jueves, 2 de mayo de 2013

Marchas masivas del 1 de mayo en Centroamérica, incluyen protestas contra Obama

Las celebraciones del Día Internacional del Trabajador en Centroamérica estuvieron marcadas por diferentes reclamos de gremios y grupos ciudadanos, desde la demanda de mayor seguridad en Guatemala, hasta el rechazo a la visita del presidente estadounidense Barack Obama en Costa Rica.
En San José, uno de los temas que resaltaron fue el repudio a la visita de Obama, quien estará en el país el viernes y sábado próximos, lo que provocó amagos de disturbios en las afueras del Congreso.
Un grupo de jóvenes radicales, que se autodenominan "anarcos", hicieron un plantón frente al edificio del Congreso, donde este miércoles se elegían los puestos del directorio legislativo, gritando y enarbolando cartelones con leyendas contra el mandatario estadounidense.
"Obama, premio nobel de la guerra", "Obama: este no es su patio trasero", "Fuera presidente yankee", decían algunas de las mantas.
El pequeño grupo, una treintena de jóvenes, se aisló de la marcha de trabajadores y acabó enfrentándose a la Policía, que rápidamente controló la situación.
Sin embargo, los miles de manifestantes que reclamaban reivindicaciones laborales y protestaban contra la corrupción y la mala administración estatal, continuaron su marcha por algunas de las principales calles de San José.
Albino Vargas, secretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) calificó la celebración como "un 1 de mayo de lujo".
"Esta marcha revitalizó el movimiento sindical y nos da nuevos bríos para seguir abogando por atajar en Costa Rica el crecimiento de la desigualdad", apuntó Vargas.
En El Salvador más de 100.000 personas tomaron parte en dos actos distintos, uno para rechazar un proyecto de ley que busca incrementar impuestos y otro para apoyar al partido gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda).
Uno de los grupos se concentró en el rechazo al proyecto denominado Ley de la Función Pública que, entre otros aspectos, propone un aumento de 3 puntos porcentuales del impuesto al valor agregado, de 13 a 16%.
El coordinador de la Asociación de Empleados Públicos y Municipales (AGEPYM), William Huezo, calificó este proyecto de "lesivo" y aseguró que es una imposición del Fondo Monetario Internacional (FMI).
En el centro histórico de la capital guatemalteca, miles de trabajadores caminaron para demandar un alto a la inseguridad, a la explotación minera y a los ataques contra sindicalistas.
Procedentes de todas partes del país, sus consignas también denunciaban el genocidio del que se acusa al ex dictador Efraín Ríos Montt (1982-83) y su jefe de inteligencia militar, Mauricio Rodríguez, que desde hace un mes enfrentan un juicio por la masacre de 1.700 indígenas mayas ixiles.
El secretario de la Central General de Trabajadores de Guatemala, José Pinzón, estimó que participaron unas 5.000 personas de 250 agrupaciones.
En sus pancartas, los trabajadores pedían seguridad, en un país donde son asesinadas en promedio 16 personas cada día.
En Honduras, la marcha del 1 de mayo fue protagonizada por los seguidores el Partido Libertad y Refundación (Libre) del ex presidente Manuel Zelaya, depuesto en junio de 2009 por un golpe militar.
La concentración, en la que participaron unas 20.000 personas, fue apoyada por las principales centrales obreras que en una proclama demandaron la "refundación del Estado", la "desmilitarización de la sociedad" y la "sustitución del modelo neoliberal por un modelo social al servicio de la mayoría".
En Panamá, miles de trabajadores se manifestaron por las principales calles de la capital, en una marcha que transcurrió sin incidentes.
"No a la venta del patrimonio del pueblo", "auge económico para qué si el pueblo esa plata no la ve", fueron algunas de las pancartas que se pudieron ver en una manifestación en que fueron constantes las consignas, algunas a ritmo de reggaetón, contra el gobierno de Ricardo Martinelli.
Los principales reclamos de los sindicatos, que marcharon unidos, hacían referencia al alto costo de la vida, a la libertad sindical (varios sindicalistas enfrentan diversos procesos judiciales), la corrupción y las privatizaciones.
En Nicaragua los actos protocolarios se realizaron el martes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada