viernes, 9 de marzo de 2012

08 de Marzo: Lucha, Derechos, Poder y Libertad

Cada 08 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, cuyos orígenes se remontan en la Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en la cuidad de Copenhague en agosto de 1910. La propuesta fue introducida en dicha conferencia, por la alemana Luise Zietz, apoyada por Clara Zetkin, ambas militantes del Partido Socialdemócrata de Alemania, el principal objetivo era promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio femenino.
La propuesta fue aprobada por unanimidad por más de 100 mujeres presentes en la conferencia y procedentes de 17 países.

El 19 de marzo de 1911 se celebra por primera vez el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en las ciudades de Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, haciendo uso de la decisión tomada en Copenhague. Este día más de un millón de personas exigieron para las mujeres el derecho al sufragio, al trabajo, a la formación profesional, a ocupar cargos públicos y a la no discriminación laboral; casi una semana después en la cuidad de Nueva York, el 25 de marzo de ese mismo año, mueren en un trágico incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist, más de 140 mujeres trabajadoras, en su mayoría inmigrantes, como consecuencia de las pésimas condiciones laborales en las que se encontraban, este suceso tuvo repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, así como en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer.

Fue hasta 1914 en el marco de la primera guerra mundial donde Alemania, Rusia y Suecia conmemoran de manera oficial el 08 de marzo como Día Internacional de la Mujer, en el resto de Europa la mujeres realizaron manifestaciones en torno a esta fecha para protestar en contra de la guerra y solidarizarse con las demás mujeres.

En 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

101 años después del inicio de esta lucha, en Honduras la pobreza, la violencia y la corrupción, nos alejan de una verdadera emancipación femenina, sometiéndonos a desigualdades que nos colocan lejos de lograr un verdadero desarrollo íntegro como personas.

Por la sola condición de género, se levanta probablemente la más grande y extendida barrera para superar dichas desigualdades. Las mujeres constituimos el 51.4% de la población total, el 52.1% de las personas en edad de trabajar, realizamos el 94% del trabajo doméstico reproductivo que sostiene las unidades familiares en todo el país, representamos el 33.7% de la población económicamente activa, aportamos el 51.2% del trabajo mercantil y no mercantil, y estamos a cargo de uno de cada cuatro hogares a nivel nacional, mientras recibimos en promedio un ingreso equivalente al 42% del que obtienen los hombres, teniendo de esta forma un limitado acceso a la propiedad y control de los recursos económicos y productivos.

Vivimos la herencia de un golpe de estado donde desde el 28 de junio los femicidios y la violaciones sexuales en contra de las mujeres han venido incrementando.

Solamente entre 2011 y lo que va del 2012, han sido asesinadas más de 500 mujeres, en su mayoría jóvenes entre 15 y 34 años, de estos crímenes únicamente el 2% han sido esclarecidos, el resto continúa en la impunidad promovida por este régimen de facto.

Ocupando menos del 10% de las diputaciones en el Congreso Nacional, las mujeres hondureñas carecemos de verdaderas representantes de nuestros intereses, desde ahí se aprueban leyes que atropellan y violan nuestros derechos, la iglesia por otro lado oprime con sus creencias nuestra libertad a decidir sobre la sexualidad, reproducción familiar y la concepción, violando de esta manera el Articulo 77 de nuestra Constitución Nacional que declara a Honduras como un estado laico.

Hoy 101 años después, esta lucha retoma su sentido desde las trincheras del partido LIBRE, en donde las mujeres somos reconocidas por nuestras capacidades y donde nuestros derechos son respetados y vigilados, nos acercamos al empoderamiento político femenino, hombres y mujeres de la mano nos encaminamos hacia la libertad y refundación de nuestro país, juntos y juntas seremos constructores y constructoras de esa nueva sociedad, una sociedad en donde las mujeres podamos celebrar este día como verdaderas mujeres LIBRES!


Luna Gevawer
Secretaría de Formación Política e Ideológica
Organización Política Los Necios
FRP-LIBRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada