viernes, 3 de junio de 2011

Rivera Avilez le dijo a Hugo Llorens que separación de Zelaya era ilegal

TEGUCIGALPA.- Un cable despachado hacia Washington por el embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, filtrado a Wikileaks y publicado ayer por el salvadoreño sitio de internet elfaro.net, señala que el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le dijo el 25 de junio del 2009 al diplomático norteamericano que la destitución del presidente José Manuel Zelaya pretendida por el Congreso Nacional, era ilegal.
Llorens contó en el despacho confidencial remitido al Departamento de Estado, que había sostenido una reunión con Rivera Avilez en la que éste le había revelado que líderes del Legislativo se le habían acercado para comentarles su plan de destituir a Zelaya, una situación para la cual según el magistrado presidente el Congreso no estaba facultado.
El cable sostiene además el presidente del Congreso Nacional, Roberto Micheletti llamó al embajador la noche del 25 de junio para informarle de sus planes de llevar al pleno la decisión de quitar del poder a Zelaya, y que Llorens lo invitó a evitar una decisión precipitada, pues podría sumir a Honduras en una profunda crisis institucional. A continuación una traducción íntegra del cable.

Identificación: 214237
Fecha: 26/06/2009 20:11
Ref: 09TEGUCIGALPA501
Origen: Embajada de Tegucigalpa
Clasificación: CONFIDENCIAL

Clasificado por: Embajador Hugo Llorens, por razones 1.4 (b + d).

1. (C) Resumen: En la noche del 25 de junio, la Comisión Nacional
El Congreso estuvo a punto de llevar a cabo la votación para la destitución del Presidente Zelaya. El Embajador aconseja el presidente del Congreso, Micheletti en contra de tal acción precipitada que podría sumir a Honduras en una profunda crisis constitucional. Otros políticos de alto nivel también han trabajado detrás de las cámaras para presionar al Congreso.

Al final, los líderes del Congreso se apartaron de la votación y se limitaron a poner en marcha una investigación judicial de violaciones que pueden haber sido cometidas por el presidente Zelaya y su Administración. El Presidente del Tribunal Supremo, Rivera nos dijo que el Congreso no tiene el poder de destituir al Presidente, desde la derogación de esa ley en 2005.
En la actualidad, el único medio para eliminar un Presidente es mediante la presentación de un caso penal presentado por el público Ministerio con la propia Corte Suprema. Resumen final.

2. (C)
En la noche del 25 de junio, el presidente del Congreso, Roberto Micheletti llamó al embajador para informarle que con un fuerte apoyo de los partidos políticos de Honduras (incluyendo los dos grandes partidos Liberal y Nacional), el Congreso había comenzado un debate formal que consideraba la destitución de Presidente Zelaya. Micheletti dijo que el Congreso deliberará y revisará violaciones legales cometidas por el presidente y su gobierno durante su mandato. Dijo que la decisión ilegal del presidente de destituir al Jefe de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez había sido el catalizador inmediato de la acción del Congreso. Él dijo que creía que había los votos necesarios para tomar esta medida definitiva contra el Presidente. Micheletti dijo que quería que Estados Unidos estuviera informado de las deliberaciones del Congreso y que era probable la acción. El Embajador respondió que si bien el gobierno de Estados Unidos tenía un gran respeto por el Congreso de Honduras y que nunca trataría de decirle a los legisladores soberanos lo que debían hacer, nuestra opinión era que esta acción parecía totalmente prematura,que era peligroso y podría precipitar una de las principales crisis constitucionales en Honduras, con resultados inciertos. El Embajador habló de la alta tensión que prevalece en el país y dijo que el potencial de conflicto social y la violencia era alto. Cualquier acción apresurada por el Congreso en contra de un gobierno democráticamente electo es un asunto muy serio que podría ser visto de una manera muy crítica por muchos en la comunidad internacional. El embajador también señaló que el Consejo Permanente de la OEA tenía previsto discutir y debatir la situación Honduras en la mañana. Señaló que si bien algunos personas en el país no estaban satisfechas con el Gobierno de Honduras y papel de la OEA en la encuesta del 28 de junio, la participación de la OEA podría ser de apoyo para encontrar un marco jurídico, constitucional y pacífica a la crisis.

3. (C) Micheletti respondió que el Presidente Zelaya estaba empeñado en derribar el sistema democrático en Honduras. Señaló que ese mismo día Zelaya había amenazado con cerrar el Congreso y ponerlo en la cárcel. Dijo que Zelaya había totalmente alienado el Congreso de Honduras y que el presidente no tenía prácticamente ningún apoyo. Micheletti aprecio los consejos honestos del embajador, pero consideró que el momento de la decisión había llegado. El embajador advirtió de nuevo que cualquier acción precipitada podría traducirse en negativas ce incalculables consecuencias en Honduras y aconsejó paciencia y calma. Más tarde, el embajador hizo llamadas a varios líderes claves del Partido Liberal como el candidato presidencial Elvin Santos y el ex presidente Carlos Flores y transmitió nuestra preocupación por las deliberaciones en curso en el Congreso. Ambos coincidieron en que la acción del Congreso parecía irracional, pero ambos dijeron que la creciente retórica radical y acciones de Zelaya, así como su voluntad de impulsar una encuesta que fue claramente ilegal, y sel despido del alto mando militar había enajenado al Congreso. Sin embargo, Santos y Flores dijeron que también estaban tratando de influir en los principales líderes del Congreso, incluyendo Micheletti (que se describe como tenaz), y que seguirían haciendo llamadas por la noche. Más tarde que por la noche se enteró de que tras las consultas privadas entre los líderes de las distintas partes y de las delegaciones, se alcanzó un acuerdo para evitar una votación sobre si se
destituiría al Presidente. En su lugar, el Congreso votó a favor de lanzar una investigación de las fechorías del Presidente teniendo en cuenta algún tipo de acción futura por parte del Congreso.

4. (C) En una reunión celebrada el 25 de junio el presidente de la Corte Suprema de Honduras presidente Jorge Rivera Avilés, dijo al embajador que estaba muy preocupado por la acción del Congreso prevista contra el Presidente. Rivera dijo que líderes del Congreso se le habían acercado para hablarle sobre sus planes para eliminar al Presidente. Rivera dijo que les aconsejó en contra de esas medidas, que describió como ilegal. Rivera dijo que en 2005 el Congreso había derogado la ley de juicio político. Actualmente, el único medio de suprimir un presidente era a través de la presentación de una causa penal por el Ministerio Público (Fiscal General), con la Corte Suprema. En tales circunstancias, el Supremo Tribunal de Justicia designaría a un magistrado de la Corte Suprema para conocer del asunto. Una sentencia del juez contra el Presidente representa el único medio legal para separarlo de la Presidencia. Rivera dijo que el Ministerio Público puede optar por actuar contra Zelaya si sigue adelante con el apoyo directo a la consulta del 28 de junio, que un juez ha declarado como ilegal.

5. (C) Comentario: la decisión de Zelaya de despedir al general Vásquez
Además, ha polarizado y radicalizado el sentimiento anti-Zelaya en el Congreso y muchas instituciones públicas, como el poder judicial y las Fuerzas Armadas. Afortunadamente, la decisión de los líderes del Congreso para sacar del borde de una crisis constitucional ofrece una suspensión que se espera que puedan ayudar a aliviar las tensiones de su paroxismo actual. En una conversación con el Embajador el 25 de junio, Zelaya parecía ser más consciente de su creciente aislamiento y vulnerabilidad. El embajador tomó la oportunidad para animarle a hacer uso de su papel como presidente de "todos los hondureños" y a hacer todo lo posible para reducir las tensiones y enviar mensajes de conciliación públicos, y participar en un diálogo con la oposición.
Fuente: Los necios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada