lunes, 3 de octubre de 2011

Manuel Zelaya bautiza nuevo partido Libertad y Refundación en Honduras

El ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, bautizó este domingo en ese país centroamericano el nuevo partido político Libertad y Refundación; una organización independiente que reunirá las fuerzas del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) para participar en las próximas elecciones presidenciales, pautadas para noviembre del 2013.

El subcoordinador del FNRP, Juan Barahona, explicó en una rueda de prensa en Tegucigalpa (capital) que la determinación para este nuevo nombre fue tomada en una reunión realizada este domingo en Siguatepeque, en el departamento central de Comayagua, por la coordinación y la comisión política del movimiento.

Aunque aún no se ha dicho la fecha para la inscripción de Fuerza y Refundación ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE); los miembros reiteraron ante los medios locales que la organización “tendrá presencia en los próximos comicios presidenciales”.

Libertad y Refundación es el tercer nombre que se le pone al partido de la resistencia hondureña, que no pudo inscribirse ante el TSE con su identificación del FNRP debido a que otro grupo político, vinculado a la misma organización, lo había hecho con un nombre similar.

Por normas constitucionales, el TSE no acepta que hayan partidos con nombres similares, lo que ha obligado al grupo a cambiar de nombre.

En junio pasado, el FNRP, en una asamblea nacional celebrada en Tegucigalpa, aprobó a iniciativa del nombre de Frente Amplio de Resistencia Popular (FARP), pero este también coincidía con el Frente Amplio Político Electoral en Resistencia (Faper) y por ende la solicitud fue negada.

En la reunión de este domingo, el ex presidente Zelaya, quien volvió a su país el pasado mayo tras dos años de exilio, recordó que la voluntad del movimiento es representar a la mayoría del pueblo y trabajar por su bienestar.

El FNRP surgió tras el golpe de Estado a Zelaya, el 28 de junio de 2009 y desde sus inicios, reunió sectores de distintas ideologías para trabajar en conjunto por el bien común de la nación centroamericana.

A través de esta organización, conformada por diferentes sectores sociales, se denunció y combatió a la dictadura cívico-militar encabezada por el empresario Roberto Micheletti.

En la actualidad, el FNRP está representado en toda Honduras y, pese a que el gobierno del presidente Porfirio Lobo argumenta que la represión política en el país es algo del pasado, la agrupación sigue siendo víctima de la persecución y el asesinato de sus militantes.

La Resistencia Popular se perfila como uno de los principales contendientes en las elecciones de 2013, principalmente porque reivindica una postura latinoamericanista, de soberanía nacional y de cambios políticos y sociales en uno de los países más castigados por la pobreza y violencia de América Latina.
Fuente: teleSUR- AVN- Efe- La Tribuna/ lp - FC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada