martes, 1 de marzo de 2011

Unidos para romper los cercos de la oligarquía

http://resistenciahonduras.net/images/stories/asamblea%20fnrp%2027-2%201.jpg

Concluye gran asamblea nacional del FNRP
Por Giorgio Trucchi
Más de 1,500 delegados de todo el país se reunieron durante dos días en Tegucigalpa para analizar y discutir el futuro del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP). Pese a la campaña mediática orquestada por los medios corporativos de comunicación y a la estrategia impulsada por las oligarquías nacionales e internacionales para dividir, la Resistencia logró afianzar su proyecto de unidad en la diversidad.
Para hacer un primer balance de los resultados de la Asamblea, la Lista Informativa “Nicaragua y más” conversó con Carlos H. Reyes, miembro del Comité Ejecutivo provisional del FNRP.
¿Cuáles han sido los resultados más importantes de esta Asamblea del FNRP?
Hubo mucho debate y participación de la gente. Un país como Honduras supo debatir un tema que a nivel mundial está tomando mucho auge, es decir quién es el soberano. ¿Es el pueblo o la oligarquía, las transnacionales y el imperio?
En nuestra asamblea se ha ratificado la voluntad de autoconvocarnos a una Asamblea Nacional Constituyente, con un propósito no solamente de hacer una nueva Constitución desde el pueblo, sino también para organizar, movilizar y politizar a la gente.
También se debatió el tema de si participar o no a las próximas elecciones. ¿Cuáles fueron las conclusiones?
Decidimos que para participar en un proceso electoral debemos pasar primero por la instalación de la Asamblea Constituyente, hacer una nueva ley electoral, lograr el retorno de Manuel Zelaya y de todos las y los exiliados, y desmontar el aparato golpista.
Además, consideramos que la propuesta de constituir un Frente Amplio podía desembocar en una estructura paralela, que podía conducir a la división del Frente y de las instancias sociales y políticas que lo integran. En este sentido fue importante la carta enviada por el coordinador del FNRP, Manuel Zelaya, remarcando el hecho de que, en este momento, no existen las condiciones necesarias para ir a una contienda electoral.
Finalmente, tomamos una serie de decisiones que tienen que ver con fuertes movilizaciones para contrarrestar las medidas antipopulares adoptadas por el gobierno. Aquí sigue habiendo resistencia al golpismo.
¿Cuál es el rumbo que está tomando el FNRP después de veinte meses de su conformación?
Estamos estabilizando la estructura de la organización. Fueron nombrados 150 delegados que dentro de dos semanas se reunirán para elegir el Comité de Conducción y el Político. Además, estamos ratificando que en Honduras el soberano es el pueblo y estamos saliendo de esta experiencia más unidos y fortalecidos.
Había temor de que esta asamblea podía desembocar en una división interna. Hasta los medios corporativos de comunicación comenzaron a celebrar esta posibilidad. ¿Cómo sale el FNRP después de dos días de debate?
Desde un principio dijimos que todo esto es parte de un proceso. Va a continuar un debate profundo sobre distintos temas y vamos a seguir desestabilizando al gobierno, y preparándonos para instalar una Asamblea Constituyente autoconvocada y para futuras luchas.
Crees que el resultado que se ha logrado en estos dos días sea también una respuesta contundente ante las maniobras de la oligarquía nacional y del imperio?
También analizamos ese tema. Las elecciones pasadas fueron un instrumento para blanquear el golpe de Estado y con el proceso electoral del 2013 quieren hacer borrón y cuenta nueva de ese crimen.
Aceptar la idea de conformar un Frente Amplio para participar en estas elecciones significaba seguir el plan del imperio. Por el contrario, el mensaje de nuestra asamblea es que continúa la resistencia contra el golpe y es un fracaso para el imperio y la oligarquía nacional.
¿Cuáles son los pasos concretos para los próximos meses?
Vamos a elegir los nuevos Comités. Vamos a estudiar la fecha para un nuevo paro cívico nacional y se van a conformar comisiones para nuevas acciones a realizar, porque hay serios problemas en todo el país.
Aquí no solamente ha habido un golpe y una ruptura del orden constitucional, sino que tenemos un Estado fallido. La situación es muy difícil y para el 28 de junio, segundo aniversario del golpe de Estado, vamos a arrancar el proceso que nos va a conducir a la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, porque una idea que captura las mentes de la gente se convierte en una fuerza material.

Fuente: Los Necios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada