domingo, 30 de enero de 2011

CIEN AÑOS DE REPUBLICA BANANERA MODELO

OFRANEH
Correo electrónico Imprimir PDF
"En la constitución de esta pequeña y marítima república bananera había una sección olvidada"
Kings and cabagges
O'Henry

De un burdel en Nueva Orleans al Palacio Presidencial en Tegucigalpa.
El 22 de diciembre del año de 1910, cuatro hombres seguidos por el Servicio Secreto de los Estados Unidos, en una aparente noche de juerga, entraron a un burdel en la ciudad de Nueva Orleans. Para ese entonces en ese puerto era vox populi el presunto levantamiento que se venía  tramando en contra del presidente de Honduras Miguel Davila, promovido por el General Manuel Bonilla - expresidente de Honduras - el que contaba como socio de aventura a Samuel Zemurray, reconocido negociante  importador de bananas.
El grupo de juerguistas en el burdel, además de Manuel Bonilla y su mentor Zemurray, estaba integrado por Lee Christmas, mercenario que había participado previamente en las refriegas constantes que solían darse en las repúblicas centroamericanas; y Guy "Machine Gun" Molony, un gigante de más de dos metros de estatura, veterano de la guerra de los Boer.
Los agentes a cargo de vigilar las actividades de los presuntos conspiradores, no se percataron cuando "los seguidos" se escabulleron del burdel de la Madame May Evans, en la Calle Basin, para embarcarse en el Hornet; barco adquirido con fondos de Zemurray, el que además dotó a Bonilla de un ejercito de mercenarios estadounidenses a mando de Lee Christmas y un abundante parque de armas.
En una reseña publicada por el New York Times, de fecha 24 de diciembre de 1910 (1), señala la partida del Hornet del Puerto de Nueva Orleans y sus "distinguidos"tripulantes armados hasta los dientes. Además de recalcar el New York Times como las líneas telefónicas entre Nueva Orleáns y el Puerto Eads - en la boca del Missippi - dejaron misteriosamente de funcionar, sin que hubiera la oportunidad de impedir que el Hornet remontara las aguas del río Misisipi y tomara rumbo hacia el Golfo de Honduras.
Miguel Dávila, J.P MORGAN y las Aduanas de Honduras
Las transacciones efectuadas por la administración de Manuel Davila con los Estados Unidos para renegociar la deuda externa del país, en su mayoría adquiridas por la construcción de un imaginario ferrocarril interoceánico, conllevó al acuerdo conocido como Paredes-Knox; en el cual el banquero J. P. Morgan concedió un empréstito para cubrir la deuda externa del país, al mismo tiempo que Honduras entregaba las aduanas a Morgan y así resarcir la deuda (2).
Zemurray intento en diversas ocasiones concertar con Morgan una serie de prerrogativas para sus inversiones en Honduras, sin lograr que el banquero accediera. Zemurray inmigrante judío originario de Bessarabia - parte del antiguo imperio ruso - no cejó en sus pretensiones y tomo el camino expedito de invadir el país. Previamente en el año 1910 compró 5 mil acres de tierra en el Río Cuyamel y temeroso de las severas implicaciones en materia de recaudación de impuestos que conllevaba el acuerdo Paredes-Knox, procedió a utilizar a Manuel Bonilla para lograr el objetivo de convertir la cuenca del río Cuyamel en su plantación bananera.
Para aquel entonces, la política del garrote y la zanahoria impuesta por Theodore Roosevelt a America Latina, había tenido sus frutos para el incipiente imperio, el que logró la apropiación de Panamá, siendo su política colonialista continuada por el Presidente William Taft, encargado de promover la "revolución conservadora" en Centroamérica, derrocando en Nicaragua el gobierno progresista de José Santos Zelaya.
De Repollos y Reyes
"En la constitución de esta pequeña y marítima república bananera había una sección olvidada", en esa frase incluida en la serie de cuentos publicados en el año de 1904 por el escritor norteamericano O'Henry con el nombre de Cabagges and Kings (Repollos y Reyes), acuño el termino de república bananera, con el que describió a los gobiernos serviles predispuestos a permitir la explotación agrícola basada en el sistema de plantación.
Siete años después de la impresión de los cuentos de O'Henry, Honduras se consagró como la república bananera modelo, siendo Sam Zemurray, conocido como Sam Banana Man, el padre de la República bananera hondureña actual, y artífice no sólo de la invasión a Honduras sino también del cruento golpe de estado del año de 1954 en contra del gobierno legitimo de Guatemala regido por Jacobo Arbenz. El presidente guatemalteco Arbnez procedió a expropiar parte de las tierras ociosas de la United Fruit Company, empresa de la que Zemurray se había apoderado en una especie de golpe a los accionistas en el año 1933, momento en que logró pasar a regir la junta de directores de dicha compañía (3).
Manuel Bonilla y los Mercenarios Lee Christmas y Machine Gun Molony
El Hornet arribo en la víspera del año nuevo a Roatan (4), esquivando el barco de guerra de Estados Unidos el Tacoma USS, apoderándose de la isla con su ejercito de casi un centenar de mercenarios equipados con las noveles ametralladoras. Para el 9 de enero de 1911 los mercenarios de Bonilla al mando del ex ingeniero ferroviario Lee Christmas lograron apoderarse de la ciudad de Trujillo. Ya para el 24 de enero se dio la cruenta batalla en La Ceiba, la que fue presenciada por la tripulación del Tacoma, sin que las tropas yankees intervinieran. La utilización de la pólvora seca y las ametralladoras Colt Model 1895. La "intrépida" intervención de Machine Gun Molony con su ametralladora, lograron sofocar la defensa a cargo del general Francisco Guerrero, el que murió al día siguiente como consecuencia de una herida de arma de fuego, recibida en fragor del combate (5) 
El armisticio del USS Tacoma y la abolición del impuesto al banano
Entre finales de febrero y principios de marzo se efectuaron las negociaciones en el barco Tacoma, el que se encontraba anclado en Puerto Cortes, con el propósito de lograr un armisticio. El partidario de Bonilla, Francisco Bertrand fue designado como presidente provisional de Honduras. Posteriormente Bonilla ascendió por segunda ocasión al poder en febrero de 1912, falleciendo en marzo del 1913.
Uno de los mayores logros de Zemurray fue haber obtenido la abolición del impuesto al banano, además de concesiones de tierra que engrosaron las que ya poseía en la cuenca del río Cuyamel. El mercenario Lee Christmas se convirtió en en jefe de las fuerzas armadas del General Bonilla.
El legado de la Republica bananera, la Patria Boba y la Ciudad Modelo
El legado político de Manuel Bonilla a Honduras radica en la creación del Partido Nacional - que de nacionalista poco o nada ha tenido - el cual se jacta de ser el heredero del hombre que selló la entrega de Honduras a las transnacionales bananeras. Ratificando así, la condición de pseudo colonia, maldición que hasta la fecha acompaña a la plantación llamada Honduras.
Los regímenes encargados de administrar la plantación, han sido en su casi totalidad dependientes de los mandatos del Departamento de Estado, encontrándonos atados a los vaivenes de los intereses económicos de las multinacionales estadounidenses.
El siglo XX sumió al país en una especie de caricatura de la democracia a la gringa, sumergidos en la libertad de mercado y en los condicionamientos impuestos por el imperio hasta el punto de haberse conocido el país con el moquete de U.S.S Honduras .
El concepto de nación e identidad quedaron sumergidos en la patria boba. Más allá de los permanentes rituales de poder, medallas de bronce y estatuas apócrifas, sólo ha quedado la enorme pesadilla de las violaciones a los derechos humanos.
Capítulos enteros han sido borrados de la memoria  histórica del pueblo hondureño. Existe un complot para que la identidad nacional gire alrededor de la selección nacional de fútbol y de las distorsiones creadas por los medios de comunicación propiedad de la elite golpista. Mientras el Padre de la Patria,  Francisco Morazán permanece secuestrado por los chafas (militares) al mismo tiempo que su ideario ha sido soterrado en la letrina del COHEP (Consejo Hondureño de la Empresa Privada)
Ratificando el modelo de república bananera, el Congreso Nacional en fecha reciente legisló sobre la modalidad de entrega de la soberanía del país a través de la Ciudad Modelo (charter city), siendo los "honorables" diputados una vez más los encargados de diluir  el concepto de estado, confirmado lo dicho por Zemurrray: "en Honduras es más barato comprar un diputado que una mula".
Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

La Ceiba, Atlántida, 25 de enero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada