domingo, 30 de enero de 2011

Wikileaks: EU recelaba de Micheletti; aprovechó el golpe para firmar contratos corruptos

El País, 29 de enero de 2011
http://3.bp.blogspot.com/_4KtPOPC0zIs/S7639gWg-bI/AAAAAAAAD3s/v6QpYyhk6fY/s1600/llorens+lobo.JPG
En los 250.000 documentos de Wikileaks la expresión "república bananera" aparece en 51 ocasiones. Diplomáticos de naciones como Turquía, Rusia, Marruecos y España (Miguel Ángel Moratinos en marzo de 2004) dejaron claro a sus interlocutores de Estados Unidos que sus países no eran una república bananera. Y sin embargo, en el caso más reciente de golpe de Estado en Latinoamérica, el concepto sobrevuela por muchos telegramas, pero no aparece por ningún lado.

Los cables redactados en la Embajada estadounidense de Honduras tras el golpe del 28 de junio de 2009 contra el presidente Manuel Zelaya muestran todo lo que se asocia con un país sin instituciones fiables y bajo la sombra de Estados Unidos: un político que ocupó la presidencia (Roberto Micheletti) en nombre de la honestidad y el despotismo tuvo que ser amenazado por Estados Unidos con la retirada del visado para que dejase el cargo. Micheletti, según la embajada, aprovechó la crisis provocada por el golpe para amañar contratos corruptos hasta el último minuto.
Otro político, Porfirio, Pepe, Lobo, el hombre que sucedió a Micheletti, intentó nombrar ministro de Defensa al general que perpetró el golpe (Romeo Vásquez Velásquez). El embajador estadounidense le aconsejó que destituyera al general para salvar la cara ante la comunidad internacional antes de tomar posesión del cargo de presidente. Pepe Lobo le consultó sobre la posibilidad de poner a Vásquez Velásquez al mando de la Empresa Nacional de Electricidad y el embajador se pronunció en contra. Lobo le pidió consejo sobre personas a las que podía nombrar en puestos de Interior. Todo eso y mucho más quedó consignado en los telegramas. Bajo el nombre del embajador Hugo Llorens.
El antecesor de Llorens, el diplomático Charles A. Ford ya emitió un cable el 16 de marzo de 2006, con motivo de los primeros 45 días de José Manuel Zelaya en el poder, en el que expresaba los titubeos de Zelaya a la hora de seguir las indicaciones de Estados Unidos. Y eso, a pesar de que "cambió a su ministro de Exteriores" por indicación de Estados Unidos. Y a pesar de que hizo "literalmente" esperar a los presidentes de Centroamérica y al de México, Vicente Fox, para reunirse con el fiscal general, Alberto Gonzales, "en su primer encuentro oficial" como presidente. "Zelaya debe basarse en su sincera actitud pro Estados Unidos e ignorar el aparente resentimiento hacia la dependencia de Honduras respecto a Estados Unidos, con algunos de sus consejeros molestos por el obvio poder económico y político de Estados Unidos", escribió Charles A. Ford.
El golpe de Estado
Sin embargo, Zelaya a mitad de su mandato estrechó su relación el presidente venezolano Hugo Chávez. Y se fue granjeando la enemistad de la élite económica hondureña. Hasta que en la noche del 28 de junio de 2009 fue sacado de su casa y expulsado en pijama y a punta de fusil hacia Costa Rica. Al día siguiente, Roberto Micheletti ocupaba su puesto. Unos le empezaron a llamar el presidente golpista; otros, como el venezolano Hugo Chávez, le apodaron Goriletti; y algunos, como el embajador estadounidense Hugo Llorens se referían a él como "presidente de hecho". En cualquier caso, llegó al poder sin que nadie lo hubiese votado y abandonó la presidencia el 21 de enero, seis días antes de que Lobo jurase el cargo presionado por Estados Unidos para que se quitara de en medio de la escena política y no soliviantara a la comunidad internacional.
Un mes después del cese, el embajador de Estados Unidos escribía: "Mientras el presidente de facto, Roberto Micheletti, y sus colegas se retrataban a sí mismos como profesionales de un Gobierno honesto y eficiente, ellos parecen haber amañado tratos en la sombra que eran mayúsculos incluso para los estándares locales. La aprobación de un gran contrato hidroeléctrico con tan escaso beneficio para el Estado, justo una semana antes de que el régimen deje la oficina es el principal ejemplo. (...) Fuentes fiables de la Embajada han implicado directamente a Micheletti y a algunos de sus socios más cercanos en este contrato. Miembros del Congreso y otros que en tiempos normales habrían efectuado un escrutinio del caso estaban distraídos con la crisis política y las elecciones".
Hugo Llorens se refería a la concesión de la licencia de explotación de la represa José Cecilio del Valle a un consorcio hondureño-italiano del que el propio Micheletti era socio. Aunque el cable del embajador no recoge este dato un informe del 22 de febrero de 2010 del Tribunal Superior de Cuentas hondureño revela que la concesión fue efectuada cuando aún no había concluido el contrato con la empresa española Elecnor. La publicación de la concesión en La Gazeta -el equivalente en Honduras al Boletín Oficial del Estado (BOE) de Honduras- estuvo plagada de irregularidades. "Fue la primera vez que se falsificó La Gazeta en la historia de nuestro país", recordaba esta semana Manuel Gamero, director del diario hondureño Tiempo.
Y la prensa hondureña se centró en la aparente ocultación del contrato. Pero el embajador señalaba que la concesión en sí misma era más grave que la supuesta falta de transparencia.
"Según las fuentes de la Embajada, Micheletti fue uno de los socios hondureños que facilitó la concesión", indicaba el cable fechado el 20 de febrero de 2010. "Los principales facilitadores fueron Saavedra, el ministro de Obras Públicas de Micheletti, Saro Bonanno y los íntimos de Micheletti Johnny Kafati y Roberto Turcios. Es inconcebible que este contrato pudiera haberse conseguido sin el conocimiento de Micheletti".
Revisión de los contratos
El diplomático se mostraba confiado porque Pepe Lobo, el hombre que asumió el cargo de presidente tras unas elecciones no reconocidas ni por la Unión Europea ni por la Organización de Estados Americanos (OEA), había prometido revisar esos contratos. Entre el embajador y el presidente electo de Honduras había buen entendimiento. Tras ganar las elecciones de noviembre de 2009, Pepe Lobo decidió irse de vacaciones a Nueva Orleans. Tras su regreso, acudió a la embajada el 4 de enero de 2010 y le agradeció a Hugo Llorens que hubiese notificado su visita a la Seguridad Diplomática de EEUU, con lo que pudo disfrutar de relativo anonimato y prescindir de gran parte de la seguridad que le correspondía llevar como presidente electo de Honduras. Después, el embajador le dijo que tenía que insistir a Micheletti para que se vaya "inmediatamente" y dejase paso a un Gobierno de unidad nacional. Estados Unidos le ofrecería incentivos para dejar el Gobierno, pero en caso de que no lo hiciera le retiraría el visado.
Después, Lobo reconoció que él no era ningún experto en seguridad y pidió al embajador que le recomendara algunos nombres para el ministerio. El diplomático le prometió ayuda. Pero el embajador entró de lleno en un tema que durante las semanas siguiente iba a ocasionarle bastante trabajo: el caso del general golpista Vásquez Velásquez. "[El embajador] hizo notar que había oído que el jefe de Estado Mayor de Defensa, Vásquez Velásquez, estaba presionando duramente para ser nombrado ministro de Defensa, y esto sería visto muy negativamente por la comunidad internacional, dado el papel que desempeñó Vásquez en el golpe. (...) Lobo dijo que Vásquez estaba en su lista para ministro de Defensa y que él no había considerado las implicaciones internacionales de tal nombramiento, pero veía claramente el argumento del embajador. Lobo dijo que no lo nombraría".
Días después, el 23 de enero, Lobo informó al embajador de que le había ofrecido a Vásquez Velásquez un puesto al frente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica. Pero el embajador adujo que eso no sería bien visto por la comunidad internacional. Y mientras tanto, Vásquez Velásquez, continuó al mando del Ejército. Varias semanas después, el 14 de febrero de 2010 el diplomático recibió en su embajada durante 90 minutos al presidente de Honduras. Hugo Llorens le recordó que ya habían discutido en dos ocasiones, el 23 y el 29 de enero, la necesidad de que eliminase de su Gobierno al responsable de Defensa, Lionel Sevilla, y al jefe del Estado Mayor, Romeo Vásquez Velásquez, miembros ambos del régimen de Micheletti. Lobo objetó que si actuaba precipitadamente, los militares podrían volverse contra él. Y reconoció que estaba recibiendo presiones para nombrar como jefe del Ejército al general García Piagget. El embajador le respondió que los dos militares más vinculados al golpe eran Piagget y Vásquez Velásquez. Así que mejor haría en descartar esa idea. En su lugar, el diplomático sugirió el nombre del general Doblado, "un meticuloso y altamente respetado oficial". Y añadió que si esperaba más tiempo para poner orden Defensa, "las críticas de la comunidad internacional no tardarían en llegar y su decisión sería vista como un sometimiento a la influencia exterior, lo que sería peor".
Espionaje telefónico
Finalmente, un mes después, en marzo de 2010, Romeo Vásquez Velásquez fue destituido del Ejército. No obtuvo la presidencia de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica pero sí la gerencia de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, Hondutel. Las voces críticas indicaron que con ese nombramiento se incrementaría el espionaje telefónico. Su sustituto no fue el hombre que recomendó el embajador en un principio, sino el general Carlos Antonio Cuellar, uno de los seis militares acusados por el fiscal general de abuso de autoridad al detener y expulsar al presidente de Zelaya.
En otro documento del ocho de enero de 2010 se informa de que el general Vásquez Velásquez le dijo al embajador que los militares respetarían la autoridad del ministerio público, pero... "[el general] expresó su esperanza de que el Congreso aprobaría una amnistía que afectaría a todos los que intervinieron en la crisis política de Honduras y en el golpe". Así ocurrió el martes 26 de enero de 2010. Cuéllar fue nombrado jefe del Estado Mayor del Ejército en marzo. Y los cables filtrados por Wikileaks solo abarcan hasta febrero de 2010.
El pasado viernes 28 de enero, Cuéllar fue relevado en su cargo por el general René Osorio Canales, jefe de la guardia de honor presidencial de Porfirio, Pepe, Lobo. Osorio Canales fue el oficial que entró en la casa del presidente Zelaya para sacarlo en pijamas a punta de fusil en mitad de la noche. Ahora, es el jefe del Ejército en Honduras.
Tomado de: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Estados/Unidos/recelaba/hombre/asumio/poder/Honduras/golpe/Estado/elpepuint/20110129elpepuint_8/Tes

Cable sobre las comunicaciones entre el embajador estadounidense y Porfirio Lobo

C O N F I N D ENC I AL  TEGUCIGALPA L 000.002
Fecha: 2010-01-05 17:49:00
NOFORN
SIPDIS
ESTADO DE WHA

E.O. 12958: Dec: 01/04/2020
Etiquetas: PREL, PGOV, TREMA eaid, CVIS, HO
Tema: El Embajador y el presidente electo Lobo discuten la necesidad renuncia de Micheletti, el gobierno de unidad y planes de transición
REF: A. Un 09 TEGUCIGALP 1328
B. Un 09 TEGUCIGALP 1315
C. 09 TEGUCIGALP A 1310

Clasificado por: Embajador Hugo Llorens, la razón 1.4 (B y D)

1. (C): El Embajador se reunió con el presidente electo Porfirio "Pepe" Lobo en la embajada el 4 de enero y discutió la necesidad de la plena aplicación de los acuerdos Tegucigalpa-San José, y lo más importante que el jefe de facto Micheletti se hiciera a un lado inmediatamente.  Lobo buscó el consejo del embajador para construir el apoyo internacional a su gobierno, y reafirmó  su deseo de construir un gobierno de unidad nacional para fomentar la reconciliación en la sociedad hondureña y la política. Estuvieron de acuerdo en que una comisión de la verdad ayudaría a la sociedad a curar las heridas después de meses de lucha. El embajador también señaló la importancia de mostrar claramente  la autoridad civil sobre las Fuerzas Armadas de Honduras, y en particular el impacto negativo tanto en el país y las mismas Fuerzas Armadas de nombrar a un Ministro de Defensa que estuvo asociado  con el golpe de Estado 28 de junio de 2009. Fin de resumen.
2. (C) El embajador y presidente electo-Lobo, que acababa de regresar de unas breves vacaciones visitando a familiares en Nueva Orleans, se reunieron el 4 de enero en la oficina del Embajador.  Lobo agradeció al Embajador la notificación diplomática para la seguridad de su visita, lo que le permitió renunciar a la seguridad de Honduras durante las vacaciones.  Lobo dijo estaba un poco incómodo con el gran tamaño y alto perfil del personal de seguridad de las fuerzas armadas de Honduras asignado a él inmediatamente después de resultar electo presidente, y el relativo anonimato que disfrutó en Nueva Orleans fue un alivio  después de la presión de la campaña y el entorno político post-electoral.  Lobo apareció bronceado, descansado y dispuesto a asumir los múltiples desafíos que lo enfrentan.

------------------------------------------
Estado de tramitación del Acuerdo de Tegucigalpa-San José
------------------------------------------

3. (C) El embajador le a dijo Lobo que los Estados Unidos sigue plenamente comprometido con la plena aplicación de los acuerdos Tegucigalpa-San José, señalando que el gobierno de Estados Unidos consideraba el estado de implementación de los acuerdos como una brújula para el restablecimiento del orden democrático y constitucional en  Honduras.  Dijo que el gobierno de Estados Unidos apreciaba el  paralelo interés de Lobo en resolver la crisis política a raíz de Golpe de Estado junio  2009. El Embajador dijo que el tiempo se estaba agotando, y que el jefe del régimen de facto Micheletti debía tomar la  decisión de renunciar de inmediato para permitir la creación de un gobierno de unidad nacional antes de la toma de posesión del 27 de enero. Dijo que el gobierno de Estados Unidos entiende que en esta última etapa, un cambio completo en el gabinete no es posible, pero que la salida  de Micheletti mucho antes del día de la toma de posesión presidencial y su sustitución, al menos, por el Ministro  de Gobernación era necesario si Honduras quería atraer el  apoyo internacional para la investidura presidencial  y para la normalización de las relaciones con la administración Lobo.
4. (C) El embajador declaró que la insistencia en EE.UU.  en la salida de Micheletti fue el motivo de la visita del 5 a 6 de enero del Subsecretario Adjunto Craig Kelly de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental. Dijo que Washington no estaba dispuesto a considerar favorable que Micheletti  esperara hasta los últimos días antes de la  toma de posesión para hacerse a un lado, su salida a mediados de enero era necesaria a fin de dar Lobo el espacio necesario para construir algunos apoyos internacionales y la esperanza de la participación internacional en la toma de posesión. El Embajador explicó que Kelly ofrece incentivos positivos para  Micheletti y su equipo si se hacen a un lado, pero también les dejó en claro que si Micheletti continuaba metiendo la nariz con Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional,  habría consecuencias. Dijo que sería muy  difícil para Micheletti y sus partidarios conseguir de parte EE.UU. la restitución de sus visas, por ejemplo.
5. (C) Lobo respondió que estaba comprometido totalmente con  la plena aplicación del acuerdo y la dimisión inmediata de Micheletti a favor de un gobierno de unidad nacional. Él  dijo que - como el Embajador estaba al tanto, se había reunido con  Micheletti dos veces para presionar que se hiciera a un lado, y también había  hecho frecuentes declaraciones públicas en apoyo del acuerdo.  Lobo dijo que creía que Micheletti estaba buscando una salida, pero sus partidarios de línea dura estaban haciéndolo difícil para él.  Señaló Micheletti está aislado, y la línea dura constantemente le decía que era un gran héroe, amado por el público de Honduras por salvar la democracia - y que los estadounidenses no le restaurarían su visa, incluso si lo hacen dimitir ahora. Lobo agregó que apoya la visita de Kelly, y  confirmó que él y el ex presidente hondureño Ricardo Maduro informarán a Kelly del encuentro del 4 enero de Maduro con el ministro de relaciones exteriores salvadoreño  Martínez.  Lobo dijo que daría seguimiento a la visita de Kelly y que se reuniría con Micheletti de nuevo para presionarlo a que  renuncie inmediatamente.

---------------------------------
La transición y desarrollo de un Gabinete
---------------------------------

6. (C / NA) El embajador dijo que entendía que Lobo quería  enviar a sus asesores principales, en especial su equipo económico a Washington para consultas, pero teniendo en cuenta los esfuerzos actuales él pensaba que sería un mal momento (Ref. A). Señaló que de ambos lados del espectro político de EE.UU. estaban colocando la presión sobre la administración con respecto a Honduras.  Los demócratas en el Congreso había detenido la ayuda millonaria en dólares a Honduras. El Embajador Lobo sugirió esperar y ver cómo resultaría la visita de Kelly y Lobo estuvo de acuerdo.

7. (C) El Embajador elogió a Lobo por su compromiso con la creación de su gobierno de unidad nacional.  Dijo que sabía que Lobo había hecho ofertas a la dirección de los otros partidos políticos para participar en la nueva administración.  Lobo  confirmó que había ofrecido la posición del Ministro de Cultura al partido de centro-izquierda Innovación y  Unidad Social Demócrata (PINU), al candidato presidencial del Partido Bernard Martínez  y el Ministro de Trabajo al partido de  centro-derecha Demócracia Cristiana a su Candidato presidencial Felicito Avila, y ambos habían aceptado. Lobo dijo que había ofrecido también a los altos cargos a miembros del Partido Liberal, del equipo del candidato presidencial Elvin Santos, señaló que el propio Santos había declarado que no estaba preparado para tomar una posición el mismo en el próximo gobierno.
Lobo agregó que él había ofrecido un puesto en el gabinete al partido de centro izquierda, (y anti-golpe de Estado) Unificación Democrática, al candidato presidencial César Ham, pero no había recibido todavía una respuesta. Lobo -preguntó al Embajador por su ayuda para propiciar que Ham acepte un cargo en el gobierno, y señaló que estaba consciente que el embajador se había reunido con Ham en diciembre. (Nota: Ham se reunió con Embajador de diciembre de 17. Detalles informó Ref. C. Fin nota.)

8. (C) Lobo también buscó la ayuda del embajador en la búsqueda de un contrapeso al popular Oscar Alvarez, designado como ministro de Seguridad.  Lobo señaló que Alvarez, quien recibió el mayor número de votos que cualquier candidato al Congreso en las elecciones de noviembre 2009, era un "constructor de imperios", y por lo tanto Lobo quería encontrar una persona designada como viceministro que no fuera una "hombre de Alvarez" (Nota: Alvarez, quien fue Ministro de Seguridad en la administración Maduro, ya ha manifestado su intención de seleccionar a su ex viceministro Armando Caledonio.)  De acuerdo con la legislación hondureña, la posición de Vice Ministro  es designada por el Ministro, sujeto a la aprobación por el Presidente. Nota final.) Lobo destacó que la seguridad no era su área de experiencia, y que espera que el embajador pueda sugerir nombres de algunos candidatos calificados y limpios para la posición que  no estuvieran en deuda con Alvarez. Dijo que en materia fe hacer frente a la amenaza de la delincuencia transnacional y el tráfico, la soberanía no era un problema, y dio la bienvenida a los insumos EE.UU. El Embajador dijo que iba a consultar a su equipo de seguridad y aplicación de la ley en ese asunto.

-----------------
Comisión de la Verdad
-----------------

9. (C) Lobo estuvo de acuerdo con la sugerencia del Embajador de invitar a los miembros de la Comisión de Verificación de los acuerdos de Tegucigalpa-San José, la Secretaria del Trabajo Solís y el ex presidente Lagos de Chile a  visitar a Honduras en febrero y unirse a sus colegas Hondureños de la Comisión de Verificación en el lanzamiento de una comisión de la verdad. El Embajador destacó que una comisión de la verdad  sería un elemento fundamental en el logro de la reconciliación nacional, junto con un gobierno de unidad nacional.  Reconoció que no había un método molde para la formación o la realización de los trabajos de una comisión de la verdad post-conflicto, y que si bien había habido sin duda violaciones de los derechos humanos cometidos durante la crisis política que siguió al golpe de Estado del 28 de junio de 2009, Honduras no había visto los niveles de violencia como  otros países que habían formado comisiones de la verdad, como  Chile, Guatemala o Sudáfrica. Lobo estuvo de acuerdo con el Embajador que la comisión de la verdad debe ser un foro para todas las historias que rodearon la crisis política sin acusar a nadie, reconociendo que todas las partes de la clase política le había fallado a la sociedad hondureña en el colapso político de 2009.  Coincidieron en que lo que había tenido lugar fue un fracaso en el  liderazgo político del presidente José Manuel "Mel" Zelaya en los meses previos a junio de golpe de Estado, así como de Micheletti y de otras instituciones  que apoyaron el golpe de Estado.  Lobo señaló que si bien creía Zelaya había creado en gran medida el medio ambiente que llevó al golpe de Estado, también creía que lo que ocurrió en junio estuvo mal. Lobo dijo que  sentía que la Organización de Estados Americanos (OEA) tendría un papel natural que desempeñar en la formación y en el apoyo a la comisión de la verdad.

-----------------
Las Fuerzas Armadas
-----------------
10. (C) El Embajador dijo que otro elemento importante  para restablecer la confianza de la comunidad internacional en Honduras y la democracia hondureña que la nueva  administración demostrara claramente que las Fuerzas Armadas estaban bajo el control civil.  Dijo que las Fuerzas Armadas había dado un gran retroceso con su papel en el golpe, aunque para ser justos, habían sido las facciones políticas civiles de ambas partes que arrastraron a las Fuerzas Armadas en el conflicto político. El Embajador Lobo informó que debía tomar medidas para establecer en la comunidad internacional que las Fuerzas Armadas estaba bajo una gestión civil fuerte, y que para ello no sólo ayudaría a Honduras, sino también a las mismas Fuerzas Armadas a restaurar su imagen positiva a nivel internacional. Señaló que él había oído que Vázquez Velásquez estaba presionando fuertemente para ser nombrado Ministro de Defensa, y que esto sería visto muy negativamente por la comunidad internacional, dado el papel de Vásquez en el golpe.  El Embajador destacó que esto era una decisión de Lobo, pero que la selección de cualquier figura militar estrechamente asociada al golpe de Estado crearía un grave problema de imagen en la perspectiva internacional.
11. (C) Lobo reconoció que el manejo de las Fuerzas Armadas sería un reto fundamental para su administración.  Dijo que Vásquez estaba en su lista corta para el ministro de Defensa, y no se había planteado las implicaciones internacionales de este tipo de nombramiento, pero  vio el punto del Embajador con claridad.  Lobo dijo que no nombraría a Vásquez como su ministro de Defensa.  Señaló Vásquez estaba en la búsqueda de un "aterrizaje suave" en la arena político civil, pero que iba a animar a Vásquez que se mantuviera alejado del gobierno por un tiempo y volver a su perspectivas en seis meses o menos.
12. (C) Comentario: A pesar de mostrar una visión más clara de la graves desafíos sociales y económicos que enfrentaría, Lobo parecía relajado y confiado durante la reunión - una postura lejana al Lobo pre-electoral, que había llevado el estrés de la campaña en gran medida. Lobo también apuntó que "dos tercios de la cartera internacional de Honduras era Estados Unidos" y que estaba ansioso por reconstruir una relación fuerte con los Estados Unidos. Lobo ha mostradoque capta plenamente las implicaciones más amplias crisis política hondureña y está preparado para mostrar el tipo de liderazgo que ha faltado en las personas del Presidente Zelaya y del jefe del régimen de facto de Micheletti. Fin de los comentarios.
LLORENS

Traducción libre Voselsoberano
Fuente: Voselsoberano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada