martes, 7 de mayo de 2013

Pobladores y pobladoras de Agalteca demandan respeto a la compañía minera Five Star Mining

Marvin Palacios

E-mailPrintPDF
Cerro El imán Agalteca


 Pobladores de Agalteca, municipio de Cedros, Francisco Morazán, levantan sus voces para demandar del actual gobierno que exija a la Compañía Five Star Mining que extrae óxido de hierro y otros metales del cerro El Imán, que cumpla con acuerdos firmados y que respete los derechos humanos de la comunidad que ha estado expuesta en los últimos años a la contaminación sónica y ambiental.

Un miembro de la Cooperativa Agropecuaria Unión y Esfuerzo aseguró que ellos le compraron tierras al Banco Central para sembrar, pero que la compañía italiana Five Star Mining utiliza el terreno como paso de centenares de rastras cargadas de óxido de hierro y otros metales, con destino al puerto Henecán en el pacífico hondureño, para luego enviarlos a China el principal comprador de hierro a nivel mundial.

Son 33 familias las que integran la Cooperativa Unión y Esfuerzo, que han visto truncados sus proyectos agropecuarios a raíz de ios abusos que comete la empresa Five Star Mining. Sus integrantes le piden al actual gobierno que no arruine sus vidas, porque son pobres, tenían un proyecto de peces que no pudieron llevarlo a cabo por la contaminación de las aguas de los ríos.

Por otra parte el 21 de julio 2011, Las fuerzas vivas de Agalteca, representantes de la municipalidad de Cedros y de la Empresa Five Star Mining firmaron un acuerdo en el que la compañía minera se comprometía a la construcción de una carretera alternativa entre Santa Clara y Agaltequita, así como la rehabilitación del tramo barrio La Lomita con un aporte de 4 millones 960 mil lempiras pagado en mano de obra. Por parte de Five Star Mining firmó Arnaldo Maccini.

Las obras nunca se realizaron después de casi una década de operaciones de la compañía minera en Agalteca, municipio de Cedros, Francisco Morazán.

Don Remigio es un residente de la zona y reveló que por las noches no duerme por el ruido que producen las poderosas máquinas que devastan el cerro El Imán. “Mire nosotros llevamos una vida de perros, sin beber agua, sin lavar, pero gracias a Dios conseguimos un proyectito de agua, que por los momentos nos sirve para tomar agua”.
Una rastra transporta óxido de hierro
“Yo no duermo en las noches, por ese ruido wui…wui…wui…pi..pi..pi..pi… nosotros ya no soportamos ese ruido…pi..pi..pi..pí…todas las noches y mucha gente dice que ya nos van a enterrar….ya no lo soportamos…”, exclamó don Remigio.

El anciano expresó que no tiene miedo de denunciar estas cosas, porque “ya estamos viejos para tener miedo, vamos a taponar el paso, no queremos que sigan pasando las rastras por el pueblo, porque ponen en peligro la vida de los niños”.

Yo maldigo la mina a cielo abierto, nosotros vivimos abajo y el agua no sirve para nada, ni para lavar la ropa, echa un tufo, cuando llueve echa colores, yo tengo 30 años de vivir aquí, antes el agua era clara y ahora parece pomada, se quejó don Remigio.

Un vecino que profesa la fe católica expresó que” nunca hemos tenido el privilegio que el cardenal (Oscar Andrés Rodríguez) venga a la iglesia de Agalteca, pero vino al cerro el cardenal Rodríguez, nunca ha venido a Agalteca, pero sí estuvo en el cerro bendiciendo la explotación y vino en un momento a la comunidad a la inauguración de una casa enorme que le hicieron a un cura, donde también se invirtieron solo en la inauguración 71 mil lempiras que invirtió el patronato para el festejo, y estuvieron gente de la compañía, gente de Italia, el cardenal y sus aleros”.

La mina almacena enormes cantidades de agua

Un poblador de Agalteca que pidió no ser identificado y que trabaja desde hace varios años en la empresa minera reveló que su trabajo le ha producido una migraña que en ocasiones le causa depresión, ya que a diario salen de la mina 300 rastras con material metálico. Los trabajos no se detienen y se trabaja las 24 horas del día, acotó.

El informante dijo que dos vecinos perdieron la vida por el stress y la angustia que les provocaron las actividades de la mina, “porque estos señores no quieren respetar los derechos que tenemos como agaltequeños”.

El obrero de la mina sostuvo que la Five Star Mining ha construido grandes instalaciones y adquirió en los últimos meses equipo de alta tecnología, para instalarla en una planta con un valor estimado de 6 millones de euros, para la clasificación del material que se extrae.

“Hay grandes pilas, y los técnicos pasan pendientes de la planta recién instalada de donde se extraen materiales que salen con tierra negra y que cuidan celosamente”, comentó.

Añadió que también existe un gran almacenamiento de agua, hay contenedores que guardan hasta 50 mil galones y carros tanques que disparan chorros de agua permanentemente.

El obrero criticó que la empresa no haya contratado a más pobladores de Agalteca para que trabajen en el proyecto, sino que trae los operarios de otra parte, al igual que las compañías encargadas de acarrear y transportar los metales; “porque si nosotros estamos recibiendo perjuicios, deberíamos también recibir beneficios para la comunidad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario