viernes, 3 de junio de 2011

René Amador: No hay garantías para regresar del exilio pero vengo a continuar la lucha

René Amador, un joven de la resistencia que participó como actor en un anuncio sobre la Cuarta Urna y es protagonista del documental ‘¿Quién dijo miedo? Honduras de un golpe’, pero que en el marco del golpe de Estado fue perseguido y a punto de ser asesinado, llegó al país junto al presidente Manuel Zelaya Rosales, el pasado 28 de mayo.
De entrada dijo que su retorno no tiene garantías de protección a su vida, pero que no lo invade el miedo porque viene a continuar la lucha por la emancipación de Honduras.
Llegó llorando de emoción porque vio un pueblo levantado, igual que cuando él estaba en las calles hace unos 20 meses que salió del país para proteger su vida y España le dio el estatus de asilado político, llegando primero como turista.
Lo esperaban este sábado 28 de mayo en el aeropuerto Toncontín sus familiares, amigos y compañeros del Frente Nacional de Resistencia Popular, FNRP, con quienes se abrazó y tomó fotografías.
Al ser consultado por defensoresenlinea.com sobre su exilio, manifestó que ha sido doloroso estar fuera de Honduras, “también es doloroso recibir noticias cada día de cómo masacran al pueblo hondureño estos salvajes que están impunes”.
Pero dijo que está feliz de cómo se ha ido dando este proceso. En relación a la lucha por la refundación de Honduras recalcó que el pueblo hondureño vencerá si no se divide y que lo que existen son pequeñas diferencias que se deben sortear para alcanzar el objetivo.
“Hago un llamado a arreciar en esta lucha, a que hagamos un lado las diferencia que tenemos que son pocas , lo que tenemos es al enemigo enfrente que ha dado un paso pero por pura conveniencia para regresar a la OEA, eso no nos convence , nos convencerá cuando hayamos convocado a la Asamblea Nacional Constituyente”.
Relató que su salida del país fue abrupta en septiembre del año 2009 porque fue perseguido a 25 metros de llegar a un sitio, “tuvimos la persecución y dejamos el carro botado, quien sabe para qué lo usaron”.
Al preguntarle si su regreso tiene garantía respondió que “lo dijeron ellos, que los exiliados pueden venir, son requisitos para la OEA, pero hay 200 personas fuera, que sienten temor porque las garantías no están cumplidas, nosotros hemos regresado porque queremos seguir la lucha, igual estamos expuestos, pero no tenemos miedo”.
Su hermano gemelo Guillermo también salió al exilio por el peligro contra su vida, pero todavía no es el momento que mi hermano regrese, debemos seguir alzando la voz para los que queden fuera, concluyó.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada