jueves, 8 de septiembre de 2011

FNRP: ¡Emo Vive, la lucha sigue!

Las mujeres y los hombres que formamos parte del Frente Nacional de Resistencia Popular sentimos un profundo dolor por la muerte de nuestro compañero Mahadeo Roopchands Sadloo Sadloo, conocido por todos y todas como Emo.
Nuestro entrañable compañero, fue asesinado por varios hombres que llegaron a su lugar de trabajo, dispararon armas de fuego y escaparon cobardemente.
Emo se hizo conocido por su entrega total a la causa revolucionaria del pueblo hondureño; desde el mismo día del golpe de Estado, estuvo en cada movilización, actividad organizativa, evento cultural o asamblea realizada por la Resistencia hondureña. Nadie fue más constante.
Su solidaridad permanente con las personas que lo rodeaban le ganó un enorme cariño del pueblo. Emo sabía ser un amigo sincero y siempre estuvo presto a ayudar.
También era reconocida su lealtad al Coordinador General, Manuel Zelaya Rosales, a quien acompañó en su cautiverio en la embajada de Brasil, soportando allí y muchas otras ocasiones, golpes, gaseadas y la represión permanente de la policía, el ejército y los paramilitares al servicio de quienes dieron el golpe de Estado.

Denunciamos que este nuevo acto de terror es un crimen político con el que se intenta desmovilizar y desmoralizar al Frente Nacional de Resistencia Popular. Responsabilizamos a la oligarquía y a las fuerzas represivas del Estado y exigimos que se esclarezca y se castigue a los autores materiales e intelectuales.
Calculan mal los que piensan que con violencia podrán detener el camino a la transformación social que recorre el pueblo hondureño. El ejemplo dejado por los compañeros caídos es el mayor aliciente para continuar la lucha hasta derrotar esta oligarquía criminal y corrupta.
Extendemos nuestro más sincero pésame a sus familiares.
Nuestro hermano Emo, se queda en nosotros y en la lucha para siempre.

¡Sangre de mártires, semilla de libetad!
¡Resistimos y Venceremos!
Frente Nacional de Resistencia Popular
7 de septiembre de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada