lunes, 31 de enero de 2011

Fidel denuncia “maquiavelismo” de EE.UU. en Egipto

 Por Iroel Sanchez
Obama en Egipto, el 4 de junio de 2009
Obama en Egipto, el 4 de junio de 2009
El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro,  ha denunciado el maquiavelismo de Estados Unidos en relación con Egipto, consistente “en que mientras suministraba armas al gobierno egipcio, la USAID suministraba fondos a la oposición”. Fidel se pregunta: “¿Podrá Estados Unidos detener la ola revolucionaria que sacude al Tercer Mundo?”
El centro de sus Reflexiones –basadas en un artículo del importante ecologista norteamericano Lester R. Brown- es la urgente necesidad de enfrentar la crisis alimentaria y el cambio climático que se abaten sobre el planeta, pero no deja al margen los actuales sucesos en el mundo árabe y Haití y la actuación norteamericana ante ellos. En el espacio final de su artículo, titulado  La grave crisis alimentaria, Fidel aborda los actuales sucesos en Túnez, Egipto y Haití, y denuncia la hipocresía norteamericana ante ellos:
Obama no tiene forma de administrar la olla de grillos que han creado. Hace unos días se derrumbó el gobierno de Túnez, donde Estados Unidos había impuesto el neoliberalismo y estaba feliz de su proeza política. La palabra democracia había desparecido del escenario. Es increíble como ahora, cuando el pueblo explotado derrama su sangre y asalta las tiendas, Washington expresa su felicidad por el derrumbe. Nadie ignora que Estados Unidos convirtió a Egipto en su aliado principal dentro del mundo árabe. Un gran portaaviones y un submarino nuclear, escoltados por naves de guerra norteamericanas e israelitas, cruzaron por el Canal de Suez hacia el Golfo Pérsico hace varios meses, sin que la prensa internacional tuviera acceso a lo que allí ocurría. Fue el país árabe que más suministros de armamentos recibió. Millones de jóvenes egipcios padecen el desempleo y la escasez de alimentos provocada en la economía mundial, y Washington afirma que los apoya. Su maquiavelismo consiste en que mientras suministraba armas al gobierno egipcio, la USAID suministraba fondos a la oposición. ¿Podrá Estados Unidos detener la ola revolucionaria que sacude al Tercer Mundo?
“La famosa reunión de Davos que acaba de concluir se convirtió en una Torre de Babel, y los estados europeos más ricos encabezados por Alemania, Gran Bretaña y Francia, solo coinciden en sus desacuerdos con Estados Unidos.
“Pero no hay que inquietarse en lo más mínimo; la Secretaria de Estado prometió una vez más que Estados Unidos ayudaría a la reconstrucción de Haití.”
Artículos relacionados:
Fuente: La pupíla imsomne

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada