viernes, 9 de septiembre de 2011

“La muerte de ‘Emo’ busca detener la transformación del país; este es un crimen político": Ex presidente Manuel Zelaya

Redacción Central / EL LIBERTADOR
Tegucigalpa. "El crimen contra ‘Emo’ es de lesa humanidad y vamos a buscar mecanismos jurídicos y de presión para que el Estado de Honduras entienda que no puede seguir haciendo caso omiso a estos asesinatos que se dan todos los días en el país, porque hoy es 'Emo', pero luego podemos ser nosotros", ha dicho el ex presidente Manuel Zelaya.
Mahadeo Roopchands Sadloo conocido por el pueblo en resistencia como “Emo”, llegó al país procedente de India en la década de 1970 y se aferró a Honduras como su patria hasta naturalizarse hondureño, por eso desde el golpe de Estado contra el Presidente Zelaya, el 28 de junio de 2009, se convirtió en figura emblemática de “La Resistencia”. “’Emo’ era símbolo de rebeldía”, dijo anoche Zelaya en la vela del difunto.
“Emo” se unió a la protesta social en contra del golpismo de manera destacada y sobresalía por alzar la voz, su ropa distintiva de clores chillantes, pañoleta roja en la cabeza y la bandera rojo y negro del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP); participaba en toda movilización popular arengando con su infaltable grito de lucha: “El pueblo unido jamás será vencido”.
“Emo” fue acribillado a balazos ayer a eso de las 2:30 de la tarde por un hombre que llegó al negocio de venta de llantas del que era propietario, y sin mediar palabra le disparó cuatro veces en el tórax y un balazo en la cabeza. Fue llevado de inmediato al Hospital Escuela donde lo declararon muerto.
Zelaya que es Coordinador General del Frente Nacional de Resistencia dijo: "Esto no puede quedar así, no podemos guardar silencio ante este crimen, ni ante lo que vendrá después".
El asesinato de “Emo” –enfatizó- es una agresión contra los miembros del FNRP y advirtió que los asesinos deben saber que ellos tienen maneras de defenderse, "aunque no violentamente".- Consideró el asesinato de "Emo" como un "crimen político" perpetrado por gente opuesta a cambios profundos a favor de la mayoría de hondureños.
“Hay un sector que tiene miedo a que los hondureños se organicen en contra de la opresión que han sufrido desde hace siglos y que el pueblo se emancipe por sí mismo”, afirmó el ex mandatario.
Zelaya considera el asesinato de “Emo” como "declaración de guerra" a él, a los seguidores asesinato del Frente Nacional de Resistencia Popular.
"Esta es una declaración de guerra hacia nosotros", dijo Zelaya a los periodistas en Tegucigalpa, además de advertir de que la muerte de Sadloo "no va a quedar oculta" y de que exigirá al presidente hondureño, Porfirio Lobo, y al ministro de Seguridad, Oscar Álvarez, que se investigue el crimen.
Zelaya explicó que el asesinato de Sadloo es un crimen político que supone "una guerra en contra de la Resistencia" y contra quienes se han opuesto al golpe de Estado que él sufrió en junio de 2009 y que, "por lo que se ve, nadie la puede detener".
Con relación al Poder Judicial hondureño fue directo, considera que es un fracaso y lo responsabiliza de llevar al país al caos promoviendo la guerra contra los grupos disidentes.- "Nosotros somos pacíficos, pero también la paciencia de las personas se está terminando, porque hay una indignación sumamente fuerte". La comisión política del FNRP tomará decisiones para determinar acciones tras la ejecución de “Emo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada