jueves, 2 de mayo de 2013

Organizaciones hacen un nudo contra el “bozal” a hondureños

 

 
 
 
Tegucigalpa, Honduras
Los sectores populares que participaron en la marcha conmemorativa del Día Internacional de los Trabajadores repudiaron el anteproyecto de reformas a la Ley Marco de las Telecomunicaciones,  conocida como “ley mordaza”,  porque es como ponerle un bozal al pueblo que tiene derecho a ser informado.
Las protestas en contra del anteproyecto del Poder Ejecutivo, fueron elevadas en la marcha por obreros de diferentes organizaciones y militantes del Partido Libertad y Refundación (LIBRE). El anteproyecto continúa en un proceso de socialización en cuatro mesas de trabajo en el Congreso Nacional, de donde el martes anterior se retiró el Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) porque para ese organismo 10 personas quieren decidir por todos los hondureños.
“Hoy es propicio para reiterarle al pueblo hondureño que estamos en contra de la ley mordaza, estamos en contra de cualquier límite que se le quiera poner a la libertad de expresión, estamos en contra de cualquier traspiés u obstáculo que se le quiera poner a la libertad de prensa”, gritaron los manifestantes. Según el dirigente magisterial, Edwin Oliva, si una persona reclama un derecho hay que callarla (…), y eso no puede continuar en este país.
“Nosotros tenemos programas radiales en las organizaciones magisteriales, tenemos programas televisivos, ahí nos llaman y nos dicen: “los vamos a reprimir, los vamos a perseguir, les vamos a cancelar las licencias, les vamos a cancelar la personería jurídica, solo porque le hablamos con la verdad al pueblo”, señaló Oliva.
MORDAZA
Para el dirigente y candidato a diputado por el partido LIBRE, Rasel Tomé, con la reforma a la ley,  el candidato del Partido Nacional y presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, quiere ponerle mordaza a los medios de comunicación, a los periodista, a los directores, a los dueños de medios y a todos aquellos que “elevamos nuestra voz a favor del pueblo”. Por su lado, el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), Miguel Aguilar, expuso que la libertad de expresión debe ser garantizada porque es el canal, el medio que el pueblo tiene para poder expresarse.
El dirigente señaló que la idea que lanzó el gobierno es la democratización de los medios, pero hay que ver si detrás de ese concepto se le quiere poner un trapo en la boca a los periodistas. Si eso es así, indicó Aguilar, ningún gobierno, ninguna organización debe poner un bozal en la boca a ningún periodista bajo una ley o norma.
COMANDO MAYA
Un periódico digital editado por el periodista Frank Mejía se sumó a las organizaciones que están en contra de la ley mordaza, leyendo un comunicado en el mitin programado por las organizaciones obreras en el Parque Central.

Fuente: Tiempo.hn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada