre ellos; por ejemplo, la utilización del argumento que “debido a la irresponsabilidad de políticos mareados por el poder” la situación ha llegado hasta donde está.

Con esos argumentos se quejan que “la crisis en Honduras sigue complicando la actividad empresarial”; y agregan que “se trata de una situación en que los principales afectados son los exportadores guatemaltecos, quienes ven cerrados los pasos para sus productos comercializados…” O sea pues, que lo que les duele son las pérdidas de los comerciantes, y no los muertos y heridos, las violaciones a los derechos humanos, ni la represión, persecución y muerte de los hondureños.

Y así, exigen una “inmediata solución” a la crisis, pero la situación ya no da para lo que los oligarcas y sus voceros quieren. Lo que suceda de ahora en adelante será ganancia para el pueblo de Honduras y sus líderes demócratas, progresistas y revolucionarios. Ya nada será igual que antes, sea cual sea la salida, dejará una gran ventaja para quienes luchan por la paz, el desarrollo humano y el progreso económico y social de Honduras. Zelaya se ha agigantado; el zelayismo crecerá y se hará invencible. Llegó la hora para el pueblo de Honduras.

Fuente: Alternativa Nueva Nacion, ANN



Protest Action yesterday in Phoenix

International Solidarity with Honduras Action in Phoenix

at Honduran Consulate Thursday September 24

4040 E. McDowell

4:00 - 6:00 PM

Honduras Solidarity Committee

Press Release
For Immediate Release
Date: September 23, 2009
Contact: Tupac Enrique (602) 466-8367

International Solidarity with Honduras

Protest Action in Phoenix

at Honduran Consulate

When: Thursday September 24, 2009

Time: 4:00 PM to 6:00 PM

Where: 4040 E. McDowell (Honduran Consulate of Phoenix)

Re: Honduras Solidarity Committee demands Restitution of Democracy in Honduras and Reinstatement of President Zelaya

Phoenix, AZ – The Honduras Solidarity Committee of Arizona will participate today in an International Action of Solidarity with the people of Honduras who are mobilized across the country in support of President Miguel Zelaya. President Zelaya returned to Honduras on Tuesday in spite of the de facto government issuance of an order of arrest, and has been received in the Brazilian Embassy in Tegulcigalpa.

In the tense situation, the Honduras Solidarity Committee of Phoenix calls upon all peoples of good conscience to express support for a return to democracy and peaceful resolution of the crisis brought upon the people of Honduras by a military coup initiated on June 28th with the support of the US based School of the Americas based in Ft. Benning Georgia.

The action in Phoenix , in protest and denunciation of the military coup will deliver a message to US President Obama and members of the US congress demanding an immediate end of military aid to the illegal regime of the defacto government led by Roberto Micheletti and challenging the Obama administration to speak unambiguously, and act decisively, by joining with the other nations of the hemisphere in restoring the constitutional government of President Mel Zelaya.

Recalling the period in history from 1865-1867, when the US government applied diplomatic pressure in favor of Mexico’s legitimate president Benito Juarez and against the illegal right wing usurpers of power, the battle for constitutional government in Honduras takes place during new era of democratization across the hemisphere. The developments in the central part of the continent also are framed by the constitutional recognition for the first time of Indigenous Peoples, as declared by the UN Declaration on the Rights of Indigenous Peoples adopted by the UN General Assembly on September 13th, 2007.

Calling for investigation of the role of the US based School of the Americas at Ft. Benning Georgia in the military coup in Honduras, the Honduras Solidarity Committee of Arizona is also calling upon congressional support for House Resolution 630 before the Committee on Foreign Affairs, demanding the reinstatement of President Zelaya.




H. RES. 630

Condemning the June 28, 2009, coup d'etat in Honduras, calling for the reinstatement of President Jose Manuel Zelaya Rosales, and for other purposes.


July 10, 2009

Mr. DELAHUNT (for himself, Mr. MCGOVERN, Mr. MARKEY of Massachusetts, Mr. SERRANO, Mr. FARR, Mr. OBERSTAR, Mr. GUTIERREZ, Mr. CONYERS, Mr. HINCHEY, Mr. FILNER, Ms. SCHAKOWSKY, Ms. LEE of California, Mr. GRIJALVA, and Ms. BALDWIN) submitted the following resolution; which was referred to the Committee on Foreign Affairs


Condemning the June 28, 2009, coup d'etat in Honduras, calling for the reinstatement of President Jose Manuel Zelaya Rosales, and for other purposes.

Whereas Jose Manuel Zelaya Rosales was elected President of Honduras in November 2005 in elections that were deemed free and fair by international observers;

Whereas President Zelaya and other political actors in Honduras became embroiled in a political dispute over whether to hold a non-binding referendum asking Honduran voters whether they wanted a constituent assembly to be established to amend the Constitution;

Whereas, on June 28, 2009, the day that the non-binding referendum was to take place, Honduran military forces stormed President Zelaya's residence, apprehended him, sent him out of the country, and seized the materials for the referendum;

Whereas the Honduran Congress named Roberto Micheletti, the head of the Congress, as President and subsequently suspended a number of constitutional rights, including the freedom of association and of movement;

Whereas the Inter-American Commission on Human Rights has expressed its concerns regarding human rights abuses by the de facto Micheletti government, including the arbitrary detention of Zelaya supporters;

Whereas the Organization of American States (OAS), the United Nations, and the European Union, representing governments from across the political spectrum, have condemned the coup d'etat, refused to recognize the de facto Micheletti government, and demanded the unconditional return of President Zelaya to office;

Whereas, on July 1, 2009, the OAS voted unanimously to suspend Honduras from participation in the OAS unless President Zelaya was returned to office within three days;

Whereas, on July 4, 2009, the OAS unanimously voted to suspend Honduras;

Whereas the Obama Administration has condemned President Zelaya's removal, supported the OAS resolutions regarding Honduras, and demanded that he be returned to office;

Whereas the World Bank and Inter-American Development Bank have suspended aid and loans to Honduras;

Whereas national elections are scheduled in Honduras for November 29, 2009;

Whereas President Zelaya has said that he will only serve until his term ends in January 2010;

Whereas it is critical for the stability of Honduras that the November 2009 elections be free, fair, and transparent; and

Whereas U.S. Secretary of State Hillary Rodham Clinton announced on July 7, 2009, that Costa Rican President Oscar Arias would seek to negotiate a solution to the crisis, and President Zelaya and the de facto Micheletti government have agreed to the mediation of President Arias: Now, therefore, be it

Resolved, That the House of Representatives--

(1) condemns the June 28, 2009, coup d'etat in Honduras and refuses to recognize the de facto Micheletti government installed by that coup d'etat;

(2) calls on the Obama Administration to continue to refuse to recognize the de facto Micheletti government;

(3) calls for the reinstatement of President Zelaya as President of Honduras;

(4) urges the Obama Administration to suspend nonhumanitarian assistance to the de facto Micheletti government as required by United States law as it deems necessary to compel the return of President Zelaya to office;

(5) calls for extensive international observation of the November 2009 elections once President Zelaya is returned to office to ensure that his successor is elected freely, fairly, and transparently; and

(6) welcomes the mediation of Costa Rican President Oscar Arias and encourages the Obama Administration to provide any assistance President Arias requests in his efforts.


Phoenix Honduras Solidarity Action: Thursday Sept 24 4:00-6:00 PM 4040 E. McDowell