jueves, 26 de noviembre de 2009

The Sham Elections in Honduras

Why Obama shouldn't turn a blind eye to the undemocratic shenanigans in Tegucigalpa.


On Sunday, when Hondurans go to the polls to elect a new president, Barack Obama's administration may be tempted to congratulate the winner, gradually resume normal diplomatic and economic relations with the successor government to the deposed president, Manuel Zelaya, and thus enable the de facto government that drove him from office to erase the remaining stains of its coup d'état.

Yield not unto temptation. This election is taking place in a political environment contaminated by repression, violence, and fear. If the U.S. government recognizes the vote, it will grant the de facto regime led by former parliamentary head Roberto Micheletti a legitimacy it does not deserve; it will needlessly lengthen a crisis that is hurting Honduras, its people, and its prospects for real democracy; and it will harm the U.S. image in the region. Most importantly, there is an alternative to this "see no evil" strategy.

What has transpired in Honduras in recent weeks has eliminated the prospects for free and fair elections. Actions specifically aimed at suppressing political organizing for the election, including mass arrests, illegal detentions, and violence -- documented by respected international groups such as Amnesty International, Human Rights Watch, and the Inter-American Commission on Human Rights -- have yet to be investigated or prosecuted by the Honduran attorney general's office.

More than 50 candidates for public office, including several running for congressional and mayoral seats and one presidential candidate, have removed their names from the ballot in protest against the coup regime.

Lists of anti-coup activists have been compiled by local mayors and given to the military. The government's telecommunications commission has continued to block pro-Zelaya media outlets, forcing them to play reruns of old cowboy movies rather than news critical of the coup regime.

All of this while the Micheletti government reinstated a state of siege last weekend and intimidated opponents by announcing that it has trained hundreds of Honduran lawyers to prosecute individuals participating in a boycott of Sunday's vote. No matter the turnout, no matter the result, these are not conditions within which legitimate elections can take place.

Moreover, the coup and the campaign have made utterly clear that the constitutional framework in one of Latin America's poorest countries may be insufficient for dealing with the vast array of social, political, and economic challenges facing Honduras -- with or without a new, democratically elected president.

In a country where 70 percent live in poverty -- in a system riven with corruption, as Transparency International recently made clear -- it is not hard to understand why Zelaya's calls for a constitutional assembly in June resonated deeply with Honduran society.

Although coup leaders and others question Zelaya's method and motives, this crisis has revealed that many Hondurans still want a significant reform of their country's Constitution. It was the United States' own handpicked negotiator, Costa Rican President Oscar Arias, who called the Honduran Constitution "the worst in the world." With neither any clause for impeachment nor any recourse for amendment, Arias had the document dead to rights. And it is easy to imagine the events of June repeating themselves if serious debate over constitutional reform does not continue once the facade of democracy is restored. Indeed, it is just this sort of national conversation that the majority of Hondurans still seem to desire. Just one month ago, 54 percent of Honduran respondents told a U.S. polling firm that a constitutional assembly would now be the best way for resolving the current crisis.

In the end, the Honduran people themselves will need to decide what, if any, changes they want to make to their Constitution, and whether any such changes can be made through a piecemeal reform process or whether a constitutional assembly to rewrite the document altogether will ultimately be necessary. For now, however, the United States should publicly support such a conversation, beyond Sunday's vote. And most importantly, it should do its part to ensure an open political environment exists for doing so.

In other words, don't bless these elections and walk away. Instead, Washington should maintain its suspension of government-to-government assistance and not recognize the newly elected regime until there is a full restoration of civil liberties and steps are taken to prosecute human rights abuses. Next, the Obama team should work with the Organization of American States and other democracies -- the vast majority of which is reluctant to endorse these elections -- to find a way to bring Honduras back into the international community. For starters, if the new government is to recover any semblance of legitimacy, it will need to ensure that adequate conditions exist for a broad and pluralistic debate and dialogue, including with respect to any constitutional issues. Moreover, such a dialogue should be seen as responding to the legitimate rights and concerns of Honduran citizens, rather than being branded as treason, as is customary for the coup government today.

Supporting this next process may be the only way for the United States to retain a trace of goodwill among many rightfully frustrated Hondurans -- not to mention the rest of Latin America, disappointed that five months of hemispheric unity might end because of a hasty and ill-considered decision to recognize Sunday's elections.

George Vickers is the director of international operations at the Open Society Institute.

Fuente: www.foreignpolicy.com


Frente de Resistencia condenó traición de EE.UU. a Zelaya

 Rafael Alegría rechazó la posición de EE.UU. ante la situación de Honduras. (Foto:teleSUR)
Rafael Alegría rechazó la posición de EE.UU. ante la situación de Honduras. (Foto:teleSUR)

A sólo cuatro días de realizarse las elecciones ilegítimas en Honduras, el representante del Frente de la Resistencia Contra el Golpe, Rafael Alegría, rechazó la posición de EE.UU. y calificó a Obama de Nefasto.


El líder del Frente de la Resistenciacontra el golpe de Estado en Honduras Rafael Alegría, condenó este jueves la traición de Estados Unidos al presidente legítimo, Manuel Zelaya, a quien prometió que apoyaría en su restitución, y en cambio respaldaron al régimen golpista.

"Condenamos que Estados Unidos engañaron, traicionaron al presidente (Manuel) Zelaya", denunció Alegría en entrevista exclusiva a teleSUR.

Alegría consideró "lamentable la posición de Estados Unidos (EE.UU.) que ha venido cambiando", de posiicón frente al golpe de Estado.

Explicó que Washington le pidió al presidente constitucional Manuel Zelaya que "se adheiera al acuredo Tegucigalpa/San José", y luego "no lo apoyaron de manera definida (...) y apoyaron al régimen facista" en el proceso electoral.

El comportamiento del país norteamericano "no se mantiene firme", pues respalda eleciones en contra de la comunidad internacional y del pueblo hondureño, dijo el líder campesino y agregó que el "¡presidente es nefasto!", al referirse a Barack Obama.

En las elecciones "no hay transparencia, democracia, ni tranquilidad (...) se realizan en el marco de mucha violencia".

Alertó que los medios de comunicación anunciaron recientemente que podría haber más capturas y detenciones y que con esto "se referían al Frente".

Aseguró también que quien triunfe en las elecciones del próximo fin de semana "es ilegítimo, para nosotros es la continuación del Golpe".

El Frente de la Resistencia ha estado en las calles desde el mismo día que se suscitó el golpe de Estado militar, el pasado 28 de junio, "nosotros salimos a la calle los 152 días" que van desde el hecho.

Por último hizo un llamado a la comunidad internacional para "mantener la condena al golpe, el no reconocimiento a las elecciones y a no reconocer a las autoridades del domingo".

Según Alegría "están llegando observadores (para los comicios) que son comerciantes y políticos de la extrema derecha del país", aseguró que no han arribado observadores internacionales ni de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El presidente Zelaya, quien se encuentra en la embajada de Brasil desde el pasado mes de septiembre cuando entró clandestinamente a su país, "es el presidente legítimo hasta el 27 de enero" del próximo año.

"Somos un movimiento de paz, no queremos confrontar con el Ejército y la policía, pero llamamos contundentemente a no legitimar este golpe de Estado" concluyó.

Fuente: teleSUR/yi - MM

En Honduras los golpistas se han quedado huérfanos de argumentos

Walter Farfán

Recién terminó la campaña electoral en Honduras. Una campaña marcada por la propaganda de miedo más burda y grotesca que se haya visto en mucho tiempo. Pareciera que el contendiente electoral a derrotar fuera el presidente Chávez de Venezuela. Esta ha sido una campaña en la que no se han escatimado ni recursos económicos, ni las técnicas de manipulación más retorcidas. Lo han hecho parecer como si la opción fuera entre Honduras y Chávez. En este planteamiento la realidad sólo tiene dos vertientes, la de los patriotas y la de los vende patrias, donde por supuesto ellos, los golpistas, son los patriotas.

Para esto han aplicado el manual de técnicas de propaganda nazi, Goebbels estaría orgulloso de semejantes discípulos. Recuerden aquello de: Si no existe un enemigo externo hay que crearlo y para conseguir ese objetivo las derechas de todo el continente tienen al presidente de Venezuela Hugo Chávez. Esto por supuesto nos indica que estas derechas se han quedado absolutamente sin argumentos.

Las derechas no son capaces de exponer y debatir sus ideas abiertamente y de cara a los pueblos. No pueden defender su modelo económico excluyente que ha precipitado a nuestros países a la mayor crisis económica, social, política, moral, ambiental etc., etc., de la cual se tenga conocimiento en nuestra historia. Por consiguiente lo único que les viene quedando es la propaganda del miedo y el terrorismo mediático.

Esto se ha puesto en evidencia en Honduras, donde a falta de un solo argumento válido que justifique el golpe de estado, los golpistas han sacado a relucir los viejos y trillados argumentos de la guerra fría: ¡Ahí vienen los comunistas! ¡Ahí viene el cuco (antes era Fidel Castro ahora es Hugo Chávez); estos argumentos a muchos podrán parecerle banales; pero recordemos que han servido para justificar las peores violaciones a los derechos humanos y los crímenes más atroces cometidos en la región.

Por tanto, debemos estar atentos a lo que ocurre en Honduras, donde se están cometiendo todo tipo de atropellos y delitos por parte de los golpistas, en contra de opositores al régimen.

Se han estado saboteando a los medios de comunicación disidentes, algunos de éstos han denunciado públicamente un supuesto plan para asesinar a líderes de la resistencia (denunciado en Radio Globo). A la luz de la historia reciente de Centro América, ya sabemos que lo anterior no es una exageración periodística. Sabedores de esto por experiencia propia, debemos de tomar conciencia de qué lo que les ocurre a nuestros vecinos, nos puede ocurrir a nosotros y la garantía para que esto no suceda es elevar nuestra conciencia democrática.

Debemos de recurrir al trabajo político, aumentar nuestra capacidad organizativa a todos los niveles, a través de los Partidos Políticos, Organizaciones de la sociedad civil y además, cohesionar la unidad de las fuerzas democráticas, ahí donde estén, en los gremios, los sindicatos, inclusive el ejército así como la policía y estar dispuestos a actuar organizada y determinadamente en defensa de nuestro incipiente proceso democrático. Solo así podremos estar a salvo de la bestia golpista que acecha y conspira en las sombras.

Fuente: www.diariocolatino.com


Obama atenta contra la democracia: Zelaya

Advierte que EU podría ser castigado por la OEA y la ONU

TEGUCIGALPA (EFE).— El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, dijo ayer que Estados Unidos cometió un “delito contra la democracia” al cambiar su posición respecto al golpe de Estado que lo sacó del poder y aseguró que ese país y Panamá pueden ser “sancionados” por violar la Carta Democrática Interamericana.

“Cuando el Departamento de Estado (de EU) dijo que ya la prioridad no era mi restitución, sino las elecciones, cometió un delito en contra de la democracia”, dijo Zelaya a EFE por teléfono desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se refugia desde el 21 de septiembre tras volver en secreto al país.

“Estados Unidos y Panamá pueden ser sancionados por la OEA (Organización de Estados Americanos) en los próximos días, pueden ser sancionados también por las Naciones Unidas en los próximos días”, afirmó.

Esa sanciones serían “por violar la Carta Democrática Interamericana, por desacatar las resoluciones de la OEA, de las Naciones Unidas, el espíritu del plan Arias y el espíritu del Acuerdo Tegucigalpa-San José”, sobre su restitución, expresó.

Opiniones encontradas

El presidente del vecino El Salvador dijo que el gobierno de facto de Honduras no tiene la legitimidad para celebrar las elecciones presidenciales del próximo domingo, por lo cual es “muy difícil” que la comunidad internacional las reconozcan.

El gobierno de Paraguay también informó ayer que no reconocerá el resultado de las elecciones por considerar que se efectúan bajo un gobierno ilegítimo.

Por su parte, el gobierno de México señaló ayer que no se pronunciará sobre las elecciones en la nación centroamericana y se limitó a insistir en el cumplimiento del acuerdo Tegucigalpa-San José.

Fuente: El Universal de México


Barack Obama no priorizó la democracia; “Estoy en manos del general Romeo Vázquez”

Entrevista con Manuel Zelaya, presidente derrocado de Honduras, refugiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa

A cinco días de las elecciones, el presidente arrancado de su cargo culpó a Estados Unidos por su cambio de posición con la dictadura. “Obama no sólo no priorizó la democracia en Honduras, no priorizó la democracia en América latina.”

Por María Laura Carpineta

“Estamos luchando por una causa que no tiene límites de tiempo ni de espacio”, dijo Zelaya desde el bunker.

Manuel Zelaya tiene todas las razones para estar enojado, pero no lo demuestra. Atiende el teléfono desde la embajada brasileña en Tegucigalpa con un tono amable, opacado sólo por el cansancio de quien vive encerrado y asediado desde hace dos meses. El presidente hondureño derrocado perdió la pulseada y lo sabe. Cuanto más se acercan las elecciones del domingo próximo, más patente se vuelve su impotencia. “Estamos en la lucha del más fuerte, y la verdad es que no sabemos qué va a pasar”, reconoció ayer por la tarde. No quiere adelantar sus próximos pasos, pero deja todas las puertas abiertas. En diálogo con Página/12 no descartó el exilio ni negociar con el próximo presidente hondureño. “Mis diferencias son políticas, no personales”, se escudó.

Minutos después de la entrevista, las organizaciones de derechos humanos hondureñas confirmaron un nuevo asesinato, a cinco días de los comicios. “La dictadura sigue reprimiendo a la resistencia. Hoy (por ayer) apareció muerto un maestro que había sido detenido por la policía el lunes. ¿Cómo pueden llamarse líderes democráticos los que callan y apoyan este terrorismo de Estado?”, sentenció Bertha Oliva, veterana dirigente. Según sus cálculos, Gradis Espinal, jubilado de 58 años y padre de tres hijos, es la víctima número 26 de la dictadura.

Ninguno de los principales medios hondureños se hicieron eco de la noticia; la dictadura ni se pronunció. “No todos tenemos las mismas posibilidades en estas elecciones”, recordó Zelaya.

–Finalmente se llegó al peor escenario político, elecciones bajo dictadura. ¿Por qué no se logró la restitución, qué faltó?

–Hay un mandato de la OEA, otro de la ONU y está el Plan Arias. Todos pedían la restitución para poder hacer elecciones democráticas, en igualdad de condiciones. Todos lo pedían, pero no se dio. No se dio porque Estados Unidos renunció a su posición, cambió su prioridad, apoyó las elecciones sin restitución y esto eliminó las posibilidades de restaurar la democracia hondureña. No sólo no priorizó la democracia en Honduras, no priorizó la democracia en América latina.

–¿Cometió errores en los últimos cinco meses?

–Las negociaciones avanzaban, pero cuando Estados Unidos cambió su posición hacia la dictadura, todo se cayó. Eso fue lo que pasó.

–¿Cree que el boicot electoral será suficiente para hacer tambalear al próximo gobierno?

–Hay que pronunciarse contra el proceso, tiene una raíz ilegal y no todos tenemos las mismas posibilidades. La democracia debe ser un acuerdo político para que todos podamos competir en igualdad de condiciones.

–No parece suficiente para desestabilizar al próximo gobierno...

–Mire, estas elecciones tienen tres elementos que las hacen únicas. Primero, es la primera vez en América latina que se realizan elecciones después de una dictadura sin un pacto social previo. Segundo, las elecciones se convocan bajo un estado de represión: y tercero, existe un gran temor a un fraude electoral. Son elecciones débiles y de ellas saldrá un gobierno débil.

–¿Cómo sigue su vida después de las elecciones? ¿Continuará en la embajada?

–Estamos luchando por una causa que no tiene límites de tiempo ni de espacio. Se trata de sacrificios y de continuar luchando por la libertad, aquí o donde sea. Cuando se pierde el sistema democrático, se pierde el destino del país entero. Estamos peleando la lucha del más fuerte, y la verdad es que no sabemos qué va a pasar.

–¿Intentará dialogar con quien gane las elecciones?

–Yo me alejé políticamente de ellos porque apoyaron el golpe, no salieron en defensa de la democracia y los derechos humanos, como nosotros. Tenemos diferencias políticas, pero no personales.

–¿Está pensando en exiliarse o se imagina viviendo en Honduras?

–Mi vida en sí está en manos del general Romeo Vázquez Velázquez. No me preocupo por eso, él decidirá qué puedo hacer.

–¿Pero usted está considerando exiliarse?

–Mi vida está ligada al pueblo hondureño y está orientada a luchar por una causa, la de la democracia y la libertad hondureña. Esa causa no tiene un tiempo, una forma o un lugar determinado. Eso no es importante.

–¿Cómo quedó su relación con el gobierno estadounidense después de su giro en favor de las elecciones hondureñas?

–Todo el derecho internacional dicta que Estados Unidos puede tomar la decisión que quiera. Nosotros no cuestionamos su soberanía. Pero cuando ese gobierno hace un trato conmigo, yo tengo derecho de reclamar. Siempre guardaré un respeto por esa nación libre, pero Estados Unidos no cumplió con su palabra.

–¿Obama le había puesto condiciones para apoyar su restitución?

–No, ninguna. Prometió la reencuadración del sistema democrático antes de las elecciones, nada más.

–Y, ¿por qué cree que Estados Unidos cambió de opinión?

–El senador De Mint lo dijo muy claro. Yo no hago juicios, él lo dijo. El vino, como muchos otros republicanos, y habló con Micheletti. Después volvió a Washington e hizo un acuerdo con el presidente Obama. No hace falta especular demasiado.

–¿Cómo deberían actuar los países latinoamericanos con el próximo gobierno?

–Además de impugnar las elecciones, vamos a pedir que se anulen. Los países que se sumen no van a estar defendiendo solamente los derechos de los hondureños, sino de todos los latinoamericanos.

–Mucho se ha discutido sobre la polarización política que existía en Honduras antes del golpe. Si pudiera hacer alguna recomendación a los mandatarios vecinos para evitar una situación similar, ¿cuál sería?

–Cuando un presidente quiere corregir la economía y hacerla más justa necesita hacer reformas que no son del buen agrado de las transnacionales financieras, de servicios e industriales. Mi recomendación para los presidentes que quieran de verdad a sus pueblos es que se mantengan firmes, aun si aparecen amenazantes las viejas castas militares.

Fuente: Página 12


República Dominicana no participará como observador en las elecciones de Honduras

República Dominicana no participará como observador en las elecciones de Honduras, pautadas para el próximo domingo.

Pina Toribio afirma que el presidente Leonel Fernández ha sido enfático en el señalar que sin una solución al derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, el ambiente para la celebración de las elecciones no es favorable, ni puede merecer credibilidad.

Dijo que al igual que organismos internacionales, República Dominicana se mantiene firme en que la institucionalidad de Honduras depende del regreso del presidente Zelaya a sus funciones.

Sin embargo, Pina Toribio aclaró que la asistencia no es obligatoria.

Fuente: diariolibre.com.do


Cumbre Sindical Iberoamericana se pronuncia contra el golpe de Estado en Honduras

PORTUGAL - Con la presencia de Raymundo Navarro, miembro del Secretariado Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), concluyó ayer la X Cumbre Sindical Iberoamericana que tuvo lugar en Lisboa y en cuya declaración final los participantes condenaron el bloqueo económico, comercial y financiero de los EEUU contra Cuba y el golpe de Estado en Honduras.

El Sindicalismo Iberoamericano exigió la culminación del bloqueo de Cuba, tal como lo ha demandado ya 18 veces la Organización de Naciones Unidas (ONU), al que considera como “una flagrante violación a los derechos humanos, inadmisible en un orden internacional democrático y pluralista.”

Asimismo, ratificó la condena al golpe de Estado en Honduras y la permanencia ilegítima en el poder del gobierno de facto, al tiempo que llamó a sostener la solidaridad con el pueblo y el movimiento sindical hondureño, instando a los gobiernos de Iberoamérica a desconocer el resultado de las elecciones que se realizarán el 29 de noviembre y que pretenden legitimar las graves violaciones a los derechos humanos y a la institucionalidad democrática en ese país. (Cubaminrex-Embacuba Portugal)

Fuente: america.cubaminrex.cu



Elvin Santos se jacta de haberle ganado la lucha a la Resistencia, en su limitado análisis político –si es que los hace- cree fervientemente que el realizar las elecciones es un triunfo político para ellos -los golpitas-ignora que las luchas sociales no son escritas en cuatro meses, ni pueden eternamente ser controlados por el uso de la fuerza.

La Resistencia, en forma pacifica a enfrentado a toda la maquinaria legal, militar y política del hemisferio. Como abejas a la miel, la ultraderecha internacional ha sido atraída a proteger a los neo fundamentalistas conservadores hondureños, desde la Internacional Liberal, el Mosad israelita con sus criminales asesores, los Senadores Yanquis y la CIA.

Pero, basta con revisar la historia y veremos como han caído imperios, reinos y tiranías. Asimismo, en la reciente historia política de los pueblos latinoamericanos. Nos proporciona lecciones de cómo se trata a los tiranos; en un inicio sus Tiranías en el delirio de su esplendor disfrutan de la miel del poder, saquean, persiguen, torturan y matan.

Pero, después, la justicia los lleva a pagar sus culpas, ya no hay amigos fiscales, jueces complacientes, ni policía, ni ejercito que les cuide las espaldas.
Todo el sistema corrupto que construyeron, ha caído, desde los emporios de comunicación, paraísos fiscales, imperios financieros, hasta su sistema de justicia cae por el poder del pueblo.

Y les veremos, allí ante jueces rindiendo cuentas por sus crímenes, como ahora lo hace Fujimori y tantos militares asesinos.

Bestias golpistas, sonrían, que el vino, la miel y la leche se les acabará.

Fuente: hablahonduras.com


HONDURAS - Contra el fraude electoral : DIGNIDAD y VERGÜENZA! NO VOTES!

Fuente: banheirense - Youtube.com


Golpistas amenazan a hondureños que no ejercerán el sufragio


La perversidad de los golpistas no tiene límites. A cinco días de realizarse las elecciones bajo un régimen de facto, ahora amenazan a los ciudadanos que no quieren prestarse a la farsa del domingo 29 de noviembre.


Tegucigalpa. La perversidad de los golpistas no tiene límites. A cinco días de realizarse las elecciones bajo un régimen de facto, ahora amenazan a los ciudadanos que no quieren prestarse a la farsa del domingo 29 de noviembre.

En un diario capitalino se publica hoy (24 de noviembre) un aviso anónimo, o más bien una velada amenaza a los ciudadanos que no desean ejercer el sufragio. En el titular del anuncio y sobre un fondo negro, con letras blancas, se lee: “El verdadero riesgo del 29 es que te quedes sin votar”, y a continuación la amenaza: “Recuerda que debes cuidar tu historial electoral que puede ser consultado fácilmente en la página consulta.tse.hn con sólo ingresar tu número de identidad”.

Y es que la nueva modalidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE), para estas elecciones es que cualquier persona, con sólo conocer el número de identidad de un ciudadano, podrá ingresar a la base de datos del padrón electoral y enterarse si votó en las contiendas electorales de 2001 y 2005, y por supuesto en las de 2009.

¿Pero en qué le puede afectar a un ciudadano no ejercer el sufragio el 29 de noviembre? La respuesta es sencilla: Si no vota corre el riesgo de ser marginado o despedido, ya sea de un cargo público o privado, cuyo propietario sea uno de los empresarios que financiaron el golpe de Estado. La intención de los golpistas es que el mayor número de personas voten y así legalizar las elecciones.

Los propagandistas de la Alemania Nazi se quedarían perplejos con la capacidad del aparato mediático de los golpistas.

Fuente: El Libertador


Dictadura adquiere armamento bélico para reprimir a la Resistencia durante el ilegal proceso electoral


El régimen de facto invirtió más de 240 millones de lempiras en granadas de mano lacrimógenas, misiles con gas lacrimógeno y un tanque antimotines (valorado en unos 226 millones de lempiras), para reprimir a la resistencia pacífica el día de las ilegales elecciones (29 de noviembre).


Tegucigalpa. Las elecciones del 29 de noviembre tendrán el sello de la dictadura Micheletti – Vásquez: Se desarrollarán en un ambiente de guerra. Esto lo confirma el comunicado del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), de fecha 24 de noviembre de 2009, donde afirma tener información fidedigna que: “En comunicación girada el 9 de noviembre de 2009, por la Secretaría de Finanzas del régimen de facto a las autoridades de la aduana de Puerto Cortés, se ordena el ingreso libre de impuestos de un camión blindado para control de disturbios callejeros”.

De acuerdo con el Cofadeh, este camión es “marca Ford, modelo F750, motor Cummis diesel con transmisión de 6 velocidades, con todos los accesorios, a un costo de 11 millones 990 mil dólares (más de 226 millones de lempiras), procedente de Estados Unidos, mediante intermediación de la empresa Representaciones, Comercio e Inversiones S de RL de CV y consignado a la Secretaría de Seguridad”.

La maquinaria de muerte –prosigue el texto– está equipada con una torreta de cañón de agua con presión de 300 libras y 150 galones por minuto, 4 cámaras blindadas de seguridad con una visión de 360 grados, operadas desde una estación de video-grabación dentro del camión. Además, la pesada máquina está dotada de puertos para la colocación de armas, removedor frontal de barricadas y dispositivos de rodaje en todas las llantas en caso de pinchaduras, sirenas, luces policiales, monitores LCD en tablero y plataforma de estación trasera de la tripulación, protegido con blindaje en piso, vidrios, motor, radiador, tanque de combustible y batería.

La compra se hizo mediante el oficio SDES-0584-2009, firmado por el secretario de Seguridad, Jorge Rodas Gamero, “que desoyó las instrucciones de su comandante Manuel Zelaya Rosales y se plegó a los caprichos de Roberto Micheletti”, sostiene el Cofadeh.

Por otra parte, el secretario general de Finanzas, Rafael Antonio Trejo, envío una nota a las autoridades de la aduana La Mesa de San Pedro Sula para autorizar el ingreso en dispensa oficial de 10 mil granadas de mano lacrimógenas (valoradas en 12 millones 800 mil lempiras) y de 5 mil proyectiles de 37 milímetros de gas lacrimógeno (con valor de 4 millones 950 mil lempiras), detallado en el pedido número 003534.

El millonario despilfarro en compra de armamento bélico, aunado a las comunicaciones giradas a los alcaldes y alcaldesas para que identifiquen a miembros de la resistencia, más la orden de despejar las salas de los centros hospitalarios del país, “reafirma la visión de que nos enfrentamos a terribles presagios en vísperas del desarrollo del acto espurio que se llevará a cabo el 29 de noviembre”, advierte el organismo de defensa civil.

Fuente: El Libertador


Día ciento cincuenta y uno, 25 de noviembre de 2009

De la bitacora de Oscar Estrada

La campaña de terror ejecutada por la dictadura en contra de los sectores populares, está realizándose según como lo denunciara Andrés Pavón, presidente del CODEH, hace un par de semanas. El ataque perpetrado con armas militares en contra del político y empresario olanchano, Ulises Sarmiento, fue sólo el inicio.

Hoy es sepultado el cuerpo del profesor Gradis Espinal, maestro de la resistencia de la zona sur del país. Su cuerpo fue encontrado el día de ayer, maniatado y ejecutado, luego de haber sido reportado desaparecido por su familiares. Testigos aseguran fue detenido por elementos policiales y militares en uno de los tantos operativos de revisión que hay por todo el país.

En la ciudad de El Progreso, la policía realiza intensos operativos en las residencias de los líderes de la Resistencia y dicen haber encontrado un pequeño arsenal de armas en casa de una profesora, arrestando incluso a un ciudadano de origen alemán. Entre las armas incautadas reportan varias libras de clavos que según el vocero de la policía serían usados para hacer “miguelitos” o trampas para punchar las llantas de los carros y boicotear los camiones repartidores de las urnas electorales. En la misma zona, las comunidades de Tacamiche y Silím reportan estar rodeadas por decenas de elementos militares.

En la ciudad de Danlí, varios jóvenes fueron secuestrados por el ejercito causando terror entre la población que teme por sus vidas. Según la denuncia de los familiares, han sido reclutados para forzarlos a hacer el servicio militar. Mientras, en la misma ciudad, un procurador de los derechos humanos fue puesto bajo arresto por entorpecer el trabajo de los operadores de justicia.

El día de hoy en la noche fue arrestado Milton Jimenes Puerto, cercano colaborador, ex canciller y amigo del presidente Zelaya quien desde el 28 de Junio se encontraba en la clandestinidad. Con el arresto de Jimenez se ejecuta la orden de captura del primer prisionero político vinculado a la cúpula del gobierno de Zelaya y sirve a su vez como recordatorio de lo que podría pasar si el propio Mel se atreve a salir de su refugio diplomático.

La policía importó esta semana, un gran arsenal de armas que incluyen 10,000 granadas lacrimógenas, 5,000 balas de goma y un nuevo camión tanque anti-disturbios valorado en 12 millones de dólares. Según reporte de la secretaría de seguridad, el objetivo de la adquisición estriba en la defensa del derecho del pueblo a elegir sus autoridades.

Sin embargo, cuesta creer que toda esta acción se realice con el fin único de asegurar las elecciones. Los comicios hondureños están ahora lejos de ser reconocidos por la mayoría de los países latinoamericanos y si bien Estados Unidos, Perú, Colómbia y Panamá (el ala ultra derechista del continente) ha dicho que reconocerá al nuevo presidente, lo cierto es que esto traerá tensión entre los distintos gobiernos ya de por sí sumamente divididos.

Pero quien más sale dañado con el efecto Honduras, es la administración Obama, quien ha sacrificado las posibilidades de una política exterior mas igualitaria, de cooperación entre las naciones, por el real politic imperial que desde siempre ha separado a Estados Unidos del subcontinente. Lula da Silva ha manifestado desde ya su desilusión sobre el giro a la derecha en la política exterior del presidente norteamericano y le recuerda su promesa, hecha apenas seis meses atrás y rota con Honduras, de construir una nueva relación entre Estados Unidos y Latino América.

Y aunque no hay observadores internacionales en los comicios, (el régimen anuncia complacido la llegada de la insignificante asociación Concerned Women of America quien viene, junto al “Estado” de Taiwan, como observadores y testigos de la transparencia del proceso electoral hondureño). Lo cierto es que los ojos del mundo estarán puestos sobre Honduras este fin de semana.

La Resistencia sabe que las elecciones son un recurso importante para salvar la dictadura transfiriendo el mando a un testaferro quien con cierto grado de legalidad deberá concluir el proyecto político del golpe de Estado. Sabe también que por ser tan importantes buscará defenderla con toda la fuerza necesaria. Y es esa la trampa, porque si el régimen déspota de Micheletti, con o sin él frente a la cámara, ejecuta una acción de represión sin precedente por todo lo largo y ancho del país para garantizar las elecciones, el mismo día que los ojos del mundo ven con sumo cuidado sus acciones, corre el gran peligro, no solo que los comicios no sean reconocidos, sino que sean impugnados por la comunidad internacional.

¿Qué busca entonces la dictadura con toda su campaña de terror?

El gobierno que gane en estas elecciones tendrá un país sumamente difícil de gobernar. Si combinamos una deuda de cerca de 10,000 millones de lempiras suscrita con la banca privada del país a un índice del 10% de interés anual, la carencia de posibilidades reales de financiamiento externo que pueda amortiguar medianamente la crisis, un decrecimiento de cerca del 4% de la economía nacional, más la devaluación de la moneda hasta un 50%, incremente en los impuestos y falta de efectivo para pagar salarios, sumado a un sector popular altamente descontento y organizado, un gobierno carente de legitimidad interna y externa, sumamente débil, sostenido únicamente por la fuerza armada y policial.

La oligarquía necesita eliminar la oposición política para consolidar su nuevo proyecto de dominación, esa eliminación puede ocurrir únicamente a través de el terror, el asesinato y el genocidio. Sin embargo, comenten nuevamente el mismo error que cometieron en la víspera del 28 de Junio. Desprecian la capacidad creativa, la capacidad transformadora de la lucha, la combatividad de un pueblo que ha reconocido el enemigo y entiende, esta vez con mayor claridad, que ha iniciado el camino hacia la liberación nacional, hacia la refundarción del Honduras.



“Vale más un hijo del pueblo que doscientos de vosotros”: El motín de Macholoa en Honduras (1801)

En su libro Motines de Indios, el brillante historiador guatemalteco Severo Martínez Peláez recupera la historia de la sublevación indígena de Macholoa, Honduras. Porque no se conoce mucho en nuestro país de estas muestras tempranas de resistencia popular, y por su relevancia histórica, trascribo aquí algunos de los pasajes del capítulo consignado a Macholoa.[1]

En 1801, finales del coloniaje, Honduras tenía una población con predominio de ladinos, en la cual de 120,000 habitantes totales (pocos, para un territorio tan grande) sólo 35,000 eran indios y, más importante para la corona, tributarios.

Santa María Magdalena Macholoa era un pequeño pueblo, que “no llegaba a 400 vecinos y formaba, junto con otros nueve asentamientos, el distrito de Tencoa, cuya cabecera política y eclesiástica era el pueblo de Santa Bárbara” (Encontrado en: “Visiones y revisiones de la dependencia americana: México, Centroamérica y Haití”, Izaskun Alvares y Julio Sánchez Gomes, editores. Universidad de Salamanca). De esos 400, unos 70 eran “varones tributarios”.

El control religioso era mucho menos activo que en otras provincias, el número de curas siempre insuficiente, y su desplazamiento desde las cabeceras de curato hasta los pueblos complicado por las distancias, y por la geografía en particular durante la época de lluvias. De hecho, había sólo un cura para los 10 pueblos que formaban el curato de Tencoa.

Honduras estaba entonces gobernada por un intendente y siete subdelegados, uno de los cuales tenía la jurisdicción sobre los pueblos de Tencoa como comandante y comisionado de matrículas, y al cual le tocó “hacer la nueva cuenta y numeración de los pueblos naturales de este partido” para una mejor obtención de tributos. Llegado a Macholoa descubrió que 10 individuos en edad de tributar se hallaban en flagrante incumplimiento de dicha ordenanza desde hacía varios años. Cinco estaban omitidos en la lista parroquial, otros cinco registrados como difuntos. De uno de ellos se hacía constar el acta de matrimonio, 3 años atrás, en el mismo libro en el que se hacía constar su condición de difunto 2 años antes del feliz matrimonio.

El subdelegado citó al alcalde indio y le pidió razón de aquellas anomalías, a lo que el indígena respondió con “insolencia y evasivas”. Entonces, el subdelegado intentó quitarle la vara -símbolo de su autoridad como alcalde de Macholoa- y en pocos segundos apareció un grupo de cuarenta indios en actitud amenazante. El alcalde dijo “... ¡echa acá esa vara, que este es mi pueblo que me la ha dado... y así no la largo hasta que el pueblo me la quite!

El subdelegado consideró como lo más prudente enviar a ensillar las cabalgaduras y retirarse del pueblo con su acompañante, mientras un plan de venganza se formaba en su cabeza. Mientras los indios de Macholoa decidían mejor enviar una comitiva y pagar el tributo directo a Comayagua, el delegado dispuso enviar un sargento y cuatro soldados, ladinos todos, con orden de esperar a la comitiva y capturarla en el paso del río. Pero los nueve indios macholoas despreciaron totalmente aquella guardia, y sacando sus cuchillos cortaron sin vacilación las amarras de la canoa, y enfurecidos pasaron a la otra banda del río, donde se hallaba su pueblo.

El subdelegado, que entre otros puestos tenía el de “capitán de granaderos de milicias” y “comandante de las armas de Tencoa”, cambió de plan y decidió que para castigar a los macholoas tenía que domeñarlos previamente. Preparó entonces una entrada nocturna al pueblo, en la oscuridad, con grupos que irían directamente a las viviendas de los cabecillas -los nueve de la comitiva- para amarrarlos con cuerda y llevárselos del pueblo. La entrada se haría por los dos caminos que daban ingreso al pueblillo, con gente suficiente y con algunos a caballo para sembrar el pánico.

Pero a los macholoas les llegó noticia del plan. Lejos de asustarse o esconderse, se reunieron todos en la casa del alcalde y discutieron hasta tomar una firme decisión: prepararían sus armas (machetes, lanzas improvisadas y piedras) y no dormirían esas noches; esperarían al subdelegado y le harían resistencia “hasta morir el último”.

En la noche fijada para la acción, avanzó sigilosamente el delegado con veintiocho hombres por uno de los caminos, mientras su ayudante, también capitán de milicias, llegaba con veintiséis por el otro camino. Este último había integrado su contingente con milicianos ladinos que había reclutado en varias aldeas y valles. A una señal convenida (el estampido de una bomba voladora) avanzaron por los dos extremos.

Pero los asustadores pasaron a ser asustados. En instantes, el pueblo se volvió un tumulto. Teas de ocote corrían en todas direcciones poniendo luz donde los asaltantes esperaban encontrar oscuridad. Comenzó a redoblar el tamborcillo del cabildo en un persistente toque de convocatoria. Todos los testigos afirman haber escuchado las siguientes voces “... ¡al cabildo todos con las armas!... que los macholoas tenemos fama de alzados, que se confirme la verdad!... y “…¡vamos matando todos estos pícaros, que esta noche se ha de ver lo último!” y “... si nos han de ahorcar por poco, que sea por mucho...”.

El mismo subdelegado describe en su informe que “comenzaron al instante a sonar su tambor y a dar gritos, y viendo el tumulto tan tremendo de hombres, mujeres y chicos, con machetes, cuchillos, palos y piedras, que me estaban matando tres soldados que tenían encerrados en el cabildo, y les mandé en voces claras y altas que a nombre del Rey se contuviesen en el motín, pero lejos de obedecer arremetieron como fieras para encima de nosotros...” y en otro lugar dice “... y como quiera que vi el peligro tan evidente de que nos hubieran muerto a todos... y viendo que se arrimó uno de los soldados con la mano derecha quitada de un machetazo, tuve a bien dar la voz a mi gente de que se retiraran, saliendo tras de nosotros como perros rabiosos”. Cuenta el subdelegado que los indios se apoderaron de las mulas, caballos, sillas y “demás equipaje que abandonamos por librar nuestras vidas”, es decir, en su apresurada huida.

Mientras huían, recibían piedras “que parecían aguacero”.

En su escape, dejaron a uno de los soldados, que fue hecho prisionero por los macholoas en el cabildo, y que en su declaración cuenta que le decían “Rogá a Dios, hijo de mil putas, que no muera ningún hijo del pueblo, porque entonces aquí te quitamos la cabeza, que vale más un hijo del pueblo que doscientos de vosotros”.

Los indios formaron una junta popular, en la que acordaron resistir. Más adelante, imponiéndose el poder de la corona, caerían presos los dirigentes del motín, pero su ejemplo está dado para las generaciones futuras que logren enterarse de la rebelión.

De este motín dice Peláez “...las características de este motín tampoco pueden ser imaginadas en pueblos de Chiapas ni de San Salvador. Los indios presentan aquí una conducta mucho más segura y desenvuelta”.

Esta historia la cuenta el historiador en las páginas 181 a 201 del libro, y vale la pena conseguir el texto completo y darle una estudiada, en esta época de motines, de abusivos que pretenden quitar la autoridad que sólo el pueblo puede dar, y de Resistencia.

Sergio Fernando Bähr

[1] Transcribir todo el capítulo tomaría demasiado tiempo, aunque lo haré en el futuro.

Ante “cacería humana” en Honduras, CODEH pide auxilio internacional


El presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos, (CODEH), Andrés Pavón, declaró que la matanza está enlutando muchos hogares hondureños, varios cuerpos sin vida, son encontrando con un mismo patrón de ejecución.


Tegucigalpa. Organismos de derechos humanos en Honduras envían un llamado de emergencia al mundo por la continua desaparición y asesinato de hondureños vinculados a la Resistencia contra el Golpe de Estado.

Barrios de esta ciudad, aldeas y ciudades principales informan que los cuerpos represivos Policía y Ejército Nacional reprimen con saña a la población por la simple permanencia en la calle o porque marchen de manera pacífica contra la dictadura.

En las últimas horas la Policía y el Ejército han adquirido equipo bélico altamente represivo de frente a las elecciones, estimadas como ilegales por la comunidad internacional y por distintos sectores del país, porque no existe el ambiente propicio para celebrar elecciones creíbles y transparentes.

El presidente constitucional Manuel Zelaya, derrocado a través de golpe de Estado el pasado 28 de junio se encuentra prácticamente preso en la embajada de Brasil, en medio de la colonia Palmira, convertida ahora en la “zona cero” de la capital porque está rodeada por decenas de efectivos del ejército, desde hace más de dos meses; la población vive en zozobra permanente en sus casas o en las calles por el bullicio de patrullajes y abierta represión militar contra la ciudadanía.

Ante eso, el pueblo hondureño clama a los organismos internacionales, luego que las fuerzas militares comenzaron con el plan de exterminio contra la población que se resiste a aceptar el golpe de Estado.

9.gifLa agenda de ejecuciones contra los miembros de la Resistencia Popular Contra el Golpe, comenzó a efectuarse en distinto sectores del país, en operativos conocidos como “casa brujas” pues se registran más de una docena de victimas en menos de una semana.

El presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos, (CODEH), Andrés Pavón, declaró que la matanza está enlutando muchos hogares hondureños, varios cuerpos sin vida, son encontrando con un mismo patrón de ejecución.

“Ante este escenario de masacre, nosotros estamos enviando un SOS, a los diferentes organismos de mundo, para que intervengan el país con miembros de la Seguridad de las Naciones Unidos (ONU), porque estamos en un exterminio de compatriotas que se manifiestan contra el golpe de Estado”, declaró Pavón.

El defensor de los DDHH, acotó que los para militares, coordinados por el ejército nacional, están cometiendo verdaderas atrocidades contras sus presas, a las que torturan y asesinan.

Para el caso el maestro jubilado Gradis Espinal (56 años), originario de Nacaome, Valle, después de 24 horas se ser interceptado por militares, apreció muerto en el sector de Las Casitas, al oeste de la capital.

Pavón aseveró que ya recibió las primeras denuncias en las que los mercenarios del golpe, hallan viviendas, sin orden judicial, en la que sacan a jóvenes para llevárselos presuntamente detenidos.

10.gif“Tenemos las denuncias recientes de dos jóvenes que fueron sacados de forma arbitraria de sus casas, y luego les cercenaron la lengua, pero esos no es todo, pues en los testimonios que nos han brindado, nos dicen que la lengua de estos jóvenes se las llevan a sus madres, para decirles aquí le traigo la lengua de ese perro”.

Del mismo modo apuntó que, en un país viviendo en indefensión, me veo en la obligación de pedir ayuda internacional, y para eso ya redactamos un SOS, para que nos auxilien en esta situación”.

El único ente defensor de los Derechos Humanos, es las fiscalías de DD.HH, ha guardado silencio cuando se le presentan estas denuncias por violaciones contra el pueblo, y la una opción que queda es acudir a la justicia internacional.

25 de noviembre de 2009

Fuente: El Libertador