viernes, 25 de febrero de 2011

El libre mercado de los coyotes


El libre mercado es una de esas frases con las que día a día el empresariado hondureño se llena la boca. Pero no nos dejemos engañar, en Honduras el libre mercado es una farsa bajo la cual estos empresarios exprimen y roban al bolsillo de los consumidores de manera legal.
En teoría, el libre mercado consiste en que los precios de los productos o servicios son definidos por la oferta y la demanda. Es decir, que si hay buena cosecha de frijoles, hay bastantes frijoles en el mercado, por tanto el precio baja para el consumidor, porque hay más frijoles de los que se necesitan. Y al contrario pasa si hay pocos frijoles en el mercado, en este caso el precio aumenta para quien lo consume, porque hay escasez.
¿Por qué hablamos de los precios de los productos? No deja de sorprender que, por ejemplo, en los últimos años el precio de la leche y de la carne bajara sustancialmente en el mercado internacional, y también bajara el precio para los productores nacionales de la carne y la leche. Pero este bajón de precios nunca se vio reflejado para el consumidor nacional. Para que nos entendamos, las dos principales empresas envasadoras de leche compran el litro de leche al productor a un precio que oscila entre 5 y 7 lempiras; y por ese mismo litro de leche, incluso de menor calidad, el consumidor final paga 18 lempiras. Lo mismo pasa con la carne, ya que el productor recibe un precio de entre 8 y 10 lempiras la libra, y al consumidor le cuesta entre 30 y 40 lempiras la misma libra de carne.
El problema de fondo para el productor y consumidor hondureño es la figura del coyote, quien al final de cuentas se queda con la mayor parte de las ganancias. Y por si fuera poco, los mismos coyotes se unen para definir el precio de los productos, tanto el precio que tiene que pagar el consumidor como el precio al que les tiene que vender el productor. Estos coyotes disfrazados de empresarios son los se oponen a una revisión o congelamiento de los precios de los productos de la canasta básica, argumentando que la oferta y la demanda deben determinar el precio de los productos.
Es decir, los mismos empresarios que hablan de libre mercado, son los que tiene el control de ese mercado. En Honduras dos empresas definen el precio de la bolsa de cemento, dos empresas controlan el precio de la leche y sus derivados, tres empresarios tienen control medios escritos, y tres empresas tienen el control de telefonía móvil. ¿De qué libre mercado hablamos?
Por esto, es urgente que recuperemos el papel de Estado como el ente que regula la relación entre el productor, el vendedor y el consumidor. Desde las comunidades debemos buscar iniciativas que rompan con las dinámicas de los coyotes, y apuesten por la organización de cooperativas para procesar materias primas. Y como consumidores, prioricemos el consumo de aquellos productos procesados en nuestras comunidades.

Fuente: Radio Progreso

Lo complicado del reto es construir un proceso nuevo

Santo Domingo, 23 de febrero de 2011
Compañeros Y Compañeras
Delegados a la Asamblea Nacional
Frente Nacional de Resistencia Popular
Pueblo Hondureño en Resistencia

A pocas horas de  dar inicio al evento más importante en la historia política hondureña, desde la formación de los partidos políticos tradicionales, a todos los miembros del FNRP les llamo a impulsar un movimiento de liberación nacional,  basado en principios e ideas revolucionarias, pro  socialistas,  para  construir una nueva sociedad.

Es importante saber que mi presencia física sigue siendo obstaculizada por los planes estratégicos de expansión del imperio, que son los  mismos  que dictaron  mi salida abrupta de la administración del estado, utilizando aquellos traidores de la  patria, que en los últimos cincuenta años gobernaron sin decoro, sin ética y sin moral.

Cada día que pasa, si bien es cierto entramos en aguas más turbulentas, debemos tener confianza que la resistencia sigue consolidando  la conciencia nacional, que se apoya en la unidad,  en el conocimiento, las ideas  y la construcción del  pensamiento popular; estas son  las armas para unir  esta asamblea del pueblo que se libera.

Desde su nacimiento, el frente es una organización política, por definición, democrática incluyente y libre, esto se debe reafirmar; evitando la ?terrible? posibilidad de que se convierta en esta asamblea en un ?nuevo? partido tradicional, y que esta discusión nos orille a actuar exactamente como uno de ellos.

No debemos  repetir la misma historia de viejos partidos "emergentes", que asumieron las prácticas viciosas de los partidos tradicionales, y terminaron actuando de peor forma que estos. Lo mismo podría ocurrir si aceptáramos irreflexivamente  el planteamiento de buena fe de entrar ya en el ámbito electoral.

No considero extraña esta posición, pues como sociedad,  tendemos a reproducir los patrones que sigue la clase dominante;  lo complicado del reto es construir un proceso nuevo.

Los procesos electorales en cualquier sociedad latinoamericana son virtualmente ineludibles para los pueblos en vías de liberación; nosotros no somos la excepción, pero eso no debe tomarse como una obligación, sino como una misión más.  Está claro que en este momento nuestra participación en elecciones tendría efectos más destructivos que positivos; no existen condiciones, y el control de los golpistas sobre todos los organismos de aplicación de justicia, hacen inviable por ahora esta posibilidad. Sin embargo, la realidad es dinámica, y las coyunturas pueden cambiar y estas nos obligan, a veces, de manera súbita, a tomar decisiones trascendentales. No estar listos no quiere decir que debemos estar inmóviles; al contrario, nos obliga a llevar nuestra lucha a niveles de acción organizada para exigir y presionar hasta que las condiciones sean  las que requerimos.

El Frente Nacional de Resistencia Popular como una entidad Política, debe continuar la  intensa tarea de organización, formación y movilización en todas las unidades geográficas del país; desde el caserío hasta el nivel nacional; necesitamos aproximadamente 25 mil directivas para estar listos: ningún cambio es posible si el pueblo no está organizado.

Hay que considerar que dentro del frente, existimos hombres y mujeres decididos a luchar con todo y a arriesgarlo todo; no perdamos la oportunidad abriendo desde este momento competencias estériles entre nosotros.

El  avance implacable del neoliberalismo en nuestro país, las violaciones  a los derechos humanos la mutilación de  las conquistas sociales de  maestros, obreros campesinos e indígenas; nos demuestran que en   esa materia hemos retrocedido muchos años, especialmente con la reaparición  de prácticas del crimen político que se remontan a los años ochenta. No podemos seguir esperando que alguien más haga justicia por nosotros; debemos exigir ahora mismo el desmantelamiento de todo el aparato  que encubre los  grupos paramilitares y el sistema administrador de justicia, no solo por su complicidad en el crimen del golpe de estado, sino por su complaciente actitud frente de los verdugos del pueblo. Esto solo lo lograremos con la acción permanente de presión popular.

A los grupos que actúan como un perro sediento de sangre e insaciable en sus deseos de torturar;  así como la impunidad y la indefensión en que nos encontramos debemos denunciarlos en forma cotidiana, a nivel nacional e internacional, no podemos dejar esta inmensa carga a un grupo de defensores de derechos humanos que cada día tienen más trabajo, debido a la impunidad con que actúan los asesinos. Defendernos es una tarea de todos, y desafiar al sistema opresor de justicia es una forma legítima de protegernos.

La misión es fortalecernos  y abrir tantos frentes de lucha, por nuestras demandas, como sea posible, no dar tregua; del mismo modo que ellos son implacables, nosotros debemos demostrar que somos invencibles.

La auto convocatoria constituyente es una  propuesta que formulamos  desde el mes de agosto del 2010, y debemos avanzar en ella hasta elaborar la nueva constitución donde estén todos nuestros derechos soberanos.

Es  imperativo demandar  que se haga uso trasparente de las figuras de referendo y plebiscito a la mayor brevedad posible; con ello movilizamos el pueblo, lo organizamos y acorralamos al enemigo en su propia trampa.

Queremos  una sociedad libre que respete el derecho de propiedad pero que ese derecho particular no esté por encima  del derecho  colectivo. Queremos que los ciudadanos estén por encima del mercado, y el bienestar común sea el propósito de la sociedad.  Honduras no es una propiedad privada, inscrita en el registro mercantil a nombre de unas  pocas familias que se creen dueñas del patrimonio nacional.

Los que sienten en esta lucha que esto no corresponde a sus expectativas, deberían considerar seriamente la posibilidad de que están en el lado equivocado.

Compatriotas, tampoco es creyéndonos más revolucionarios que otros que construimos la nueva Honduras; es reconociendo el revolucionario que hay en cada resistente, de las diferentes fuerzas políticas y sociales en resistencia -liberales UD - que integramos el frente.

Exigir la restauración del Estado democrático, el fin de la impunidad por los crímenes de lesa humanidad, y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente amplia, incluyente, justa, soberana y originaria es una misión en la que no podemos retroceder.

Después de  casi 2 dos años que fuimos expulsados violentamente de nuestra tierra   Igual que cientos de compatriotas, confiamos que esta asamblea sea un acto de esperanza para la refundación de Honduras, y que cumpla su misión de abundar en  posiciones de unidad y  prácticas democráticas.

¡Resistimos y venceremos!

José Manuel Zelaya Rosales

Coordinador General

jueves, 24 de febrero de 2011

Acuerdo de Duelo

FNRP DC
Correo electrónico Imprimir PDF
A los Familiares y a todos/as los/as miembros/as de la Resistencia en general, patentizamos nuestras sinceras condolencias por la muerte de la compañera  Reina Veliz,  vilmente asesinada el día sábado 19 de febrero en horas de la noche, en la Colonia Las Pavas, de la ciudad de Comayagüela.
Considerando que la compañera Reina Veliz, desde el 28 de junio del año 2009, tras el Golpe de Estado perpetrado contra el Presidente José Manuel Zelaya Rosales y el  pueblo hondureño, no dejó un tan solo día de luchar desde las calles y otros espacios para revertirlo y denunciar la injusticia del aparato golpista;
Considerando que Reina Veliz le rindió lealtad al FNRP, al compañero José Manuel Zelaya Rosales, a los/as exiliados/as, a las y los mártires caídos y al pueblo en lucha por su liberación:
Nos declaramos en duelo permanente hasta que logremos hacerle justicia a nuestros héroes, heroínas y mártires.
Honor a quien honor se merece y hoy te decimos compañera Reina, que tu huella y aporte patrio es ejemplar e imborrable. Seguirás viviendo en el corazón de este pueblo resistente y estarás presente siempre en la lucha de los/as habitantes de los barrios y colonias y en la liberación final de nuestro pueblo.
Hasta siempre compañera Reina, paridora de Patria Libre.
Los que mueren por la vida no deben llamarse muertos
Tegucigalpa MDC 20 de Febrero del 2011
COORDINACION MUNICIPAL DE LA RESISTENCIA POPULAR DEL DISTRITO CENTRAL
Resistimos y Venceremos
Hasta la Victoria Siempre

El sionismo estadounidense frente al movimiento egipcio por la democracia

https://s3l8sq.bay.livefilestore.com/y1msXeTWyzIZh0kmdOaP8iWmqKeVYZwYc94T_QGKJTPIq2oXDD7AIjOIGoMebWuqYdsXhWpP-p1f-NLdW6pKQw8wSmVBQZVTQSbfY6CiaDZkmW_nT9gmfXdmbgaRUiw9jxiJ4GYJqSo5opyEZlJkoR_hQ/obama-israel%5B2%5D.jpg

James Petras
Rebelión

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Uno de los aspectos menos analizados del movimiento por la democracia en Egipto, en relación con las políticas de EEUU frente al mismo, es el papel de la influyente Configuración del Poder Sionista (ZPC, por sus siglas en inglés), incluida su principal organización rectora –la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Estadounidenses Judías (CPMAJO, por sus siglas en inglés)-, los miembros del Comité para Oriente Medio del Congreso, los funcionarios que ocupan puestos estratégicos en los burós para Oriente Medio del gobierno de Obama, así como importantes editores, publicistas y periodistas que juegan un papel fundamental en prestigiosos periódicos y populares revistas semanales. Este ensayo se basa en una investigación sobre la cuestión llevada a cabo en el Daily Alert (boletín propagandístico de CPMAJO), el New York Times y el Washington Post entre el 25 de enero y el 17 de febrero de 2011.
Desde el principio mismo del movimiento egipcio a favor de la democracia, la ZPC puso en tela de juicio la legitimidad de sus demandas contra la dictadura tratando de hacer especial hincapié en la “amenaza islámica”. Especialmente, los ultra sionistas Washington Post, Wall Street Journal y Daily Alert insistían una y otra vez en la “amenaza” de una “toma del poder islámica” por parte de los Hermanos Musulmanes, aunque una cifra abrumadora de expertos y periodistas, no-sionistas, en Egipto hubieran ya manifestado que la inmensa mayoría de los manifestantes no pertenecían a movimiento político alguno y que propugnaban mayoritariamente una república democrática laica (véase el Financial Times de los días 26 de enero y 17 de febrero de 2011).
Una vez fracasada la estratagema de su propaganda inicial, la ZPC desarrolló varias nuevas líneas de propaganda: la más importante fue una defensa sostenida de la dictadura de Mubarak como baluarte de la “seguridad” de Israel y guardián de los llamados “Acuerdos de Paz” de 1979. Es decir, la ZPC presionó a la administración estadounidense, a través de diversas audiencias en el Congreso, la prensa y el AIPAC para que apoyara a Mubarak como garante clave y colaborador de la supremacía de Israel en el Oriente Medio, aunque eso significara que el régimen de Obama tuviera que oponerse abiertamente al movimiento por la libertad de millones de egipcios. Los periodistas y funcionarios israelíes y sus homólogos sionistas en EEUU estuvieron dispuestos a admitir que aunque el régimen de Mubarak era una tiranía corrupta y sangrienta, había que apoyarlo porque un gobierno democrático en El Cairo podría acabar con décadas de colaboración egipcia con la brutal colonización israelí de Palestina.
Cuando quedó patente que el apoyo incondicional a Mubarak ya no era una posición viable y que el gobierno de Obama estaba haciendo un llamamiento al movimiento democrático para que “dialogara” y negociara con el dictador, la ZPC pidió cautela a la hora de apoyar tal “diálogo” y seguridades de que el mismo no provocara cambios abruptos en el tratado entre los israelíes y Mubarak. La ZPC y sus escribas del Washington Post presentaron al “Vicepresidente” designado a dedo por Mubarak, Omar Suleiman, un infame torturador y colaborador desde hacía bastante tiempo del Mossad de Israel, como el interlocutor legítimo para el diálogo, a pesar de que el movimiento por la democracia, de forma unánime, le había rechazado ya.
Como los manifestantes seguían creciendo en número e iban ocupando las principales plazas públicas de todo el país más allá de la primera semana, Israel y la ZPC promovieron una posible solución alternativa para mantener a Mubarak en el poder durante un período de “transición” de nueve meses. Cogidos por sorpresa por la veloz expansión del movimiento egipcio por la democracia, los bien dispuestos cómplices de Israel en la administración y en los medios estadounidenses concedieron que no estaría mal que la dictadura llegara a su final… siempre que se llevara a cabo de forma apropiada; es decir, excluyendo o minimizando el papel de los Hermanos Musulmanes y maximizando el papel del alto mando del ejército y de los servicios de inteligencia, favorables a Israel, en calidad de supervisores de la “transición”. La ZPC rechazó despectivamente al independiente movimiento egipcio y a sus líderes y trató de socavar el movimiento popular egipcio inflando el papel de los mejor organizados “Hermanos Musulmanes” y advirtiendo acerca de una futura “toma del poder” islamista.
El principal funcionario sionista en la Administración Obama y hombre clave del AIPAC [siglas en inglés del Comité de Asuntos Públicos EEUU-Israel, el lobby pro-Israel en EEUU], el Vicesecretario de Estado, James Steinberg, viajó a Israel para asegurar al régimen de Netanyahu/Lieberman que EEUU estaba en contacto con el alto mando del ejército egipcio y sectores de la oposición civil (El Baradei) y que el apoyo de Washington al movimiento democrático estaba condicionado a que dieran todo tipo de seguridades de que no iban a cambiar el Tratado israelo-egipcio.
Cuando finalmente se le obligó a Mubarak a dimitir y a pasar el poder a una junta militar, la ZPC felicitó a los golpistas, apoyó su desmovilización del movimiento y, lo más importante, celebró el refrendo de los generales egipcio al “Acuerdo de Paz de 1979”. A partir de ahí, la maquinaria de la propaganda israelí empezó a criticar duramente a Mubarak y a representar el golpe militar como un paso positivo hacia una “transición pacífica y ordenada”. Por “ordenada”, los think tanks sionistas entienden un “cambio de régimen” que no altere en nada el asedio contra Gaza, el envío regular de fuel a Israel o la tórrida colaboración entre Tel Aviv y El Cairo. Los sionistas estadounidenses e israelíes rechazaron que se celebraran elecciones de inmediato y promovieron un prolongado proceso por el que el ejército egipcio, la Administración estadounidense y la ZPC podrían nombrar a dedo a los miembros de las “comisiones electorales y constitucionales transitorias” comprometidas con la continuación de la política de Mubarak de sumisión incondicional a Israel. Por “pacífica”, los diplomáticos a favor de Israel en la Administración Obama querían significar limpiar las calles de las masas de manifestantes y activistas a favor de la democracia a fin de que el pequeño círculo del ejército, y algunas reminiscencias civiles de Mubarak, pudieran controlar las decisiones a puerta cerrada. Por “transición”, los círculos de propagandistas sionistas, los políticos israelíes y estadounidenses y los generales egipcios entienden que nada va a cambiar salvo el rostro de Mubarak.
Mientras Israel y el grueso de los escribas y propagandistas israelíes en EEUU se oponían o cuestionaban los movimientos por la democracia y en contra de los gobernantes favorables a Israel en Oriente Medio, se dedicaban también a apoyar y difundir la actuación de los movimientos sociales contrarios al régimen iraní. En todos los medios impresos y electrónicos, los periodistas a favor de Israel resaltaban la naturaleza brutal y represiva del régimen iraní, pidiendo el cambio del régimen y exagerando el espectro de una confrontación militar en caso de que los barcos de guerra iraníes atravesaran el Canal de Suez, un derecho de Irán en virtud del derecho marítimo internacional. En un intento reduccionista, en todas las discusiones y debates sobre la política estadounidense en relación con los enormes y crecientes movimientos de masas a favor de la democracia por todo el mundo árabe se citaban la seguridad israelí, la amenaza del “Islam radical” y a Irán.
Los mismos prominentes escribas sionistas estadounidenses que al principio defendieron el apoyo estadounidense al dictatorial régimen de Mubarak, y después alentaron la toma del poder por el ejército en El Cairo, se han convertido en patrocinadores de los demócratas anti-régimen en Irán. Aunque esto no resulta incompatible: la cuestión importante para los sionistas estadounidenses es cómo podrían afectar los movimientos a favor de la democracia en las políticas coloniales israelíes en Palestina y en la expansión del poder de Israel por Oriente Medio. Es decir, que tanto en el Congreso como en la Casa Blanca, la ZPC no está precisamente preocupada por fomentar la democracia a través de la política exterior estadounidense sino tan sólo en utilizar la diplomacia y el apalancamiento militar de EEUU al servicio de Israel.
Lo que resulta más sorprendente en los giros y cambios de Obama en sus políticas respecto a las luchas populares de masas en Egipto es cuán estrechamente repite y pone en marcha las posiciones políticas de la Configuración del Poder Sionista en EEUU que están claramente presentadas en el órgano de propaganda de las “52 organizaciones”, el Daily Alert.
Versión original en inglés:

Fuente: Rebelion.org / Los necios/as

Honduras refuerza el trabajo para los cinco antiterroristas cubanos encarcelados en EE.UU.

http://2.bp.blogspot.com/_HBbE_eEjHIs/Sl4qTBrlzMI/AAAAAAAAACI/ZfRjVsht2aI/s320/Acolumna%2Bfidel.jpg
Dick y Mirian Emanuelsson

TEGUCIGALPA / 2011-02-20 / “Aquí nadie abandona a “Los 5”. Tenemos organización y trabajo en diez de los 18 departamentos de Honduras en favor a la liberación de “Los 5”. ¡Y que no se hagan ilusiones los gringos; ¡No terminaremos el trabajo hasta que “Los 5” quedan en libertad y regresados al seno de sus familias en Cuba”!
Son las palabras de Gonzalo Valerio, hondureño que representa la Asociación de Amistad Honduras-Cuba. Y no es una amistad formal donde se reúne cada año para hablar sobre la grandeza de la revolución cubana y recibir uno u otro grupo cultural de Cuba. La asociación de amistad tiene sus “tentáculos” en amplios sectores de la sociedad hondureña pero sobre todo entre los sectores más humildes.
CUBANOS Y CUBANO-AMERICANOS
Dice el represente de la asociación que el pueblo hondureño no traga el cuento de la reacción hondureña que los comunistas comen niños. Los hondureños tienen su propia experiencia en carne y hueso que es el comportamiento de los verdaderos cubanos que han venido a Honduras, no los cubanos-americanos de Miami que son invitados frecuentemente a los diferentes canales de televisión o de radio hondureñas cuando llegan de visita a Honduras como piezas en un puzzle político internacional más grande contra la revolución cubana.
En el portón de la presidencia
 Como por ejemplo uno de esos ya viejos señores que se disfraza de verde olivo, saludando a los representantes del régimen de facto y los generales hondureños como fue el caso de Rodolfo Frómeta Caballero del grupo terrorista “Comando F4”. Llegó a Tegucigalpa unas semanas después del golpe de estado militar y eufóricamente saludó a los golpistas. O Eliana Ross-Lehtinen, ahora presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del congreso estadounidense que ha sido una de las partidarias más fieles a los golpistas hondureños. Carlos H. Reyes, legendario líder sindical e integrante de la Resistencia Popular Hondureña, la acusa de ser uno de las promotoras del golpe de estado en Honduras el 28 de junio de 2009.
BRIGADA CUBANA SALVÓ 275 000 VIDAS HONDUREÑAS
Zoila Martínez, médica cubanaatiende paciente hondureña.
La otra “invasión” a Honduras, esta vez por parte de la Brigada Médica Cubana, comenzó después del Huracán Mitch 1998. En esa catástrofe de la Pacha Mama murieron 6.000 hondureños y Fidel aseguró que la Brigada Cubana no se retirara del país centroamericano hasta que hubiera salvado la misma cantidad de vidas. Hasta ahora ha salvado más de 275.000 vidas hondureñas y ha atendido más tres millones de consultas y diagnósticos. Cincuenta mil hondureños han sido operados por catarata y ya han renacido otra vez por que pueden ver la hermosura de este país.
Los hondureños obligaron al gobierno derechista de Ricardo Maduro (2001-2005) de revocar su decisión de retirar la Brigada Cubana el 2004. Era demasiado la hipocresía política por que, por un lado, el gobierno cubano fue denunciado por el gobierno de Maduro en la comisión de derechos humanos de la ONU en Ginebra, por violar los derechos humanos en Cuba.
Por el otro lado y al mismo tiempo, la esposa del entonces presidente Maduro viajaba a Cuba para adquirir orientación de “cómo rescatar a jóvenes en riesgo social”, aunque el riesgo social en Cuba no tiene nada que ver con la realidad hondureña que hoy muestra un rostro terrible, asesinando 16 personas cada 24 horas, la gran mayoría jóvenes, tres masacres de más de 200 “mareros”, jóvenes, en las cárceles hondureñas justamente durante el periodo del señor Maduro.
Los organismos de derechos humanos caracterizaron estas masacres como “limpieza social”. El ministro de seguridad de entonces se llamaba Oscar Álvarez Guerrero, sobrino del temido general Gustavo Álvarez Martínez, jefe de las FF.AA. hondureñas y el Escuadrón de la muerte “Batallón 3-16” en la década –80. Hoy, en el gobierno de Porfirio Lobo, “el Gobierno de Humanismo Cristiano”, y el ministro de seguridad es el mismo como durante el gobierno de Maduro.
No hay duda de cual serian los títulos en la gran prensa si 16 cubanos fueran asesinados diariamente en forma violenta, que muriera 15 por día en enfermedades relacionadas con hambre como acusa FAO o que diez periodistas fueran asesinados en un solo año en un país con ocho millones de habitantes. . .
NO FIGURAN EN PAGINAS SOCIALES
Pero la realidad es otra en Cuba que durante el 2010 mostró la mortalidad infantil más baja en su historia;
“Cuba cerró el 2010 con una tasa de mortalidad infantil de 4,5 por cada mil nacidos vivos y ocho de las provincias registran cifras menores de cinco, entre ellas la central Villa Clara con 2,5”, dice el cable.
Y en Honduras, como si fuera poco, los médicos cubanos atienden ahora todos los sábados en las escuelas y los colegios hondureños a las familias de los maestros hondureños y también a los hijos de los Padres de Familias. Esas acciones humanas de salud hacen falta en un país donde la salud pública esta quebrada casi por completo.
Y es por eso que el hondureño en común siente un amor y cariño muy especial a los cubanos que no hacen bulla o figuran en las paginas sociales de los medios ligados al golpismo hondureño sino se dedican a prevenir y curar a los hondureños enfermos, los hondureños sin voz pero sobre todo; sin “La Billetera” de billetes verdes.
EL PUEBLO INDÍGENA LENCA CONFIA EN LOS CUBANOS
Como por ejemplo en el departamento de Intibucá. Es un departamento de extrema pobreza donde se encuentra la cuna del pueblo indígena Lenca, totalmente abandonado por el estado que solo se interesa por los indígenas cuando se trata de convencerles a poner su firma o “marca” en el contrato que permite a uno de los oligarcas más poderosos del país, Fredy Nazar, dueño de la empresa más grande de Centroamérica en energía eléctrica, tenga el permiso a entrar a la región para explotar a los ríos y recursos naturales y construir dos represas.
En Intibucá se ve el resultado de la labor de la otra “invasión”, la invasión de las “Batas Blancas Cubanas”, dice Gonzalo. Hoy, Intibucá tiene la mortalidad infantil más baja en su historia, y eso a pesar de ser un departamento muy montañoso y con unas carreteras que en otros países no son consideradas como carreteras por que solo carros de 4x4 pueden transitarlas.
TRES DE “LOS 5” ESTUVIERON EN ANGOLA
Los integrantes de los diferentes comités de solidaridad regionales con “Los 5” en Honduras, relatan como ha crecido la solidaridad a “Los 5” en el país de Morazán “que vigila” como protector a estos cubanos antiterroristas. Su “delito” era desenmascarar la mafia terrorista cubano-americana en el sur de Florida y evitaron que se hicieran realidad los planes terroristas contra la isla caribeña.
La exposición muestra los “Currículos” de cada uno de vida de “Los 5”. Me doy cuenta de un dato que no había captado antes y es que tres de los cinco habían cumplido misiones internacionalistas en la republica de Angola, poniendo el pecho para la liberación de ese pueblo contra la invasión militar 1975 del entonces Sudáfrica del sistema racista Apartheid. Sin la rápida acción de los cubanos, el pueblo y el gobierno de MPLA en Angola había sido derrocado y derrotado y el petróleo y las minas de diamantes angoleños habían quedado en manos de los gringos y sus marionetas asesinos locales.
EN LA BOCA DEL LOBO
Regresando a Cuba, estos tres de “Los 5”, siguieron su trabajo para la humanidad, entrando en tareas más complicadas en la boca del Lobo, afiliándose en las organizaciones terroristas en el Sur de Florida en donde contrarrevolucionarios cubanos y venezolanos abiertamente, y ante los invitados de la prensa estadounidense, muestran el entrenamiento militar en territorio estadounidense, entrenamiento militar para “regresar a Cuba y Venezuela para liberar”. ¿Y si fuera lo contrario? ¿Qué habría pasado si Cuba otorgara territorio para estadounidenses que militarmente quieren liberar su país del “terror del Pentágono y la CIA”?
“No había ninguna prueba en el juicio contra “Los 5”, dice Gonzalo. Pero como fue realizado en Miami, donde viven 600.000 cubano-americanos impregnados por el anticomunismo y por ende un odio contra la revolución cubana, el juicio no podía terminar con otro resultado sino ¡“guilty”!, culpables.
Tres jueces en Atlanta no pudieron quedarse callados anta la barbaridad jurídica criminal y condenaron la sentencia en Miami y la declararon nulo.
Pero el fiscal general de los Estados Unidos, que avaló la tortura como “método de interrogatorio”, logró que esta sentencia de los tres jueces, fuera revocada en una decisión totalmente política en la Corte de Apelaciones, pero con un juzgado divido.
EN LA MISMA PISTA COMO OTROS PRESOS POLITICOS
Lolita Lebron y Rafael Cancel, 1954
Ya llevan doce años encarcelados. Representan la misma firmeza inquebrantable como los heroicos presos políticos puertorriqueños que soportaron 25 y 30 años respectivamente sin aceptar ningún “arreglo” o pedir perdón por su derecho a rebelión contra la ocupación colonial de la también hermosa perla en el Caribe, Puerto Rico.
El Imperio y sus crueles cárceles no pueden doblegar a estos presos como tampoco han podido doblegar a Simón Trinidad´, Ricardo Palmera, el guerrillero de las FARC cuyo delito fue buscar, por orden del Secretariado del Estado Mayor de las FARC-EP, el contacto con el delegado de la ONU, James LeMoyne, para facilitar un intercambio de prisioneros de guerra entre el estado colombiano y la insurgencia más antigua del mundo. Esta ha sabido resistir la más feroz ofensiva que ya lleva más de once años en la hermosa Colombia sin poder derrotar a la guerrilla.
Declama la Dra. Lisandra Naranjo hermosos poemas de Antonio Guerrero, uno de “Los 5”. El Consejero de la cerrada embajada cubana en Tegucigalpa, Orestes Pérez subraya la importancia de seguir el trabajo para “Los 5”.
HASTA HITLER TUVO QUE LIBERAR SU PRESO
Cuando estoy sentado ahí escuchando sobre la pobreza judicial de las acusaciones de la fiscalía estadounidense en contra “Los 5”, escribo, para no olvidar en la posterior redacción de esta nota periodística, el nombre y apellido GEORGI DIMITROV, el dirigente comunista búlgaro y secretario general de la Internacional Comunista que fue detenido en Berlín 1933 por los agentes fascistas de Hitler, acusado por haber incendiado el parlamento alemán que era una autoprovocación de los fascistas alemanes.
El motivo era neutralizar ante el pueblo alemán la gran fuerza del Partido Comunista de Alemania que en las elecciones de 1932 había obtenido siete (7) millones de votos, advirtiendo a los socialdemócratas alemanes que rechazaban un Frente Unido con los comunistas contra la amenaza fascista, que “Un voto a Hinderburgo, es un voto a Hitler y a la guerra”!
Y así fue y 55 millones de seres humanos fueron victimas en la segunda guerra mundial que fue una guerra del mercado mundial entre los poderes imperialistas.
Dimitrov se defendió solo formidablemente pero fueron gracias a la impresionante solidaridad y la presión internacional que fue liberado.
Y en ese mismo camino va el caso de “Los 5”. Hay casi un mundo entero que exige ¡“Libertad para Los 5 Ya”!
Hitler se vio obligado a liberar a Dimitrov, también será obligado Obama a liberar a “Los 5”, de eso no cabe ninguna duda.


Fuente: Los Necios/as

Posicionamiento D19




http://resistenciahonduras.net/images/stories/Febrero2011/d19.jpg

Ante la asamblea
Popuesta del D-19/USA
Febrero 26/2011
Habrá que revisar profundamente la razón por la cual existen tantos exiliados económicos y políticos fuera del territorio Hondureño, para que se pueda razonar la realidad actual que vive nuestro pueblo debemos ser profundamente críticos y calificativos contra todos los gobiernos del pasado y los personajes políticos así como oligárquicos, que hoy han demostrar lo antidemocráticos que son, ya que para perpetuar su servilismo entreguista y su insaciable ambición por el poder, necesitaron un golpe de estado cavernario, estos personajes que hoy juegan la palestra pública, fueron, son y serán la mayor expresión de un seres neófitos, incapaces, engendros del atraso, para cualquier pueblo. 
Si partimos de la realidad que significa los emigrantes no solo para sus países de origen sino hasta para los mismos países receptores, somos una masa humana muy productiva y explotable, considerados héroes para las elites del poder en nuestros países con sus intereses económicos, y delincuentes para el país donde estamos, pero con la excepción que nuestro aporte es fundamental para la economía, además para validar un sueño americano que no es real.
El golpe de estado perpetrado en Honduras, plantea la pregunta de cual debería de ser la función de los emigrantes en la vida de sus países, deberemos de considerar que la región de centro América es la tercera minoría en los estados unidos de norte América, la convulsión social y económica en esta región es la expulsora, estratégicamente para los intereses de un imperialismo sanguinario, que a través de sus políticas controla todo un movimiento denunciado y condenado por el mundo en general.
Es por eso que la reinserción y participación del emigrante en honduras debe de considerarse como un elemento fundamental, de cambio y generador nuevas dinámicas el poder contar con un espacio de participación y voz, inicia todo un proceso de apertura que permite encontrar dinámicas muy propias y únicas para cada tema, la economía, la política, la producción, la inversión, el turismo, los mercados, el consumo, y lo mejor de todo sería la cohesión de esfuerzos propios que establezcan los monitores para su implementación.
Lo anterior no puede ser posible si no existe la mejor disposición por parte del FNRPH, sabemos y estamos claros que no existe un ejemplo u experiencia, pero para nosotros en el exterior deben de existir dos razones fundamentales:
1) derrotar el golpe de estado para desarticular el re-posicionamiento de intereses foráneos y acompañar todo esfuerzo en la refundación de nuestra patria, partiendo de una nueva constitución que se adapte a la realidad actual y que borre de una sola vez el estigma del tercer mundo ya que el desarrollo no puede seguir sujeto a intereses ajenos, mucho menos dirigido por elementos retrógrados como la misma oligarquía y las cúpulas del ejercito.
2) Defender abiertamente los alcances que otros países han alcanzado en la democratización de sus sociedades, como ejemplo Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, y el resto de los países en el sur del continente con algunas excepciones, donde se encuentra un proceso de cambio y es allí donde nuestra voz deberá de ser escuchada.
Para muchos la iniciativa podrá ser descabellada o incongruente, pero de seguro son personas que no tienen conciencia de clase obrero-campesina, y que el problema en ellos es que no pueden usar sus manos, por tanto no pueden verse en un proyecto tan ambicioso como el planteado, pero como se dijo al principio somos indispensables para muchos y partiendo de allí debemos de ser parte del cambio insertándonos en cada espacio según sus características.
No podríamos pensar en una Honduras nueva con elementos de atraso y sometimiento como hasta ahora y como un ejemplo el juego electoral, casi en su totalidad nuestra constitución es obsoleta y no representa los intereses de la gran mayoría, asiéndose inminente el verdadero compromiso y participación de todas y todos los hondureños.
A continuación la declaratoria política de la coordinadora D-19, USA
Posición del Frente D-19
Ante  la opinión Publica Hondureña e internacional queremos manifestar  lo siguiente:
1.- Que de acuerdo con  lineamientos trazados por nuestro Coordinador General,   Manuel Zelaya Rosales, nuestro objetivo primordial es “Construir y consolidar ese proyecto de futuro que se llama Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras”  como  instrumento político UNITARIO  de nuestro pueblo  y  así  luchar con eficiencia contra  nuestros enemigos: “el régimen de turno y las derechas internacionales”  y  con el objetivo de refundar la nueva Patria.   Dicho régimen ha sido y es arbitrario, represivo, se ampara en la impunidad para destruir al Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras (FNRPH) para lo cual no escatima  esfuerzo ni millonarios recursos  contratando mercenarios, infiltrando gente en nuestra organización lo mismo que pagando conspiradores y escritores a sueldo para denigrarnos.
2. Conscientes de la capacidad destructora del enemigo que no ha cesado en su campaña de violencia despiadada contra nuestro pueblo y contra nuestros dirigentes y seguidores, declaramos no estar  dispuestos a cederle espacio para que siga dañando a nuestra organización. Nos comprometemos entonces a mantener la guardia en alto para no permitir que los esfuerzos del enemigo desestabilicen nuestra organización  y sigan teniendo efecto.
El régimen de turno encabezado por Porfirio Lobo Sosa, continuador del golpe de Estado de 28 de Junio del 2009 se ha empecinado en destruir nuestra organización porque sabe que somos la única fuerza, la única arma que posee nuestro pueblo para presentarle oposición, puesto que en el FNRPH está representadas todas fuerzas  sociales políticas y sectores organizados de nuestro pueblo y si el Frente se consolida, se convertirá en la vanguardia indiscutible que nos conducirá a la toma de poder y de gobierno en Honduras
En vista de lo anterior, los miembros del  FNRPH  no debemos caer en los vicios y prácticas electoreras de los partidos políticos tradicionales; estas organizaciones son parte de los problemas que debemos combatir en nuestro país,  Es decir, nuestra lucha es contra esos partidos tradicionales y sus prácticas, no debemos legitimar sus procedimientos viciados de fraudes electorales, clientelismo político, robo descarado del fisco y engaños contra nuestro pueblo; como dice nuestro Coordinador en su misiva: “ya llegará la hora de vencerle, también en el campo de la política vernácula.  Por ahora no debemos prestarnos a ese depravado juego”.
3. Que pese a la problemática que en estos momentos mantiene a nuestra organización en un debate interno, nuestra preocupación central es el proyecto de construir la unidad del FNRPH y llevar a buen puerto la auto-convocatoria a un proceso de Constituyente, generando un proceso de crítica y autocrítica a lo interno de nuestros colectivos para redimensionar dicho proyecto a la luz de la realidad actual, y tomando en cuenta los intereses de nuestro pueblo en el campo político, económico, social y cultural, este proceso subsanará con creces la falta de entendimiento que ha conducido al surgimiento prematuro de la ambición política partidista ,que atizada por el enemigo, casi ha dado al traste con nuestro proyecto de resistencia.
4. La discusión sobre la participación del FNRPH en procesos políticos siempre debe estar a la orden del día al interior de nuestros colectivos, para esclarecer conceptos y escuchar la opinión de nuestro pueblo, pero aquí debe imponerse el análisis coyuntural, la valoración inteligente de la capacidad del oponente para no malograr nuestros esfuerzos en un proceso donde la coyuntura política no nos es favorable. Esta discusión sensata, es la que nos preparará para poder participar en la arena política con madurez pero cuando construyamos y articulemos la estructura integral del Frente, porque la toma del poder no se logra sin una estructura orgánica sólida, competente y fogueada en la lucha electoral.
PROPUESTA.
1. Con miras a nuestra participación orgánica en la próxima Asamblea del 26 de febrero debemos prepararnos para llevar nuestros planteamientos coherentes, con madurez política y con la convicción que el éxito de dicho evento consiste en la construcción y consolidación de la unidad de todas las fuerzas populares del país que componen el FNRPH.
2. El norte de la discusión sobre nuestra participación política no debe apartarse un milímetro del derrotero que es “La Asamblea Nacional Constituyente y la refundación de Honduras” como único camino para la restauración de Derechos y Democracia, rotos desde el 28 de junio del 2009 mediante el golpe de Estado Militar ejecutado por la oligarquía hondureña y diseñado por el imperialismo norteamericano y su política ingerencista en nuestro país”
3. Es nuestro deber concientizar a nuestros delegados sobre su papel y representación en la Asamblea,  porque “somos representantes del pueblo” en busca de la verdad  para que el proceso de discusión y negociación transcurra en un ambiente de madurez política, signado por los valores morales y revolucionarios propios  del pueblo trabajador, sacrificado, altamente combativo  y  digno que representamos.
4. Nuestros delegados ante  la Asamblea General  del 26 de Febrero 2011 deben tener presente en todo momento, que su papel en dicha  asamblea conlleva un compromiso trascendental para el  futuro de la lucha del FNRPH  y  si no construimos la unidad echaremos por la borda el sacrificio que nos ha llevado hasta este día y será en vano la sangre de nuestros mártires, las gigantescas luchas emprendidas por nuestro pueblo, así como los sacrificios invaluables de  quienes  nos apoyan en  la  comunidad internacional
5. La prioridad número uno de nuestra participación en la Asamblea debe centrarse en los esfuerzos por construir la unidad con todos los grupos políticos y sociales que integran el Frente. Nuestra actitud debe ser honesta, consecuente, ética y revolucionaria, por eso no debemos ser excluyentes, ni segregacionistas con ninguna de las fuerzas políticas ahí representadas. Debemos ser creativos y altamente comprensivos  e incluyentes  de   los asuntos políticos, género, etnias, grupos gremiales  y con todo  aquello que favorezca  alianzas estratégicas para la lucha de nuestro pueblo.  Esta actitud altamente revolucionaria nos permitirá definir cuanto antes las estrategias de lucha futuras  y nos preparará para establecer las alianzas posibles para divulgar, difundir y promover el espíritu unitario en todos los miembros de la Resistencia.
6. En todo momento nuestra actitud debe ser transparente y acorde con los interese de nuestro pueblo, no habrá negociaciones bajo la mesa y en todo momento debe privar el interés del pueblo sobre cualquier ambición personal, grupal o partidista.
7. Nuestros delegados en ningún momento deben perder la perspectiva de que su objetivo en la Asamblea es crear una estructura sólida del FNRPH para combatir al enemigo principal  en la confrontación de clase  en  todo terreno, para lo cual se necesita un proceso de maduración para que en el futuro, ya con una conformación sólida y fuerte consideremos la posibilidad de la participación política en procesos electorales, ya sea como partido o en otras formas de lucha políticas.
8. Entre las luchas que debemos emprender de inmediato y con toda energía   se encuentra la defensa de los Derechos Humanos, el retorno de  todos los exiliados, el fin de la impunidad, la inmunidad oficial, la apertura y seguimiento internacional de los juicios a los golpistas para que la Corte  Penal Internacional se encargue de hacer justicia y castigar a los violadores de los Derechos Humanos y  todas las violaciones y Delitos de lesa Humanidad  en los que hayan incurrido  y de que ha sido objeto nuestro pueblo.
9. Estamos convencidos que el Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras se convertirá en la vanguardia que habrá de conducir a nuestro pueblo por el sendero de la lucha que lo lleve a la victoria final. Confiamos en el compromiso de nuestros delegados para representar dignamente a nuestro pueblo, donde deben privar los valores de la sinceridad y el interés del pueblo al que se deben. Sólo esta mística revolucionaria nos permitirá combatir y obtener la victoria final contra el Neoliberalismo  privatizante y depredador, destructor de la  economía  y  que perpetúa  el Capitalismo Salvaje, que oprime y sangra día tras día a nuestro glorioso pueblo hondureño.
10. Exhortamos a todos las organizaciones que integran el Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras, para que se comprometan con un objetivo común, cual es la construcción de la unidad política en un verdadero FRENTE AMPLIO  DEMOCRATICO REVOLUCIONARIO    que nos  permita  elaborar una agenda de trabajo común de lucha contra el sistema opresor y para la construcción del orden democrático en un nuevo país con Democracia Participativa.
Lo anterior es nuestra proposición política, en la cual articulamos cual debe de ser el objetivo principal inmediato, es alcanzar la unidad de todas las corrientes dentro del FNRP, como la inclusión de los desplazados político/económicos, nuestro gran objetivo aquí en los estados unidos de norte América, es consolidar un frente de hondureñas y hondureños como herramienta que sirva en la construcción y refundación de la nueva Honduras que todos necesitamos.  
Por una asamblea nacional constituyente, los emigrantes presentes.
Gloria eterna a nuestros mártires.
Unidos por la victoria, ¡venceremos!
Los firmantes ratificamos lo anterior:
Rosa Osorto Kuschel = Resistencia Winsconsin, Edna Salazar = Resistencia Missisipi, Carlos Mejia, Marina Chicas, Harbin Peña, Reniery Pineda FRHLA, Santiago Rodríguez, Javier Avelar, Emigdio Mendoza. Martin Mencias, German Mencias Movimiento Esperanza Nacional NJ, Omar Zelaya Hondurenios por la democracia, jose Martinez Colectivo Toronto, Ramos zuniga Resistencia  UTHA, Rigoberto Avila Nativi, Celso Castro Honduras Resistencia NY, NJ, Reynaldo Dias, Resistencia Moristown N.J, Mario Ramos Movimiento Hondureños por la democracia WAS,    Porfirio Quintano, Jury Cobos,  Colectivo La Bahia SF, SAC. CA. Anthonyn Maldonado, Hernan Borjas Oscar Armando Flores Resistencia Valle de Jamastran, Oscar Flores Movimiento Progresista de Frente con el Frente NY, Benjamin Escoto, Resistencia Hondureños en Costa Rica, Velinda Fiol Miembra Frente de Resistencia  Hondureña FL.

Fuente: Los necios/as

Los asesinatos de homosexuales se disparan en Honduras

http://www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/02/340x453xoscar_martinez_salgado_travesti_asesinado_honduras.jpg.pagespeed.ic.TW5ADQ6alH.jpg
Óscar Martínez Salgado, travesti asesinado en Honduras en diciembre de 2010.

Los asesinatos de homosexuales se disparan en Honduras

Por Verónica Calderón
El País
Al hondureño Óscar Martínez, de 45 años, lo mataron en su casa el 22 de diciembre de 2010. Lo apuñalaron, lo ataron a una silla y lo quemaron vivo. Martínez había presentado semanas antes una denuncia por robo y agresiones y había identificado a tres de sus atacantes, que entonces le amenazaron de muerte. El día del crimen, testigos afirmaron que habían visto huir a dos hombres, pero nadie ha sido detenido. Martínez era gay y travesti: se hacía llamar Lady Oscar. Y por eso lo mataron.
Una semana antes de la muerte de Lady Oscar, el cuerpo de Luis Alvarado Hernández, Lorenza, de 23 años, fue hallado en una zanja. Su rostro había sido golpeado tantas veces que quedó irreconocible.
En los últimos 18 meses, 34 homosexuales han sido asesinados en Honduras. Más del doble que en los cinco años anteriores. El aumento de los crímenes homofóbicos ha sido tal que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Human Rights Watch y hasta el presidente de EEUU, Barack Obama, han exigido al Gobierno de Porfirio Lobo que esclarezca los crímenes. Una tarea que se antoja difícil en Honduras, el segundo país más pobre de América Latina, uno de los más violentos y también uno con los más altos índices de impunidad.
Un recuento del periódico La Prensa realizado en 2008 señala que solamente se resuelve un 5% de los homicidios. Y la situación pinta peor si la víctima es gay. “Somos ciudadanos de segunda clase, hay discriminación en todos lados”, asegura Indyra Mendoza, coordinadora de la Red Lésbica Catrachas con sede en Tegucigalpa. “Vivimos en un país que por cultura es así. Nunca hay una explicación para estos crímenes. El odio está en todas partes. Simplemente métase en cualquiera de las noticias de los asesinatos y lea los comentarios de la gente”. La prueba, a un clic. “Dejen de defender a esos cuchumbos [palabra peyorativa para gay] que ellos se matan entre sí por celos y esas cosas raras que hacen entre ellos. Defiéndanos a nosotros: el pueblo-pueblo”, dice un usuario identificado como Benito Camell Mazzo. Los demás comentarios de la noticia están en el mismo tono.
“En la calle la gente te insulta, la policía te golpea. Hay compañeras trans que son asesinadas a tiros en plena calle y ni siquiera les hacen un levantamiento de cadáver porque dicen que tienen sida, lo que no es verdad”, describe Mendoza. Washington equiparó la violencia contra los homosexuales en Honduras con la de Uganda, que recibió la condena mundial tras el asesinato del activista gay David Kato en enero de este año.
Un informe de Human Rights Watch de mayo de 2009 documenta abusos policiales contra gays, travestis y transexuales en Honduras. El reporte señala que el artículo 99 de la Constitución hondureña impone sanciones a “mendigos sin patente, los rufianes, prostitutas ambulantes, los drogadictos, ebrios y tahúres”, lo que es utilizado por la policía para “perseguir” a los gays. José Bonilla, coordinador del Colectivo Violeta, añade que a partir del golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya en septiembre de 2009, la violencia ha aumentado. “Siempre ha habido crímenes, pero no con tanta frecuencia”. Bonilla agrega que uno de los principales objetivos de los activistas es modificar la ley para que sea más concreta, como ya se ha hecho en otros países de América Latina, como Colombia y Argentina. “Quizá no es una prioridad para los hondureños, pero es un derecho humano”, reclama.
Bonilla también reconoce que el Gobierno de Lobo ha hecho ciertos acercamientos. “Tal vez no todos los que quisiéramos, pero al menos es algo”. El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Honduras, Leonel Sauceda, se reunió con los representantes de los colectivos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) a principios de este mes, y el Gobierno de Porfirio Lobo estableció en noviembre del año pasado un Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que, entre otras cosas, está destinado a resolver los delitos sin resolver contra gays, lesbianas y transexuales. Mendoza valora ciertos avances. “Ahora hay discotecas para homosexuales . Hace 10 años habría sido impensable”. Pero lo más grave, afirma la directora de la Red Catrachas, es la complicidad de la sociedad. “La discriminación está en todas las casas. Por eso cuando aparecemos destripados, nadie dice nada”.

Fuente: El Pais/Los Necios

martes, 22 de febrero de 2011

Exigen a Honduras esclarecer ola de crímenes de homosexuales

Aunque los asesinatos homofóbicos de 2009 y 2010 superan en más del doble los de los cinco años anteriores, las esperanzas de que el Gobierno de Porfirio Lobo ponga coto al asunto son prácticamente nulas. No obstante, la directora de la Red Catrachas señaló que lo más grave es la complicidad de la sociedad.

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Human Rights Watch y el presidente de EE.UU., Barack Obama, exigieron a Honduras que esclarezca los crímenes de 34 homosexuales que han tenido lugar en el país en los últimos 18 meses.
Pero aunque los asesinatos homofóbicos registrados a lo largo de 2009 y 2010 superan en más del doble los de los cinco años anteriores, las esperanzas de que el Gobierno de Porfirio Lobo ponga coto al asunto son prácticamente nulas, pues la Policía del país centroamericano esclarece apenas el cinco por ciento de los homicidios que se cometen cada año.
A ello hay que añadir que Honduras, el segundo país más pobre de América Latina, es considerado también uno de los más violentos y posee uno de los más altos índices de impunidad en la región.
La situación va a peor si la víctima es gay, afirmó Indyra Mendoza, coordinadora de la Red Lésbica Catrachas, con sede en Tegucigalpa. “Somos ciudadanos de segunda clase, hay discriminación en todos lados”.
Según Mendoza, “vivimos en un país que por cultura es así. Nunca hay una explicación para estos crímenes. El odio está en todas partes. Simplemente métase en cualquiera de las noticias de los asesinatos y lea los comentarios de la gente”.
De acuerdo con la activista, si eres gay “en la calle la gente te insulta, la policía te golpea. Hay compañeras trans que son asesinadas a tiros en plena calle y ni siquiera les hacen un levantamiento de cadáver, porque dicen que tienen sida, lo que no es verdad”.
La violencia contra los homosexuales hondureños es tal que Estados Unidos la compara con la de Uganda, condenada internacionalmente por el asesinato del activista gay David Kato, en enero pasado.
A partir del golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, en septiembre de 2009, la violencia ha aumentado, aseguró José Bonilla, coordinador del Colectivo Violeta. “Siempre ha habido crímenes, pero no con tanta frecuencia”.
Uno de los principales objetivos de su grupo, dijo, es modificar la ley para que sea más concreta, como ya se ha hecho en otros países de América Latina. “Quizá no es una prioridad para los hondureños, pero es un derecho humano”.
A principios de enero pasado, Leonel Sauceda, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Honduras, se reunió con los representantes de los colectivos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales este mes, y el Gobierno de Porfirio Lobo estableció en noviembre del año pasado un Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que, entre otras cosas, está destinado a esclarecer los delitos aún sin resolver contra gays, lesbianas y transexuales.
Tal vez no se ha avanzado todo lo que quisiéramos, pero al menos es algo, declaró Bonilla, mientras Mendoza valoró ciertos avances, como las discotecas para homosexuales, algo que “habría sido impensable” una década atrás.
No obstante, la directora de la Red Catrachas señaló que lo más grave es la complicidad de la sociedad. “La discriminación está en todas las casas. Por eso cuando aparecemos destripados, nadie dice nada”.

El plan de la OTAN es ocupar Libia


http://www.cubadebate.cu/wp-content/themes/cubadebate/scripts/timthumb.php?src=/wp-content/gallery/reflexiones-fidel/reflexionesfidel15.jpg&w=300&h=250&zc=1&q=100
El petróleo se convirtió en la principal riqueza en manos de las grandes transnacionales yankis; a través de esa fuente de energía dispusieron de un instrumento que acrecentó considerablemente su poder político en el mundo. Fue su principal arma cuando decidieron liquidar fácilmente a la Revolución Cubana tan pronto se promulgaron las primeras leyes justas y soberanas en nuestra Patria: privarla de petróleo.
Sobre esa fuente de energía se desarrolló la civilización actual. Venezuela fue la nación de este hemisferio que mayor precio pagó. Estados Unidos se hizo dueño de los enormes yacimientos con que la naturaleza dotó a ese hermano país.
Al finalizar la última Guerra Mundial comenzó a extraer de los yacimientos de Irán, así como de los de Arabia Saudita, Iraq y los países árabes situados alrededor de ellos, mayores cantidades de petróleo. Estos pasaron a ser los principales suministradores. El consumo mundial se elevó progresivamente a la fabulosa cifra de aproximadamente 80 millones de barriles diarios, incluidos los que se extraen en el territorio de Estados Unidos, a los que ulteriormente se sumaron el gas, la energía hidráulica y la nuclear. Hasta inicios del siglo XX el carbón había sido la fuente fundamental de energía que hizo posible el desarrollo industrial, antes de que se produjeran miles de millones de automóviles y motores consumidores de combustible líquido.
El derroche del petróleo y el gas está asociado a una de las mayores tragedias, no resuelta en absoluto, que sufre la humanidad: el cambio climático.
Cuando nuestra Revolución surgió, Argelia, Libia y Egipto no eran todavía productores de petróleo, y gran parte de las cuantiosas reservas de Arabia Saudita, Iraq, Irán y los Emiratos Árabes Unidos estaban por descubrirse.
En diciembre  de 1951, Libia se convierte en el primer país africano en alcanzar su independencia después de la Segunda Guerra Mundial, en la que su territorio fue escenario de importantes combates entre tropas alemanas y del Reino Unido, que dieron fama a los generales  Erwin Rommel y Bernard L. Montgomery.
El 95 % de su territorio es totalmente desértico. La tecnología permitió descubrir importantes yacimientos de petróleo ligero de excelente calidad que hoy alcanzan       un millón 800 mil barriles diarios y abundantes depósitos de gas natural. Tal riqueza le permitió alcanzar una perspectiva de vida que alcanza casi los 75 años, y el más alto ingreso per cápita de África. Su riguroso desierto está ubicado sobre un enorme lago de agua fósil, equivalente a más de tres veces la superficie de Cuba, lo cual le ha hecho posible construir una amplia red de conductoras de agua dulce que se extiende por todo el país.
Libia, que tenía un millón de habitantes al alcanzar su independencia, cuenta hoy con algo más de 6 millones.
La Revolución Libia tuvo lugar en el mes de septiembre del año 1969. Su principal dirigente fue Muammar al-Gaddafi, militar de origen beduino, quien en su más temprana juventud se inspiró en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser. Sin duda que muchas de sus decisiones están asociadas a los cambios que se produjeron cuando, al igual que en Egipto, una monarquía débil y corrupta fue derrocada en Libia.
Los habitantes de ese país tienen milenarias tradiciones guerreras. Se dice que los antiguos libios formaron parte del ejército de Aníbal cuando estuvo a punto de liquidar a la Antigua Roma con la fuerza que cruzó los Alpes.
Se podrá estar o no de acuerdo con el Gaddafi. El mundo ha sido invadido con todo tipo de noticias, empleando especialmente los medios masivos de información. Habrá que esperar el tiempo necesario para conocer con rigor cuánto hay de verdad o mentira, o una mezcla de hechos de todo tipo que, en medio del caos, se produjeron en Libia. Lo que para mí es absolutamente evidente es que al Gobierno de Estados Unidos no le preocupa en absoluto la paz en Libia, y no vacilará en dar a la OTAN la orden de invadir ese rico país, tal vez en cuestión de horas o muy breves días.
Los que con pérfidas intenciones inventaron la mentira de que Gaddafi se dirigía a Venezuela, igual que lo hicieron en la tarde de ayer domingo 20 de febrero, recibieron hoy una digna respuesta del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando expresó textualmente que hacía “votos porque el pueblo libio encuentre, en ejercicio de su soberanía, una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación Libia, sin la injerencia del imperialismo…”
Por mi parte, no imagino al dirigente libio abandonando el país, eludiendo las responsabilidades que se le imputan, sean o no falsas en parte o en su totalidad.
Una persona honesta estará siempre contra cualquier injusticia que se cometa con cualquier pueblo del mundo, y la peor de ellas, en este instante, sería guardar silencio ante el crimen que la OTAN se prepara a cometer contra el pueblo libio.
A la jefatura de esa organización belicista le urge hacerlo. ¡Hay que denunciarlo!
Fidel Castro Ruz
Febrero  21 de 2011
10 y 14 p.m.

Refundar o ir a elecciones no es el problema de fondo del FNRP

http://4.bp.blogspot.com/_yhWWIQpsbws/THl-Pk1WIHI/AAAAAAAADwo/QCKLgSopH3E/s1600/fnrp.jpg



Sería fatal que solo tuviéramos esas dos opciones

El sábado 19 de febrero de 2011, me tocó ser testigo de la asamblea de Francisco Morazán, cuyo propósito era elegir una Coordinación Departamental, 28 delegados a la Asamblea Nacional del 26 de Febrero, y definir la posición política del departamento, para que se llevara como mandato a este último evento, considerado el más grande hasta ahora del Frente Nacional de Resistencia Popular. Sobre la misma ya existe una crónica colorida por lo que no vale la pena discutir mucho los hechos que en ella se dieron.

A pesar de nuestra inexperiencia, y con problemas asociados a nuestra falta de costumbre, el evento nombró personas para cargos a granel, en un ejercicio que seguramente se irá mejorando con la práctica. Lo importante es que, a una semana de la Asamblea Nacional existe una conducción departamental con más de cincuenta integrantes y 28 delegados al evento del sábado próximo. Aunque la designación de estos delegados se hizo en una especie de “repartición”, el hombre y mujeres designados tiene por delante la tarea más delicada de todas: entender que es el FNRP, y validar esto en la asamblea.

No sabemos cuál ha sido la experiencia en otras partes del país, pero como haya sido, los delegados de todo el país, acceden a este momento de la historia en medio de condiciones peculiares, que les ponen en una situación de gran responsabilidad para con la patria, con las generaciones futuras, y para con sus propios hermanos y hermanas, que han resistido con firmeza la humillante arrogancia de la bota militar, y la mentalidad asesina de una clase dominante inhumana y bestial.

Es importante para estos delegados llegar con la idea clara de que el frente está desunido, y que esto es el resultado de pensamientos y prácticas que, aunque nunca demostraron serle útiles a nadie, han prevalecido como vicios que empañan la marcha inclaudicable de un pueblo que busca desde hace siglos la senda de su propio futuro. No deben los delegados, asumir que la unidad se produce por auto inmunización contra los designios imperiales; al contrario, es la vitalidad del pensamiento revolucionario el que puede dar la talla que el pueblo espera de su dirigencia.

Tienen la misión de recobrar la confianza del pueblo resistente en el FNRP; compromiso y tarea difíciles de cumplir si se dejan de lado las ideas y se imponen las consignas que ocultan las verdades pero que nos mantienen vivas las esperanzas. Para lograr una construcción acertada del nuevo poder del pueblo, debe entenderse que el mundo piensa y actúa, y que nuestros adversarios nos llevan 100 años de ventaja en organización y disciplina, lo que no podremos derrotar sin el trabajo firme, y desinteresado de todos y todas.

Sin duda es el momento de las luces; necesitamos compañeros y compañeras delegadas que recuerden que quedan fuera, sin representación miles y miles resistentes, muchos de los cuales llegaron hasta las últimas consecuencias por la libertad de este país, y que en el nombre de esa sangre, incluida la de la compañera Reyna Veliz, caída hace una horas frente a su pequeña hija, cumplamos con el deber de construir el frente que tanto nos ha costado.

No cabe duda que existen fuertes discrepancias alrededor de temas que muchos califican de fundamentales, pero estas contradicciones, consustanciales a la lucha, deben servir como eje del desarrollo de nuestra historia. Debemos recordar que la decisión de ir a elecciones en 2013 o no, es extemporánea, y no depende solamente de nuestros argumentos; los mismos golpistas que nos asesinan a diario son los que, en última instancia, deciden que podemos hacer o no. Es eso justamente lo que debemos cambiar; no podemos seguir sojuzgados en medio de las arbitrariedades que nos privan hasta de lo que nunca hemos tenido.

Es absurdo creer que las elecciones son una solución a la compleja situación que vivimos; tampoco es racional oponerse a un proceso que representa una opción real para alcanzar nuestras metas y objetivos. La discusión debe centrarse en la decisión de luchar de frente contra los adversarios en todos los campos que haga falta para derrotarles. Ya no basta con hacer lo posible, estamos obligados a hacer lo que haga falta para reconquistar la nación que hemos perdido sin darnos cuenta. Sería fatal llegar a la asamblea creyendo que el problema central se da entre refundar o ir a elecciones. El tema central está hoy en dos puntos centrales: la definición política del frente y la unidad del mismo.

Esta asamblea daría un paso gigantesco sí reconoce la existencia de tendencias dentro del Frente, y determina acabar con las campañas de odio y desprestigio que se han desencadenado para marcar la reputación de compañeros y compañeras, que han dado mucho en el campo de la lucha por décadas, y que hoy son lapidados por chismes creados en laboratorios de inteligencia del ejército opresor. Disentir no es un acto de traición, es apenas un proceso que da inicio al proceso dialectico del que no podemos escapar por el capricho de unos y la pasividad de otros. Después del 26 seguirán existiendo muchos hondureños y hondureñas, en resistencia que deben ser integrados de inmediato. En ese sentido, si la tarea del 26 de fundamental, lo que pase del 27 en adelante es crítico para el futuro de Honduras.

Posiblemente sea conveniente que los compañeros aglutinados en las tendencias mencionadas, como el Movimiento Liberal 28 de Junio, el FAPER, la Unificación Democrática, Liberales en Resistencia, Movimiento Nueva Democracia, y muchos otros, se den una pausa en la confrontación, y permitan que se materialice esta fase el día 26, en algo que luce ya inevitable, que además podría tener resultados inmensamente dañinos si caemos en la provocación, planificada e infiltrada por el enemigo.

Cierto es que una maquina no puede ser conducida con los ojos cerrados y los oídos tapados; pero también es cierto es que avanzar sin el impulso de las bases es imposible; en este sentido, ningún dirigente debe perder de vista que su vigencia está determinada por la naturaleza de sus ideas; es el pueblo el que legitima, y si lo que hacemos esta contrapuesto a los intereses de este, entonces los liderazgos son rebasados. En el caso hondureño se ha dado un escenario inusual, pues los dirigentes históricos, han mantenido su preeminencia, y no han florecido nuevos líderes; ahora es imprescindible que la juventud asuma su papel, no de manera caprichosa, no se trata de llenar huecos, se trata de escribir una nueva historia, y eso solo se logra con hombre y mujeres libres de prejuicios, de dogmas o sectarismos estériles.

Tampoco es sano que, a pesar de que el proceso histórico comenzado a partir del 28 de junio de 2009, tiene condiciones de desarrollo particulares, y genera un sujeto compuesto por todos sus elementos, incluido su liderazgo, se niegue, o se trate de ocultar, el peso específico del presidente José Manuel Zelaya en esta historia. Aunque parezca absurdo, el frente y Zelaya han seguido caminos diferentes en términos de su aceptación frente al pueblo; mientras el primero declina aceleradamente, el segundo ha crecido hasta una dimensión que ningún otro hondureño ha tenido antes. Esto genera un cisma enorme que se debe corregir, y esto solo es posible mediante la unidad; esto es algo que deben tener presente los asambleístas en todo momento.

Como asunto de importancia capital tenemos, adicionalmente, el mandato de más de un millón trescientas mil personas que exigieron en 2010 la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, y el retorno seguro, inmediato e incondicional de José Manuel Zelaya a la patria; los delegados a esta Asamblea Nacional, deberán decidir cómo se cumple con esta voluntad popular, expresada por mas hondureños y hondureñas que los que han votado en cualquier elección pasada. Existen varias tesis, pero esta tarea está por encima de las discusiones que hoy se ventilan en el FNRP.

Es imperativo que el proceso unitario vaya de la mano con la determinación de una estrategia de lucha que nos permita ponernos de frente al adversario, y luchar de manera clara y definida con argumentos coherentes y acciones contundentes: nunca vimos a nadie dar un puñetazo a otro estando de espaldas; es tiempo que nosotros asumamos el reto de enfrentar y derrotar a este enemigo, haciendo uso, incluso, de sus propias armas. No podemos seguir viviendo bajo la premisa de que si los ignoramos los debilitamos; las evidencias son abrumadoras contra este argumento.

La lucha por unas nuevas honduras es un mandato del pueblo, los delegados y delegadas deben afrontar esto sin vacilación, y con consciencia revolucionaria. Recordemos que ser revolucionario no radica en cuantas veces puedas repetir esta palabra, ni cuantas veces la escribas, sino que acciones haces para cumplir las más pequeña tarea, sin más interés que dar todo por la libertad. Es tiempo de detener de una vez por todas la estigmatización de compañeros por sus ideas, al final, en la trinchera, para las balas del enemigo no hay diferencia.

lunes, 14 de febrero de 2011

Nota de Duelo por el fallecimiento de Israel Salinas

FNRP
Correo electrónico Imprimir PDF
El Frente Nacional de Resistencia Popular lamenta profundamente la muerte de nuestro Compañero Israel Salinas, histórico dirigente sindical y miembro destacado de nuestra organización.
Israel salinas fue un emblemático líder obrero, que se desempeño como presidente del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la Municipalidad de San Pedro Sula, la Federación de Sindicatos Independientes de Honduras, y fue secretario general dela Central Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH). Asimismo era el coordinador general del movimiento político Alternativa Patriótica.
Nuestro compañero falleció en un accidente aéreo cuando se dirigía hacia Tegucigalpa procedente de San Pedro sula.
Extendemos nuestro más sentido pésame a su familia.
¡Israel Salinas Presente!
¡Resistimos y Venceremos!
Frente Nacional de Resistencia Popular
Tegucigalpa M.D.C 14 de febrero de 2011

Elecciones 2013 y Plan Llorens en Honduras

http://2.bp.blogspot.com/_5HQeboUv04c/TDqYtX4U5uI/AAAAAAAABLc/hhO0crQY0qI/s1600/democraciaparticipativa1.jpg
 
La asamblea de delegados del Frente Nacional de Resistencia Popular, programada para el día 26 de este mes, ha servido para multiplicar el debate sobre la naturaleza misma del frente, y su posible estrategia. Después más de un año, se ha teorizado alrededor del tema del poder, y las vías que nos pueden llevar a disputarlo; muchos diccionarios se han desempolvado, y la red ha servido de medio para ampliar la discusión. Se han lanzado sendas proclamas y propuestas tendientes a ganar adeptos, y a fijar posiciones, que buscan imponerse durante la asamblea.
 
Este debate sucede en un momento particular, en el que las fuerzas represivas del estado, y sus apéndices paramilitares, planean intensificar su campaña de limpieza ideológica, y afinando una estrategia para simular el trasiego de armas hacia un grupo insurgente irregular perteneciente al FNRP. Todo esto es parte de una estrategia que asume, que en el mes de junio Honduras tendrá la oportunidad de ser reintegrada a la OEA, por lo que cualquier proceso de depuración social deberá darse antes de ese momento. Por supuesto, el plan presume que estos crímenes seguirán pasando desapercibidos y que nosotros no tendremos una respuesta eficaz contra ellos.
 
La situación general del gobierno revela que, aunque la economía se ha quebrantado, el apoyo internacional hacia el régimen es sustancialmente mayor del que nosotros podemos percibir; esto querría decir que la posibilidad de que este se muestra interesado en una resolución definitiva de la crisis hondureña, sólo sería viable si, como oposición, la resistencia nacional fuera capaz de generar condiciones que le obliguen a considerar esa alternativa. A esta fecha, las acciones que lleva adelante el frente no parecen tener la relevancia necesaria para que logren un objetivo de la envergadura necesaria para propiciar la situación requerida.
 
Evidentemente, se hace necesario llevar a cabo un análisis serio, y a profundidad, de la correlación de fuerzas prevalecientes en el país, para determinar una estrategia que permita posicionar políticamente las aspiraciones populares, y confrontarlas con aquéllas planteadas por el adversario golpista. La tensión necesaria para alcanzar una situación crítica tal que nos permita negociar está ligada intrínsecamente con nuestra propia capacidad de organizar eficientemente oposición al régimen en todos los ámbitos de la vida nacional.
 
Otro asunto que resulta de capital importancia, es la valoración exacta de las condiciones que prevalecen en el ámbito internacional, en el que los Estados Unidos mueven todas sus piezas, mientras los países hermanos luchan por evitar que se deje impune el terrible precedente el Golpe de Estado en Honduras. Es ingenuo pensar que una situación política, en el marco de la política internacional, pueda sostenerse por largo tiempo sin la creación de condiciones apropiadas en el interior del país.
 
Frente a todas las valoraciones que se han planteado sobre el desarrollo que debe seguir el FNRP, se hace necesario inducir una discusión de carácter dialéctico, que posicione correctamente los factores endógenos y exógenos que rigen la dinámica interna del frente como tal. En principio, más allá de cualquier elaboración de carácter teórico, debemos asumir como un axioma que el Frente Nacional de Resistencia Popular es una organización eminentemente política, y que debe actuar en consecuencia con esa verdad; cabe aquí anotar que la existencia del frente no acepta ninguna otra definición.
 
La discusión que se centra sobre la participación posible del frente en un proceso electoral en el año 2013, y la formación de un frente amplio debe contemplar algunas cosas que son consustanciales a la lucha misma del frente; al mismo tiempo se debe tomar en cuenta el asunto del poder no desde el punto de vista esencialmente semántico, sino desde una perspectiva teórico práctica que se sustente en el desarrollo histórico del país, y la evolución de la conciencia revolucionaria de los hondureños y las hondureñas, especialmente a lo largo de los meses posteriores al golpe de estado de junio del 2009.
 
La primera consideración de trascendencia, es el reconocimiento explícito de parte de la dirección del frente, de la existencia de diferentes tendencias al interior del mismo, y generar el espacio necesario para la participación irrestricto de todas y cada una de ellas. Se cometería un grave error si se aísla a uno o más sectores en resistencia; y sería peor seguir campañas de desprestigio contra estas. La vía por la que se tome el poder no define la naturaleza del frente.
 
En cuanto al frente amplio, es un hecho que la figura surge con el ánimo de evitar mayores fisuras, debido a la intransigencia en el debate interno; sin embargo, está claro que el FNRP en sí mismo constituye ya una fuerza amplia, que aglutina una amplia gama de organizaciones políticas y sociales, que no ha tenido la oportunidad de desarrollarse orgánicamente al margen de los intereses de cada una de esas organizaciones. En consecuencia, es más razonable pensar que la vía a seguir sea el fortalecimiento del frente como tal, lo que implica una apertura y democratización en los órganos de conducción y las comisiones de trabajo del mismo. No se puede concebir un frente controlado por un solo grupo, pues esto significaría un acto contrario a la consolidación del movimiento popular surgido en la lucha contra el golpe de estado.
 
Las condiciones para la participación electoral, están vinculadas con el accionar mismo del frente; por lo tanto, no se debe esperar que el régimen propicie la participación de la resistencia en sus procesos. La tesis de que la conspiración de la inteligencia norteamericana incluye la participación del FNRP en procesos electorales, carece de un análisis objetivo de la situación.
 
En este sentido parece más lógico que el propósito de este plan sea revitalizar el bipartidismo, destruyendo al frente, y propiciando el retorno de las bases liberales a su antiguo partido. Esto se hace aún más factible, si insistimos en ignorar la importancia de luchar por el retorno del coordinador general del frente, quien más allá del caciquismo que normalmente le atribuimos, construye líneas de pensamiento, y mantiene un liderazgo vigente a pesar del aislamiento que le han impuesto.
 
Durante meses, la actividad del embajador norteamericano ha trazado una ruta hacia la reconstrucción del bipartidismo, y el aislamiento de Manuel Zelaya Rosales. Si nos atenemos a las enseñanzas de la historia, los gringos en época de crisis tratan de perder lo menos posible de las estructuras de dominación que patrocinan en un país determinado; el golpe de estado solo dejo una novedad: la resistencia popular. En consecuencia, su plan debe estar orientado a eliminar este fenómeno social, y revitalizar el tradicionalismo. Muchos especulan con la recuperación del Partido Liberal de Honduras para formar alianzas, algo que parece muy improbable, dado que de darse esto, la derecha más conservadora de ese partido político debería estar de acuerdo.
 
 En resumen, el Plan Llorens solo es posible sin resistencia, con dos partidos tradicionales y las tres comparsas. El Golpe de Estado no se llevó a cabo para crear una nueva fuerza electoral en el país; hoy los grupos facticos con el apoyo de los gringos tratan de “limpiar” los rastros que quedaron del rompimiento constitucional. Debemos tener mucha visión para darnos cuenta que el Plan Llorens llega a feliz término, tanto si nos apresuramos a convertirnos al “electorerismo” de inmediato, como si nos oponemos abiertamente a las elecciones como vía. La única opción fuera de su horizonte es el fortalecimiento del frente como organización política.
 
El argumento de confrontar al gobierno, y llevarlo a condiciones de negociación es correcto, y constituye la vía que debemos seguir. Esto implica naturalmente nuestra participación activa en el marco de la discusión por una nueva ley electoral, que garantice plenamente nuestra posibilidad  de participación, y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente originaria, que debe surgir de este proceso de negociación del que hablamos, y que es una necesidad para la resolución del conflicto en el país.
 
Sin entrar en de conflicto de principios, el estado de Honduras existe, y el régimen que lo gobierna de facto, es una realidad tangible, y decisiva sobre los acontecimientos que hayan de desarrollarse en los meses y años por venir. Nosotros también formamos parte del estado, y tenemos la obligación de ver más allá de nuestros intereses grupales o personales, con el fin de cumplir efectivamente con la tarea de transformar la sociedad hondureña, inmutar el modelo neoliberal imperante hacia un modelo de transición que nos permita sentar las bases para la construcción del socialismo.
 
Con la aprobación de las reformas al artículo cinco, y la aprobación de la ley de Ciudades Modelo, encontramos el propósito central de esta administración. En pocas palabras, ellos necesitan una constitución nueva que les permita alterar el territorio nacional, y de esa manera facilitar los enclaves que surgirán como alternativa al modelo neoliberal crudo e ineficiente en el que hasta ahora evoluciona nuestro país. Sin embargo, es necesario que nosotros entendamos al plebiscito y al referendo como dos herramientas valiosas de lucha, como dos instituciones por las que el pueblo hondureño ha estado en resistencia constante, aún a costa de muchas vidas.
 
Nuestra misión inmediata, una vez ratificada en el Congreso nacional la reforma a ese artículo cinco, debería estar centrada en una consulta popular alrededor de los temas fundamentales: la convocatoria incondicional e inmediata a una asamblea nacional constituyente originaria y de amplia participación nacional; y el retorno inmediato, seguro, incondicional de todas las personas forzadas al destierro. Las opciones que tenemos frente a este instrumento son esencialmente dos; que el Congreso, a pesar del cumplimiento de todo lo requisito por nuestra parte, nos niegue el derecho a los instrumentos que pregonan, con lo que podríamos actuar internacionalmente para reforzar el aislamiento del régimen; o simplemente aceptan la convocatoria a las consultas propuestas, con la obligación de negociar una nueva ley electoral.
 
En cualquier caso la discusión debe dar por descontado que participaremos en las elecciones del 2013, pues estando en febrero de 2011, tenemos el tiempo suficiente para organizarnos y generar las condiciones que nos garanticen acceso a un proceso equilibrado. No sería muy atinado pensar que la burguesía nos entregará el poder en bandeja de plata, pero sí es factible presionarla en la dirección de crear condiciones más justas de participación de los individuos.
 
En este punto debemos señalar que en ningún caso desechamos ninguna otra vía posible para la toma del poder, pues ésta es una potestad soberana del pueblo, y es este el que en definitiva deberá señalar la ruta que hemos de seguir. En este sentido, deberíamos tener la humildad que expresamos cada vez que nos dirigimos en defensores de los intereses populares, y respetar la decisión que nuestro pueblo considere pertinente. La vía electoral, es uno de los recursos que tenemos, y para obtener las condiciones necesarias de participación, tendremos que trabajar mucho más, y enfrentar directamente al adversario, no darle la espalda.
 
Los dirigentes de las organizaciones integrantes del frente, deben estar conscientes de la responsabilidad que implica la promoción pública de vías violentas para la toma del poder, ya que la misma sirve de justificación para la represión y aniquilación de nuestra militancia. Es irresponsable predicar acciones que nosotros mismos no somos capaces de llevar a cabo. Con él respeto que se merecen quienes están dispuestos a este tipo de lucha, pensamos que este momento no presenta condiciones favorables, y que el tema es utilizado mediáticamente por el enemigo para atemorizar a nuestras bases, tal como lo ha hecho miles de veces en el pasado, en todos los países del continente.
 
En síntesis, el frente no está listo para participar en un proceso electoral, pero eso no quiere decir que no debamos fortalecer la organización en la dirección de participación en este tipo de procesos, o que debamos participar en los procesos que generen las condiciones para llevar adelante dicha acción. En un proceso de contradicción existen siempre las partes que generan el desarrollo, este caso no es la excepción, y es nuestro deber elaborar los conceptos necesarios para participar activamente en el desarrollo histórico, en el cual nos hemos negado a participar hasta ahora, quizá, precisamente, debido a la falta de consolidación de las contradicciones mencionadas.
 
La etapa superior de la lucha, o lucha superior, está definida en el cambio cualitativo que se da entre la multiplicidad de acontecimientos de defensa de nuestros derechos, y la lucha abierta por la toma del poder; en esto notamos la acumulación constante de cambios cuantitativos, así como el inminente salto cualitativo que estas forman; esto es fácil de comprender para muchos compañeros y compañeras, que han trabajado arduamente en la elaboración de tesis y antítesis alrededor de los procesos electorales, el poder y la revolución. En general, vemos que estos tres conceptos no se excluyen entre sí, y están ligados estrechamente en la construcción de un proceso revolucionario.
 
A 13 días de esta asamblea, no podemos menos que esperar los días subsiguientes sirvan para aclarar conceptos, y definir debates dentro de los márgenes de construcciones de pensamiento críticas, creativas y constructivas; después de ello tendrá la tarea de construir el conjunto de ideas y de vida orgánica al frente nacional de resistencia popular, y del espacio para que esta nueva fuerza se convierta en el protagonista de la vida política del país durante los 50 años siguientes.
 
No nos cansaremos de repetir que si no nos hacemos las preguntas correctas, nunca llegaremos a las respuestas correctas.
 
Ricardo Salgado