martes, 27 de diciembre de 2011

Honduras: En el Aguán nace el Niño Jesus en medio de la represion

Por M.i.o. Aguán

El observatorio internacional permanente de derechos humanos en el Aguan denuncia nuevamente el clima de represión que prevalece en la región del Aguán, costa norte de Honduras.

En la región no hay tregua para implementar la represión, operativos militares ininterrumpidos contra la comunidad de Rigores y los asentamientos campesinos de la Marañones en la margen izquierda del río aguan, más un incremento de guardias de seguridad transitando en patrullas de la policía nacional preventiva, en comandos del ejército Hondureño y en vehículos particulares sin placa por las carreteras del valle.

En los últimos días se han detenido a por lo menos cinco campesinos de diferentes organizaciones aún cuando han demostrado legalidad en sus actos han luchado desde los operadores de justicia para enviarlos a la cárcel.

Igual que se detuvo al alcalde municipal de Bonito Oriental y a varios ciudadanos de diferentes sectores sociales tan solo con afán de demostrar que los Comandos Xatruch si están haciendo algo y ante el fracaso militar de la "Operación Tumbador", que hasta hoy no ha encontrado ni los guerrilleros que aseguraban habían en el Aguán, ni el armamento poderoso que se aseguraba los campesinos tenían en su poder.

El último campesino detenido el 22 de diciembre 2011 en horas de la tarde, Feliciano Castellanos no encontraban en que municipio juzgarlo, primero lo trasladaron a Tocoa, luego lo llevaron a Bonito Oriental y finalmente lo llevaron a Trujillo en este mismo departamento donde ni siquiera esperaron que transcurrieran las 24 horas para indagar al detenido para presentarlo a juzgado.

Desde inicios del mes de noviembre del año en curso, los campesinos de Rigores han denunciado que el empresario Miguel Facussé, construye en la parte superior de sus comunidades y tierras un canal con el que pretende desviar un brazo muy fuerte del río aguan denominado río Juaniquilapa, lo que les afectaría en el futuro por quedar expuestos a inundaciones en el futuro, hecho que nadie ha tomado en cuenta a pesar de las experiencias que ya existen en la zona sobre ese tipo de situaciones.

Hoy 24 de diciembre en horas de la mañana, el campesino Juan José Peralta, presidente de la empresa Luz y Esperanza del movimiento nacional recuperación Rigores, detenido por la policía muy recientemente, fue objeto de un atentado para terminar con su vida mientras se desplazaba con su familia un vehículo se le fue sobre su carro con la intención de tirarlo hacia el río Rigores sobre el que circulaban en ese momento en la salida de la comunidad de Rigores hacia el municipio de Sonaguera.

Juan José quedó golpeado y tuvo que ser hospitalizado. A la mayor parte de los dirigentes campesinos de la margen izquierda y derecha no se les está permitido por los sicarios salir a comprar su comida como en el caso a Juan José.

Otra versión que los sicarios y guardias han hecho circular es que la resistencia y los campesinos vamos a llorar sus muertos en navidad y año nuevo, mientras que para la comunidad nueva vida del movimiento campesino de Rigores persiste la amenaza de ser desalojada en los próximos días.

Hoy que los niños del mundo juegan libremente, en este pedazo de tierra nuestros niños y niñas están encerraditos pendientes del momento en que su asentamiento pueda ser atacado o el momento en que puedan ser desalojados y tirados a la calle.

Hoy en cualquiera de los asentamientos nacerá el niño Jesús, mañana mismo será perseguido junto a sus padres para sacarlo de la tierra donde nació, pero ese acto depende también de tu solidaridad con el Aguan.

Aquí no hay feliz navidad en medio del clima de represión y terror, pero persiste y se resiste con la esperanza que habrá un mañana mejor.

Nuestros mayores deseos porque la Nochebuena sea portadora de pan y agua para las miles de familias de Honduras y del mundo que hoy no tendrán nada en su mesa y les pueda restablecer la paz de su existencia a pesar de las enormes dificultades que genera el vivir en la pobreza y la miseria.

Porque la próxima Nochebuena sea en realidad buena para todos y todas. Porque la justicia abarque también a los descalzos. Porque el sentimiento de amor de la navidad llegue hasta tu corazón solidario...y nos convierta en mejores seres humanos.
Tocoa Colon 24 de diciembre 2011.

Wilfredo Paz

Vocero del observatorio permanente internacional de derechos humanos del Aguan, costa norte de Honduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada